Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las necesidades de Boca le reabren la puerta a Tobio

El cuerpo técnico esperará al lesionado Insaurralde, pero no quiere dar ventajas; Vergini y Junior Benítez, cerca

SEGUIR
LA NACION
Lunes 04 de julio de 2016
0

Los indicios que dieron los Barros Schelotto en los últimos entrenamientos de Boca dejan en claro que ya tienen en mente quiénes serán los titulares el próximo jueves, cuando el equipo de la Ribera visite a Independiente del Valle, en Quito, por la semifinal de ida de la Copa Libertadores.

Sin embargo, en una etapa en la que cada determinación es fundamental para no cometer errores y, al mismo tiempo, cada error puede costar una eliminación, parece acertado que el cuerpo técnico haya decidido mantener a Fernando Tobio en la lista de buena fe del torneo.

La alarma que encendió Juan Manuel Insaurralde el último jueves, cuando sufrió una lumbalgia en el partido ante Güemes, por la Copa Argentina, sumada a la aún no concretada incorporación de Santiago Vergini, obliga a los Barros Schelotto a no descuidar la zona defensiva. Y aunque sus frases no cayeron bien ("El club no me hizo sentir importante", dijo), las necesidades y las urgencias del plantel se imponen. Aún cuando el zaguero debería volver a Palmeiras, de Brasil, el 19 de julio y, en caso de que Boca avance, se perdería la final.

Los Barros Schelotto intentan evitar sobresaltos
Los Barros Schelotto intentan evitar sobresaltos. Foto: BOCA

Por otro lado, además de la altura que encontrará en Quito (2850 metros sobre el nivel del mar), a la que intentará contrarrestar sus efectos llegando a esa ciudad lo más cerca posible de la hora del partido, Boca deberá combatir en las próximas horas a otro enemigo silencioso: la ansiedad.

Entre la emotiva definición por penales ante Nacional, la noche en la que Orion se vistió de héroe e hizo latir fuerte a la Bombonera, y el primer choque con Independiente del Valle, previsto para las 19.45 (las 21.45 de la Argentina), habrán pasado 49 días. El calendario desactivó la efervescencia copera.

Quien más aprovechó este lapso casi sin competencia (apenas una victoria amistosa frente a Olimpia y la goleada sin equivalencias contra Güemes, de Santiago del Estero) fue el cuerpo técnico conducido por los mellizos Barros Schelotto. No sólo para conducir su primera pretemporada al frente del equipo, sino también para sumar refuerzos en el plantel. Dos de ellos, Fernando Zuqui y Darío Benedetto jugarán desde el inicio en Quito.

Por otra parte, Vergini finalmente firmaría su contrato hoy. El ex jugador de Newell's aceptó las condiciones que Boca le impuso en las últimas horas, luego de que en la revisión médica del viernes le detectaran un alto riesgo de rotura del tendón de Aquiles derecho. El nuevo vínculo es por un tiempo menor y por objetivos, además de estar sujeto a que el futbolista no quede inactivo por esa lesión.

De la lista de buena fe que Boca debe presentar hoy ante la Conmebol saldrán Erbes, Rolín, Osvaldo, Benegas y Moreno. Sus lugares serán ocupados por Magallán (o Vergini), Zuqui, Benedetto, Castellani y Walter Bou (o Junior Benítez, que también está muy cerca de sumarse).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas