Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Riachuelo: se renuevan las expectativas favorables

Martes 05 de julio de 2016
0

La historia del Riachuelo está integrada de promesas y anuncios que, finalmente, se desvanecieron en una penosa cadena de frustraciones que se han venido reiterando desde los albores de nuestra república hasta nuestros días.

Las causas que han tornado imperioso emprender las obras de saneamiento se relacionan prioritariamente con los graves riesgos para la salud que se generan a medida que corren los años. Por otra parte, los problemas por encarar implican una labor compleja y costosa que ha de emprender la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar).

El plan por ejecutarse alude a tres realizaciones fundamentales: 1º) el saneamiento del Dock Sur; 2º) la construcción del colector cloacal de la margen porteña; 3º) el control estricto de las industrias radicadas en el área.

Ese plan es el que ordenó la justicia federal, organismo al cual la Corte Suprema le fijó la tarea de supervisar el cumplimiento del fallo que ordenó limpiar el Riachuelo, cuestión de carácter esencial que se ha venido incumpliendo y que ahora cuenta con un plazo para concretarse que se extiende hasta 2023.

Otras tareas de relieve también deben encararse en el área de la cuenca, como el estudio epidemiológico y el control de las empresas que allí funcionan. Así, también, el cuerpo colegiado nombrado por la Corte no tiene el defensor del Pueblo que lo presida, ausencia que data de hace siete años. A ese funcionario le corresponde una labor significativa, ya que ha de presidir las ONG que ejercerán el control de la realización de las obras.

Desde luego que todavía hay varios problemas por resolver. Entre ellos se cuenta la posible modificación de la normativa que regula el tratamiento de los efluentes industriales, que demanda un estudio pendiente acerca de la capacidad de volcado que puede soportar el curso del Riachuelo.

Con el nuevo plan aprobado se espera agilizar las realizaciones que importan y afectan a tres jurisdicciones: nacional, provincial y de la CABA. Se ha producido ya el inicio de una de las nuevas obras prometidas: la construcción de un túnel que tendrá diez kilómetros de extensión, cuya misión será recoger y transportar los efluentes hacia una zona de tratamiento sobre el Río de la Plata.

Si se releen algunas de las columnas editoriales en las que la nacion ha tratado el problema que hoy nos convoca en este sector, sin retroceder al siglo pasado y sirviéndonos de algunos títulos elocuentes aparecidos en ediciones de los tres últimos lustros, a manera de jalones del largo camino recorrido, nos encontramos, entre otros, con estos llamados de atención: "El Riachuelo, un desafío pendiente" (publicado el 14/11/2002), "Riachuelo, deuda interna" (27/6/2005); "Riachuelo, la historia continúa" (19/3/2007); "Sin cambios en el Riachuelo" (27/4/2009); "Riesgo ambiental en el Riachuelo" (22/3/10); "El Riachuelo, sin solución" (21/10/12) y la serie continúa.

Confiemos en que ahora se cumpla lo que se anuncia y un día no lejano podamos ver un Riachuelo limpio, como nunca lo hemos visto.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas