Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los constructores, entre los temores y un nuevo régimen

El Gobierno impulsa una ley para transparentar los contratos de un sector bajo sospecha

SEGUIR
LA NACION
Lunes 04 de julio de 2016
0

Fue una romería que funcionó en torno a la obra pública. Funcionarios, no todos, y constructores, no todos, festejaron poco más de 10 años de gloria. Pero la cosa cambió y ahora todos están en pleno debate, una suerte de introspección forzada para acomodarse a una nueva etapa.

Hay revisión profunda de lo que pasó. No es para menos, decenas de constructoras están a tiro de juez con sus contabilidades forzadas a más no poder para poder justificar gastos que nunca hicieron, pero que tuvieron que devolver. Los pagos de la obra pública sirvieron para todos los destinos.

De la mano de los retornos que se pagaron durante años, las compañías constructoras dejaron sus huellas. Sucede que, para poder pagar los retornos que se les pedían, solían recurrir a las más variadas argucias contables para poder justificar los desembolsos en efectivo.

Foto: LA NACION / Fabián Marelli

La primera receta que se utilizó fue la utilización de facturas truchas. De la mano de comprobantes de empresas que existían sólo para facturar se pagaron millones en la Argentina de los últimos años. Este esquema, además, sirvió para varios otros fines. Por caso, los constructores, las empresas de servicios públicos y algún que otro banco financiaron algún que otro gusto del Gobierno, como por ejemplo el retorno de Jorge "el Roña" Castro al boxeo en el Luna Park, después de un accidente que casi le costó la vida. Todos los organismos públicos usaban el método. Las recomendaciones iban y venían. No son pocos los que refieren un estudio de contadores que, paradójicamente, era proveedor de varias empresas que construían pequeñas obras en Aguas y Saneamiento, la empresa de agua potable y cloacas que maneja el sindicato que encabeza José Luis Lingeri.

Pero aquel esquema crujió cuando el juez en lo Penal Económico Javier López Biscayart inició una investigación por las usinas de facturas truchas que alimentaban el circuito de retornos.

Fueron momentos de zozobra, Un constructor confesaba que aquel proceso, al menos por un tiempo, modificó la manera de hacer las cosas. Entonces el método de facturas truchas se cambió por sacar dinero de caja. El problema que trajo aparejado es que la plata que está allí tributa impuestos, ya que se considera disponible. Técnicamente no está gastada como la que se justifica con las facturas. La consecuencia fue que muchos constructores tributaban por dinero en caja que había pagado a sus benefactores oficiales.

Entonces, con los años y la desconfianza, varias empresas se especializaron. Llegaron, entonces, las sociedades propias, con actividad real, que sobrefacturaban a las compañías madre.

Los funcionarios del Ministerio de Planificación Federal exigían y entonces hacían la vista en algunos rubros. Así fue como, bajo la sombra de las empresas madre, florecieron grandes proveedores de servicios. Los movimientos de suelo, los rellenos y varios otros subrubros que conviven en la construcción se empezaron a ver con fuerza entre los gastos de los constructores, en especial en el mundo vial. Así se generaron gastos, con facturas igualmente truchas como aquellas, pero expedidas por empresas de servicios propias que eran más confiables para los pagadores.

Pero habrá cambios y nuevas herramientas, tanto para la contratación como para los pagos. En principio, el presidente Mauricio Macri encargó la confección de una ley de transparencia para la obra pública. El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y Ricardo Delgado, subsecretario de Coordinación de Obras, son los que llevaron adelante la iniciativa.

"Hay que volver a ser muy cuidadosos en cómo se paga la obra pública, pues hemos encontrado muchos problemas. En los últimos 12 años algunas obras se pagaron casi en su totalidad y el avance físico es de 10%. Tenemos que terminar con esta asociación de obra pública y corrupción", dijo Frigerio.

El proyecto de ley, en principio, se aplicará a licitaciones nacionales, provinciales y municipales. Establece que los pliegos de las licitaciones se publicarán en Internet y que todos los actos administrativos del expediente serán publicados en línea, así como que toda la información presentada por las partes será pública.

"Luego del tremendo estado de situación heredado y del episodio [del ex secretario de Obras Públicas, José] López, decidimos ir a fondo con un cambio de modelo de gestión de la obra pública. Transparente, con más competencia, reglas de juego estables y empresas mejor calificadas, todo a la luz del día, para que pueda hacerse desarrollarse el plan más ambicioso de inversión en infraestructura de los últimos 50 años", afirmó Delgado.

El proyecto de ley establece que para la adjudicación de una obra se deberá establecer un presupuesto oficial detallado. Luego se intentará cambiar un esquema que primó durante décadas en la Argentina. Siempre se debió adjudicar la obra a la oferta más barata. Ahora, si se adjudica por fuera del promedio del presupuesto, deberá haber un conforme de la autoridad superior para certificar que la desviación no se debió a la cartelización.

Rafecas no descarta una nueva citación

"Seguimos investigando el caso López y no descartamos la posibilidad de llamarlo nuevamente a indagatoria en caso de que aparezcan nuevos bienes", afirmó ayer el juez Daniel Rafecas en el programa radial Directo al hueso. Rafecas procesó a López por enriquecimiento ilícito.

Respecto de la desestimación de la denuncia de Alberto Nisman contra Cristina Kirchner por presunto encubrimiento, Rafecas también aclaró que "en caso de que aparezcan nuevas pruebas, se podría reabrir la causa".

"Nunca sufrí presiones del gobierno anterior, salvo en el caso del ex ministro de Economía y ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou; en una conferencia de prensa públicamente me cuestionó a mí y al fiscal (Esteban) Righi. Hace 30 años que estoy en tribunales y todos saben que soy un juez independiente".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas