Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los hijos de Lázaro Báez presentaron un escrito por las cuentas en Suiza con US$ 25 millones

Leandro, Melina y Martín Báez fueron citados por el juez Casanello en Comodoro Py; se negaron a declarar

Martes 05 de julio de 2016 • 07:17
Los hijos de Báez llegaron a Buenos Aires la semana pasada
Los hijos de Báez llegaron a Buenos Aires la semana pasada. Foto: Archivo
0

Los hijos de Lázaro Báez tuvieron esta mañana una breve cita con la Justicia, luego de que se descubriera en Suiza que poseen cuentas bancarias con US$ 25 millones. Citados por el juez federal Sebastián Casanello, se negaron a declarar. En cambio, entregaron un escrito negando su vinculación con esos fondos.

El juez Sebastián Casanello citó a tres de los cuatro hijos del empresario patagónico detenido -Leandro, Melina y Martín Báez- en la causa por lavado de dinero, donde también está imputada la ex presidenta Cristina Kirchner. Para el jueves está citada Luciana, la mayor de las hijas de Báez. Mientras que el empresario declarará mañana, al igual que su contador y su abogado.

Los hijos de Báez presentaron hoy un escrito en el que rechazan la investigación de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), el organismo que detectó las cuentas en Suiza y que le pidió al juez Casanello detener a los hijos del empresario.

Martín Báez ingresó cerca de las 9.50 al despacho del juez federal, adonde ya se encontraban sus hermanos Leandro y Melina. Los tres salieron de tribunales pasadas las 11.

Como ya anticipó Santiago Viola -abogado de Leandro, Melina y Luciana-, los hijos de Báez pedirán ante el juez regresar lo antes posible a Santa Cruz. Viajaron a Buenos Aires la semana pasada por orden explícita de Casanello.

Para la Justicia, los hijos de Báez son testaferros de su padre. Según el expediente que manejan el magistrado y el fiscal Guillermo Marijuan, las cinco cuentas bancarias en Suiza eran de empresas offshore radicadas en Panamá y Uruguay.

El dinero de esas cuentas llegaba desde la financiera SGI -conocida como La Rosadita-, regresaba al país tras ser lavada con la compra venta de bonos de la deuda argentina y era usada para comprar propiedades, como las encontradas a Báez en la Patagonia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas