Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Recuerdos: aquel bigote flojo sigue atormentando a Macri

Lunes 04 de julio de 2016
0

En el emblemático edificio de la 9 de Julio, que comparte con su par de Desarrollo Social, Carolina Stanley, el ministro de Salud, Jorge Lemus, tiene en sus manos un preciado tesoro, de esos que a cualquier periodista le gustaría husmear. "Está escribiendo y por terminar un libro: Bestiario de la salud nacional", contaron cerca del ministro, que se ganó la total confianza del hoy presidente Mauricio Macri allá por noviembre de 2010, cuando lo auxilió, en la noche de su casamiento con Juliana Awada, para sacarse de encima el bigote postizo que se tragó mientras intentaba emular a Freddy Mercury. "Entre los capítulos más interesantes de ese libro está sin dudas todo lo que pasó esa noche", contó otro confidente cercano al ministro. "Fue un momento muy traumático, él la pasó muy mal y nosotros no sabíamos qué hacer", contó uno de los testigos del episodio, que el Presidente recuerda prácticamente cada vez que ve a su ministro de Salud. Después de aquel percance, Macri no volvió a ponerse la capa, la corona y los bigotes de la voz de Queen. No sea cuestión de repetir el mal paso.

Obsequios: Vera repartió rosarios por orden del Papa

En el reciente viaje de Francisco a Armenia, el legislador porteño Gustavo Vera hizo gala de los lazos de cercanía y confianza que lo vinculan con el pontífice argentino. Durante una de las celebraciones, el jefe de seguridad del Papa, Domenico Giani, se acercó a la delegación argentina y le transmitió a Vera un mensaje del propio Francisco. "Dice el Santo Padre que se encargue de esto", le dijo, y le dio en mano dos cajas llenas de rosarios para repartir entre los visitantes de nuestro país. Hacían fila para recibir los rosarios que tenían la bendición de Francisco el presidente del Banco Nación, Carlos Melconian; el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj; el empresario Eduardo Eurnekian, y el subjefe de la Policía Metropolitana, Ricardo Pedace, entre otros.

Un testigo de la escena contó a LA NACION que como el fundador de La Alameda no daba abasto con las cajas, se acercó a ayudarlo en la tarea el ex embajador argentino ante la Santa Sede y actual diputado en el Parlasur Eduardo Valdés. Los afortunados ya no tienen nada que envidiarle a Milagro Sala.

Seguridad: Bullrich le aclaró a Parrilli que ya no están en la Rosada

Luego de unos pocos segundos de conversación, la ministra Patricia Bullrich decidió aclarar rápido las posiciones con su atrevido interlocutor. "Escuchame, ustedes no son más gobierno", fue el freno verbal de la encargada de Seguridad frente a los insólitos pedidos de Oscar Parrilli. El ex secretario general de la Presidencia y ex jefe de espías exigía quedar prácticamente a cargo en Aeroparque del operativo de protección de la ex presidenta Cristina Kirchner. "No quiero policía ni a la PSA ahí, con los militantes nos hacemos cargo", fue el mensaje escuchado por Bullrich. La conversación subió de tono. "De ninguna manera, ni sueñen con que van a decidir qué pasa en un aeropuerto. La seguridad la decidiremos nosotros y será la adecuada", informó la ministra al ex funcionario. Parrilli escoltó a Cristina Kirchner, pero tuvo que resignarse a caminar entre filas de agentes de la PSA.

Magia: Atanasof se casó de nuevo y se esfumaron los relojes

La tercera es la vencida. Con esa premisa, el ex jefe de Gabinete Alfredo Atanasof celebró anteayer su tercer casamiento, en esta oportunidad con la funcionaria de la Sigen Lucrecia Vanni. La fiesta, en Lo de Aberg Cobo, en Las Heras al 1700, tuvo mucha política. Y hubo relojes y sacos que desaparecieron por arte de magia. No pensar mal: el campeón mundial de magia Adrián Guerra arrancó carcajadas cuando devolvió esos objetos de valor a los invitados. Nadie había advertido el despojo. El dato político fue que Rogelio Frigerio, ministro del Interior y Obras Públicas, participó de la cena con unos 300 invitados, muchos de ellos peronistas como Atanasof, que allí se enteraron de la buena relación del ministro con el jefe de Gabinete del gobierno de Eduardo Duhalde. Una infección de oído impidió al ex presidente concurrir.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas