Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un festival que se escribe en checo

Comenzó el encuentro de cine más importante de Europa oriental

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 04 de julio de 2016
0

KARLOVY VARY (República Checa).- Los fuegos artificiales y la ovación de la multitud señalaron el fin de la fiesta pasada la medianoche. Pero, en rigor, fue sólo el comienzo: así culminó la ceremonia inaugural de la 51a edición del Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, el encuentro cinematográfico más distintivo y tradicional de Europa oriental y uno de los más prestigiosos del mundo, que todos los años convoca a lo más selecto del cine y a una verdadera marea humana de cinéfilos checos.

Como norma, el festival da comienzo con un número musical temático, un clip oficial, una película y un premio a la trayectoria. Luego de Hellen Mirren, John Travolta, Mel Gibson y Richard Gere (que recibieron el Globo de Cristal a la trayectoria en las últimas ediciones), este año el festival depositó el bello premio con forma de una escultura de mujer que sostiene una bola del más puro cristal de Bohemia en manos de Willem Dafoe: "Muchísimas gracias, estoy muy contento de estar aquí", dijo el artista con actitud tan emocionada cómo tímida, para luego agregar: "Me siento muy orgulloso de que mi contribución sea tan valorada, mi confirmación es tener esto".

En rigor, del último lustro de célebres premiados Dafoe fue el que menos efusivo se mostró con el público y pisó el escenario tan sólo un minuto. Como contrapartida, aún se recuerda el paso de John Travolta, quien se tomó selfies con sus fans, o la presencia de Richard Gere, que presentó en la edición anterior del festival la proyección de Mujer bonita como un auténtico rockstar.

Dentro de la rutina de la ceremonia de apertura, antes de recibir el lauro entregado por el presidente del festival -un famoso actor local, Ji?í Barto?ka-, la proyección de un clip había resumido los grandes momentos de la trayectoria de Dafoe con películas clave como aquellas que le brindaron sendas nominaciones al Oscar (Pelotón y La sombra del vampiro), la labor de prestigio en La última tentación de Cristo, Mississippi en llamas o Nacido el 4 de julio y también aquella de contornos más comerciales, como su Duende Verde para la saga de Spiderman.

Aunque no deja del todo Hollywood, el actor pasa más tiempo en Italia, por su unión con la actriz y directora Giada Colagrande, y quizás por eso haya elegido, entre los que se proyectan en su tributo, que su labor en Pasolini, de Abel Ferrara, sea la película elegida para presentarse nuevamente ante el público, que ocurrirá luego del cierre de esta edición.

En la gala también se presentó el clip oficial del Festival que protagoniza el veterano Zdenek Sverák, inolvidable para todo el mundo luego de Kolya, que dirigió su hijo Jan, y le dio a la República Checa su último premio Oscar hace dos décadas exactas. Fue mejor el corto institucional que la película de apertura, la fallida Anthropoid, que, con dirección de Sean Ellis y un elenco estelar que encabezan Jamie Dornan, Toby Jones y Anna Geislerová, versiona el atentado que partisanos checos realizaron contra el nazi Reynhard Heydrich, conocido como el "carnicero de Praga", y que significó un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial.

Dentro de la nutrida programación se destaca lo último de Pedro Almodóvar, Woody Allen, Marco Bellocchio, Denis Côté, Xavier Dolan, Bruno Dumont, Guy Maddin, Brillante Mendoza, Cristian Mungiu, Helena Trestíková y Petr Zelenka, y ya se encuentran con actividades programadas Ulrich Tukur, Isaki Lacuesta, Emma Suárez, Sergi López, Jean Reno y Catalin Mitulescu, entre otros.

¿Para qué sirve un premio?

El corto muestra a un premiado con su Globo de Cristal y la gravitación que esa distinción ha tenido en su vida. En cortos anteriores, en una serie que cuando menos se extiende desde hace una década, se podía ver a Jude Law utilizando una parte para su Rolls Royce; a un premio que -sobrenaturalmente- no quiere permanecer en la caja a la que lo destina Hellen Mirren o a Milos Forman que lo usa para triturar los remedios que debe tomar. Aquí Sverák busca inspiración para un nuevo proyecto, pero su esposa exige que se dedique a limpiar la casa. Pasará la aspiradora, aunque se dedicará a limpiar con puntilloso detalle las partes pudendas de esa desnuda mujer en bronce.

Pero eso no fue lo más osado; en la ceremonia inaugural una coreografía de bellas bailarinas unía los orígenes del cine con el principio del verano checo y un homenaje a Eadweard Muybridge, cuyos experimentos en cronofotografía hacia 1872 antecedieron y dieron base para el desarrollo del cine. En su serie de fotografías en movimiento es famosa su labor "Caballo en movimiento" y también su célebre imagen de una mujer desnuda bajando de una escalera: un caballo con su jinete cruzaron el imponente escenario del Thermal, sede central de este encuentro, en tanto una mujer desnuda descendió de una escalera, recreando así la célebre secuencia de hace mucho más de un siglo.

Competencia y homenaje

La Argentina estará representada aquí por dos títulos: Oscuro animal, coproducción con la firma del colombiano Felipe Guerrero, estará en la sección paralela Otra Mirada, mientras que en la competitiva de documentales se encuentra Solar, de Manuel Abramovich, quien con su cortometraje La Reina había obtenido ya una mención especial del jurado en la misma sección, pero en 2014.

Dentro de la Selección Oficial compuesta por doce títulos se destacan las premières mundiales de Babamin Kanatlari, del turco Kivanç Sezer; Ernelláék Farkaséknál, del macedonio Szabolcs Hajdu; Fale, del polaco Grzegorz Zariczny; Nocno zivijenje, coproducción entre Macedonia, Eslovenia, Bosnia y Herzegovina con la firma de Damjan Kozole; Ucitelka, del checo Jan Hrebejk; We're Still Together, del canadiense Jesse Klein, y títulos provenientes de Rumania, Italia, Alemania, España y Rusia, como Le confessioni de Roberto Andó, con el protagónico de Toni Servillo y Daniel Auteuil, el único film que tiene hasta la fecha estreno confirmado en nuestro país.

Pero si hay algo singular en esta selección en competencia es la première mundial de Vlk z Královských Vinohrad (The Wolf from Royal Vineyard Street), con la firma del recientemente fallecido Jan Nemec. El director, junto a Milos Forman y Jirí Menzel, fue uno de los nombres fundamentales del cine checo de los años 60 y murió el pasado 18 de marzo, a los 79 años, en Praga. Autor de dos películas fundamentales de la nueva ola checa, como Diamantes en la noche y La fiesta y los invitados (vistas en la Argentina en el cine Cosmos), en este film, suerte de memorias testamentarias del creador, introduce a través de un álter ego las disputas políticas y sociales que significaron el fin de la Primavera de Praga en 1968 y su posterior exilio en Estados Unidos donde, de joven promesa del dorado cine checo de los 60 pasó a filmar bodas para sobrevivir. Nemec no pudo ver terminada la película, que fue rodada en parte en la pasada edición de este festival y que se convierte en un homenaje a quien fue uno de esos nombres que convirtieron a Karlovy Vary en un festival de leyenda.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas