Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Negociaciones para que Venezuela no presida el Mercosur

Macri admitió que el gobierno de Maduro podría quedar fuera de la titularidad del bloque

Martes 05 de julio de 2016
0

BRUSELAS (De un enviado especial).- La Argentina y otros países del Mercosur negocian contra reloj para evitar que Venezuela asuma a partir del 12 de julio la presidencia pro témpore del bloque regional, como corresponde según el mecanismo de jefatura rotativo.

La intención de la Casa Rosada es que el cargo lo mantenga Tabaré Vázquez , el presidente de Uruguay, o que recaiga en Mauricio Macri .

Sin precisiones ni aclaraciones, la noticia la dio el propio Macri, en la conferencia de prensa que brindó ayer en la embajada argentina ante la Unión Europea (UE), luego de las reuniones con las autoridades del bloque continental. "Nosotros vamos a presidir los meses que vienen por delante el Mercosur, impulsándolo en esta dirección", dijo, para responder a un periodista de una agencia internacional que le consultó si la presidencia pro témpore de Venezuela podía demorar las negociaciones para un acuerdo Mercosur-UE.

"No vemos ningún tipo de conflicto interno en el Mercosur porque es una agenda aprobada por todos esto de avanzar en las conversaciones con la Unión Europea", agregó Macri, con total naturalidad. Antes de que llegara al auto oficial para partir al aeropuerto, la canciller Susana Malcorra ya lo había retado por el comentario, según contó el Presidente a miembros de la comitiva, divertido por la transgresión.

"Estamos en plena negociación. Puede ser que se mantenga Uruguay en la presidencia o que nos toque a nosotros", confirmó un funcionario.

La resistencia a que Maduro asuma la presidencia pro témpore del Mercosur es compartida por el resto de los socios del bloque: la Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. El gobierno de este último país es el que tiene la posición más dura contra el gobierno chavista. De hecho, LA NACION publicó el viernes pasado que el canciller paraguayo Eladio Loizaga reprochó en duros términos a Buenos Aires y Montevideo por haber aceptado que Maduro asuma el 12 de julio la jefatura de la alianza regional.

Uno de los argumentos para que el venezolano no tome posesión es que es el único país del bloque que se resiste a avanzar hacia un acuerdo de libre comercio con la UE, por lo que, sospechan sus socios, podría poner trabas a las negociaciones. De hecho, el resto de los países ya había acordado que las conversaciones con Europa iban a seguir a cargo de Uruguay, pese a que dejara la presidencia.

La tensión que genera ese traspaso de mando fue tan profunda que hace una semana los presidentes decidieron suspender la cumbre de jefes de Estado prevista para el 12 de julio y reemplazarla por una reunión de cancilleres. Se resolvió luego de un encuentro reservado que mantuvieron en Montevideo, entre el canciller local Rodolfo Nin Novoa y Malcorra.

"Uruguay está firmemente apegado a las normas internacionales de derecho y a cumplir con los compromisos que tiene establecidos. Las normas mercosurianas establecen que la rotación [de la presidencia del bloque] será semestral; Uruguay tiene la presidencia y cuando termine, en julio, va a pasarla. Antes o después veremos las condiciones sobre este aspecto", había dicho entonces Novoa.

Ayer, la ministra de Relaciones Exteriores no quiso dar detalles de la negociación abierta para evitar la presidencia venezolana. A bordo de una combi que la llevaba al aeropuerto, hizo señas de que no quería hablar del tema. Ventanilla de por medio, hizo una caída de párpados, como si fuese un tema demasiado delicado para tocar antes de tiempo. Tarde. Macri no le había hecho caso.

La decisión para que Maduro no asuma la presidencia puede profundizar la crisis del bloque. Si hasta el momento la tensión respondía a la resistencia del resto de los países, en el futuro habrá que ver cómo reacciona Caracas si es despojada de la jefatura rotativa del Mercosur.

"Acá no sintonizamos C5N"

Mauricio Macri les restó importancia a las declaraciones de Cristina Kirchner en las que la ex presidenta acusó al Gobierno de perseguirla y de querer meterla presa. "Acá no sintonizábamos C5N, así que no lo vimos", bromeó el Presidente cuando se lo consultó sobre las denuncias lanzadas por su antecesora durante el extenso diálogo telefónico que mantuvo en la noche del domingo con el periodista Roberto Navarro.

"Ella tiene que dirimirlo en la Justicia y hacer las aclaraciones que tenga que hacer en la Justicia", dijo finalmente el Presidente. Se refirió así a las denuncias contra la ex presidenta por la venta de dólar futuro a precios superiores a los de mercado, causa que investiga el juez Claudio Bonadio. Anteanoche, Cristina Kirchner afirmó que hay una persecución judicial en su contra, por los intereses que afectó durante su gestión.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas