Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Macri celebró el gesto del Papa: "Ya no habrá más intermediarios"

Se mostró satisfecho por las declaraciones de Francisco a LA NACION; "tenemos una relación seria", afirmó

SEGUIR
LA NACION
Lunes 04 de julio de 2016
El Presidente ayer, en declaraciones a la prensa en Bruselas
El Presidente ayer, en declaraciones a la prensa en Bruselas. Foto: Presidencia
0

BRUSELAS.- Con una sonrisa pícara se bajó del Mercedes-Benz negro brilloso que lo trajo del aeropuerto de esta ciudad y enfiló derecho hacia el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, parado en la puerta del hotel, con una campera verde flúo. "¡Qué te pusiste!", le dijo, antes de darle un abrazo, como si hubiera pensado la broma apenas lo vio a través de la ventanilla. Después de saludar al resto de la comitiva, dio media vuelta y se arrimó a la vereda para hablar con los pocos periodistas que lo esperaban. Tenía motivos para celebrar, ajenos a su viaje.

"Me alegra que se ratifique lo que vengo diciendo, que tengo una relación seria, de años, con el Papa, de cuando era el obispo de la ciudad de Buenos Aires. Hemos trabajado mucho juntos y espero que pueda seguir yo colaborando con lo que él está haciendo", dijo el Presidente, sobre la frase que le dedicó Francisco para desmentir que existiera una pelea entre ellos. "No tengo ningún problema con Macri. Es una persona noble", había dicho el Papa, en una entrevista exclusiva con LA NACION.

Las declaraciones del Pontífice impactaron en el ánimo de toda la comitiva, que ayer llegó desde París tras el encuentro con el presidente Francois Hollande. La canciller Susana Malcorra y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, sonrieron como chicos cuando debieron apretujarse con el resto de los funcionarios en una combi que los llevó a cenar a Lola, restaurante especializado en comida belga. También fueron el Presidente, Schiaretti y Hugo Passalacqua, el gobernador de Misiones, otro de los opositores invitados a sumarse a la comitiva.

Las palabras del Papa alegraron en especial a Macri, ya entusiasmado por su intensa gira europea. Son la señal más favorable que le envía Francisco desde el 10 de diciembre, todo un giro en una relación que había estado marcada, al menos en apariencia, por la distancia y los cortocircuitos.

El Presidente llegó con su esposa, Juliana Awada, y con su vocero, Iván Pavlovsky. Si bien siempre negó que existiera un problema entre él y Francisco, ayer reconoció que las palabras del Pontífice van a contribuir a mejorar el vínculo. "Va a servir para que no haya más intermediarios que van y hablan por cuenta y orden del Papa, cuando realmente no lo hacen", apuntó, sin dar nombres, en uno de los ingresos del hotel Amigo. Es el hotel boutique de lujo en el que se hospeda Macri, en el centro histórico de la ciudad.

Esa misma advertencia, que nadie está autorizado a hablar por él, se encargó de aclarar Francisco, en el diálogo con LA NACION. "No hay más voceros, en la Argentina ni en ningún otro país, que los voceros oficiales del Papa. ¿Es necesario repetirlo? Lo repito entonces: la oficina de prensa del Vaticano es el único vocero del Papa."

Casi con las mismas palabras que el Presidente, otros integrantes de la comitiva coincidieron en que las declaraciones de Francisco servirán para "limpiar" la relación. "Es muy bueno. Va a sacar el ruido y todas las malas interpretaciones del medio", dijo un funcionario.

No son pocos los dirigentes muy cercanos a Francisco que suelen ser vistos como sus voceros y que acostumbran lanzar duras críticas contra Macri, el principal el legislador porteño Gustavo Vera. El Gobierno atribuye también a esos malentendidos el episodio de la frustrada donación de 16 millones de pesos a Scholas Occurrentes, la fundación global de escuelas que impulsa el Pontífice.

También en la vereda, antes de subirse a la combi, aguardaba Malcorra, una de las funcionarias más elogiadas por el Papa. "No sé cómo hizo una ingeniera electrónica para tener semejante cintura política", le dedicó Francisco. A la espera de que el protocolo le diera la indicación para abordar la camioneta, ella se sonrió cuando alguien le recordó la frase: "¡Lo impresioné!", bromeó.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas