Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fórmula 1: Hamilton y Rosberg, rivales irreconciliables

Las carreras de la Fórmula 1, en Austria, y el Súper TC2000, en Oberá, tuvieron definiciones que realimentaron las polémicas; Hamilton salió airoso del duelo con Rosberg; la puja entre Urcera y Canapino le allanó el éxito a Llaver

SEGUIR
LA NACION
Lunes 04 de julio de 2016
0

El poderío de Mercedes en el Mundial de Fórmula 1 apenas tiene discusión, pero la escudería alemana encierra en sus entrañas a su mayor amenaza. El Gran Premio de Austria, en Spielberg, 9na fecha del calendario, ofreció un nuevo capítulo de la rivalidad irreconciliable entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg, protagonistas de una maniobra que provocó el éxtasis del público, que ya había tenido su cuota de adrenalina cuando a Sebastian Vettel (Ferrari), que lideraba la carrera, le explotó el neumático trasero derecho cuando circulaba por la recta principal, a 300 kilómetros por hora, en el giro 27. Superado el susto, hubo que esperar hasta la última vuelta para que se aceleraran los corazones, con un dramático desenlace entre los dominadores de la temporada: el campeón británico, que no desea ceder el trono, y el aspirante alemán, que pretende defender su condición de puntero del Campeonato de Pilotos.

Como suele suceder en estas maniobras en donde se corren los límites, hay vencedores y vencidos. Hamilton, que arrastraba un mejor ritmo, con neumáticos duros y sanos, atacó en la Curva 1, por afuera, a Rosberg, que encabezaba la nómina. El alemán perdió la serenidad, no quiso ceder y llevó a su compañero hasta más allá de los márgenes de la pista, una acción que terminó costándole el puesto, el alerón delantero, dos posiciones y 13 puntos. A la vista del mundo, la pareja quedó enmarañada en una nueva polémica.

El jefe deportivo de Mercedes, Toto Wolff, que en diciembre pasado anunció que la puja entre los pilotos sería mayor, ayer golpeó con rabia la mesa de control en el box cuando vio la repetición de la colisión, lo que arruinaba el nuevo 1-2 de la escudería. "No le dejó suficiente espacio. Es realmente una pena, no debería suceder", se quejó amargamente, culpó a Rosberg y anticipó una charla para no llegar a una crisis. A su lado, Niki Lauda, jefe del consejo de vigilancia, entregó un diagnóstico parecido: "Nico intentó evitar el adelantamiento, pero con unos frenos que ya no funcionaban, por eso la culpa es principalmente suya".

El gesto triunfal de Hamilton, un piloto agresivo en la pista
El gesto triunfal de Hamilton, un piloto agresivo en la pista. Foto: Reuters

"Yo corría por afuera, se cerró y se estrelló conmigo. No fui yo el que chocó", se defendió Hamilton, que lamentó los abucheos de la gente en la ceremonia de premiación, donde compartió podio con Max Verstappen (Red Bull) y Kimi Raikkonen (Ferrari); así, sumó su tercer éxito en el año, el 46to en su historial. "Frené un poco largo para defender la posición, él provocó el choque. Es una pena perder una carrera que estaba seguro de ganar", fue la explicación de Rosberg.

Spielberg se suma al historial de incidentes entre Hamilton y Rosberg, que incluye los Grandes Premios de Mónaco 2014, Hungría 2014, Bélgica 2014, Estados Unidos 2015, España 2016 y Canadá 2016. Difícil pensar que en Asutria se haya escrito el último capítulo.

11

puntos le lleva Rosberg (153) a Hamilton, 1° y 2° del Mundial de Pilotos; el próximo fin de semana, el Gran Premio de Silverstone.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas