Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Matías Almeyda y su visión de la selección: "No hay que esperar todo de Messi"

El ex entrenador de River pide aprovechar al mejor del mundo; dirigir al seleccionado, una ilusión

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 06 de julio de 2016
0

A Almeyda se le enciman los pensamientos y se le atropellan las palabras cuando los temas son Lionel Messi y el seleccionado. Son dos disparadores para mostrar un desencanto con otra realidad de la Argentina-país, que luego se refleja en el fútbol. Igual, no hay panorama desalentador que le quite la ilusión de dirigir algún día al seleccionado.

-¿Qué conclusión te dejó lo de la Argentina en la Copa América?

-Volvió a cumplir el objetivo de llegar a la final, aunque lamentablemente falló otra vez en los penales. A todos nos hubiera gustado una vuelta olímpica como una recompensa al trabajo, pero bueno, por algo pasan las cosas. Es una lástima.

-Se habla mucho de los 23 años sin títulos. Vos formaste parte de esa generación del seleccionado que no pudo ser campeón. ¿Creés que es un peso, cómo lo ves?

-No, creo que no. Siempre que analizo lo del seleccionado pregunto: ¿qué estilo de juego tiene? Y no hay una respuesta. Sigue habiendo un menottismo y un bilardismo. Por ejemplo, veo a Alemania en la Eurocopa y sé a qué juega, qué estructura y organización tiene. Italia lo mismo, España lo mismo. La Argentina triunfó en el 78 jugando de una manera y en el 86 de otra. Y siempre favorecido por uno o dos jugadores que se destacaban. Si miramos en profundidad, ¿pudimos alguna vez armar un proyecto y que la selección tenga un patrón de juego? ¿O siempre vamos a estar esperando que uno o dos jugadores nos traigan las copas? Ya no se gana más así. Se gana con estilos y proyectos definidos. La Argentina tiene todo para hacerlo, pero hasta que no cambie esa mentalidad, seguiremos dependiendo de ganar cómo sea.

-¿No le ves un estilo a este seleccionado? Una vez dijiste que deseabas que Martino impusiera su modelo de Newell's.

-Sí, lo deseaba con todo el corazón. El Tata prioriza el buen trato de la pelota. Creo que la Argentina tiene que llenarse la boca diciendo que juega bien al fútbol, que no somos dependientes de uno o dos jugadores. Hay que aprovechar al mejor del mundo, a Messi, dentro de un sistema. Y no esperar que haga todo él, pobre. Porque después le recaemos a una sola persona. Y son 23 los que están. Ahora, esos 23 tienen que jugar a algo. Si bien el estilo se pareció al que impuso en Newell's, no se mostró bien definido.

-¿Como seguís la crisis de la AFA?

-La Argentina tiene que barajar y dar nuevo. No pueden ser todos los problemas que hay, la falta de seriedad, mostrando al mundo una tremenda desorganización. No se sabe qué equipo irá a los Juegos Olímpicos. Es la Argentina, uno de los mejores fútbol del mundo. Hace falta ser creíble desde algún lugar. El día que los Sub 15 tengan la proyección de poder llegar a la selección mayor, como era antiguamente, jugando con un determinado estilo, la Argentina va a volver a ser una potencia mundial.

-En tu época al menos había una autoridad reconocible en Julio Grondona.

-Se involucionó mucho. Mira lo que te voy a decir: al chiquito Ortega (Emanuel, ex jugador de San Martín de Burzaco) yo lo entrené en Banfield. Se muere porque se pega la cabeza contra un paredón y se sigue jugando. Entonces, ¿dónde están los que defienden a los jugadores? Si arriba está todo mal, abajo también. ¿Qué podemos pedir? Si estamos viendo videos con políticos que se quedaron con dinero público, ¿qué pretendemos, que la AFA esté bien?, ¿ganar títulos para acallar la realidad de un país? El fútbol es un reflejo de la sociedad.

-En este contexto, ¿no te sorprende la renuncia de Messi?

-Si te ponés a analizar, todos los partidos que Messi jugó para el seleccionado lo hizo bien. Hace un año dije que el día que Messi se vaya se iban a arrepentir todos. Hay mucha crítica destructiva. El que larga veneno por la boca no va a cambiar si Messi gana un título. ¿Por qué tanta maldad, por qué tanta bronca y odio? ¿Queremos eso para nuestro país? ¿Cómo se puede hablar tanto de un ser humano, de Messi en este caso, y menos de la corrupción que hubo en tantos años? Me llama poderosamente la atención. Porque a mis hijas yo no le quiero dejar nada más que un Messi ganador. Les quiero dejar un país en el que puedan crecer y realizarse, donde todos tengan una vida digna. Y donde Messi sólo tenga que jugar a la pelota y no ser la distracción de un país.

-¿Entre tus objetivos a largo plazo está dirigir al seleccionado?

-¡Siempre, cómo que no! Como jugador peleaba para llegar a la selección. Hoy, como entrenador, hago todo para poder dirigirla algún día. Amo a mi país y me gusta defender mi bandera con alma y vida a través de un deporte.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas