Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Acuerdo de Macri y la UE para una mayor integración

Bruselas elogió su liderazgo y la iniciativa de relanzar las negociaciones entre el Mercosur y el bloque europeo

SEGUIR
LA NACION
Martes 05 de julio de 2016
Macri, ayer, en Bruselas, junto al polaco Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo
Macri, ayer, en Bruselas, junto al polaco Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo. Foto: AFP
0

BRUSELAS.- Mauricio Macri resistió la mirada penetrante de una joven de ceremonial que pretendía que se apurara para llegar a tiempo al aeropuerto. Parado en la vereda de la avenida Louise, se tomó unos segundos antes de subirse al auto que lo iba a trasladar durante sus últimos minutos en esta ciudad. Como si quisiera saborear el momento. "Nadie es profeta en su tierra. Pero acá sí somos profetas", soltó, antes de partir.

Fue el balance informal de una visita en la que el Presidente se llevó lo que había venido a buscar: un respaldo claro y explícito de las autoridades de la Unión Europea (UE), que lo recibieron con los brazos abiertos y lo calificaron como un "jugador clave" en América latina. Así de favorable fue el marco político del relanzamiento de las negociaciones para un tratado de libre comercio entre el Mercosur y la UE, un objetivo que permanece lejano, pese a las demostraciones de buena voluntad de ambas partes.

La encargada de poner en palabras el clima de camaradería durante las reuniones en la sede de la Comisión Europea fue la italiana Federica Mogherini, jefa de la diplomacia de la UE: "La Argentina tiene un papel clave y el presidente Macri mostró liderazgo para relanzar los acuerdos entre la Unión Europea y el Mercosur, frenados desde hace 10 años", dijo.

Las afirmaciones de Mogherini quedaron en tinta en una declaración conjunta, que firmó junto con la canciller Susana Malcorra .

Figura ascendente en el bloque regional, Mogherini calificó la reunión con Macri de "excelente" y destacó que es la primera visita de un presidente argentino a la comisión en veinte años. "No es una casualidad, sino producto de siete meses de esfuerzo de la diplomacia argentina y el papel que busca cumplir en el mundo", abundó, sin ahorrar elogios. En ese momento, Macri ya iba camino de su segunda reunión del día, con el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk. La ronda se completará hoy, cuando se encuentre en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel .

Antes de cruzar la calle hacia el Justus Lipsius, el edificio donde funciona el Consejo, el Presidente y Mogherini fueron juntos hasta la planta baja. "Federica, amiga de la Argentina", le dedicó él, en un pasillo, según un video que subió a su cuenta de Snapchat. Con Tusk, muy futbolero, también hubo momentos para la distensión. "Es una sensación única e irrepetible", le dijo Macri sobre la experiencia de mirar un partido en la Bombonera. "Siento que fue muy bueno que hayamos venido a ratificar nuestra vocación por estrechar las relaciones entre la Unión Europea, la Argentina y el Mercosur", dijo después Macri, más formal, durante la conferencia de prensa que dio en la embajada argentina ante la UE.

Mauricio Macri y Juliana Awada, en el palacio con los Reyes de Bélgica. Foto: EFE/Olivier Hoslet
Mauricio Macri y Juliana Awada, en el palacio con los Reyes de Bélgica. Foto: EFE/Olivier Hoslet
Mauricio Macri y Juliana Awada, en el palacio con los Reyes de Bélgica. Foto: EFE/Olivier Hoslet
Mauricio Macri y Juliana Awada, en el palacio con los Reyes de Bélgica. Foto: Presidencia de la Nación
Mauricio Macri y Juliana Awada, en el palacio con los Reyes de Bélgica. Foto: Presidencia de la Nación

Como durante sus reuniones en los órganos europeos, lo escoltaban los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba) y Hugo Passalacqua (Misiones), referentes de una oposición de diálogo abierto con el Gobierno. "Nuestra presencia acá demuestra que la voluntad de volver al mundo no es sólo de un sector, sino de toda la Argentina", destacó el cordobés, viejo amigo de Macri. Hoy en Berlín se suman a la delegación los diputados del Bloque Justicialista Oscar Romero y Pedro Miranda.

Pese a que el comunicado que difundió la cancillería argentina enumera 17 puntos de entendimiento entre la Argentina y la UE, que van desde la vuelta del país a los mercados de capitales internacionales hasta la ayuda a los refugiados sirios, no hubo resultados concretos en las negociaciones para alcanzar acuerdos comerciales entre el bloque europeo y el Mercosur. Tampoco hubo grandes anuncios para la Argentina, aunque sí un compromiso para que el Banco Europeo de Inversiones descongele una línea de créditos blandos. El Gobierno espera que se destinen a pymes y a infraestructura social.

El "punto de conflicto" en las conversaciones para un acuerdo comercial, reconoció el Presidente, sigue siendo el sector agrícola. Es una cuestión estructural, que estará siempre en el centro de la discusión. Europa tiene una postura ofensiva con la industria y defensiva con el agro, justo al revés de la Argentina. Por eso, pese a que Macri insistió en que el Brexit abre una oportunidad de mayor integración entre las dos alianzas regionales, con la salida del Reino Unido de la UE la Argentina perdió un aliado en el impulso del libre mercado entre los bloques.

En público y en privado, el Presidente reclamó la apertura del mercado europeo al biodiésel argentino, cerrado en 2013. "Hay medidas que se pueden tomar para avanzar sobre los productos cuestionados, pero tenemos que dar señales concretas de que podemos avanzar", dijo Macri, también acompañado por Malcorra y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. La Argentina reclama además que en el segundo intercambio de ofertas, previsto para octubre, se incluya la carne vacuna, pedido resistido por Francia.

"Para nosotros es un capítulo fundamental y va a ser parte de la agenda con la canciller Merkel, como lo fue con el presidente Hollande. Está claro que la integración incluye todos los sectores y que habrá que ir trabajando en los próximos meses para ver de qué manera lo resolvemos", dijo Macri ante los periodistas, en una conferencia en la que también dedicó un párrafo al reclamo por las Malvinas. Sostuvo que el reclamo "nunca cambiará", más allá de la suerte del Brexit, y ratificó el pedido para que el Reino Unido acepte dialogar del tema. El Gobierno está dispuesto a aprovechar su momento.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas