Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Te querés hacer vegetariano o paleo? Tené en cuenta estas recomendaciones

El cambio de dieta puede estar bien motivado, pero no alcanza con seguir recetas de Instagram para lograr el bienestar. Especialistas en nutrición explican qué hay que consultar antes de tomar la decisión

Jueves 07 de julio de 2016 • 00:27
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: Pixabay

Eligen cereales integrales, frutas y verduras y no comen carne, leche ni lácteos. Otros rechazan la cocción de los alimentos, que deben ser solo de origen vegetal. Pero un tercer grupo se inclina por una dieta basada únicamente en frutas. Mientras tanto, en la vereda de enfrente, aquellos interesados en las costumbres primigenias del ser humano adoptan una forma de dieta en la cual la carne sí está entre sus preferencias, al mismo tiempo que los carbohidratos y las comidas con azúcar quedan a un lado.

Se definen macrobióticos, crudiveganos, frugívoros o paleolíticos respectivamente, y aunque el objetivo siempre se trata de lograr un bienestar general a base de alimentos naturales, especialistas en nutrición advierten que estos tipos de alimentación sin un adecuado seguimiento pueden desembocar en problemas para la salud e incluso, que quienes incursionan en estas conductas muchas veces lo hacen por la influencia de las redes sociales y no consultan a especialistas antes de hacer el cambio.

"Los humanos necesitamos 60 nutrientes diferentes: están los macronutrientes, como las proteínas, hidratos y grasa, que entre otras cosas te dan energía, y los micronutrientes, que son las vitaminas y los minerales, que se obtienen de diferentes alimentos. Cuando se eliminan grupos enteros como hacen algunas de estas tribus alimentarias, en general te exponés a una carencia nutricional", dice la médica Mónica Katz, integrante de la Sociedad Argentina de Nutrición.

Entre las deficiencias más comunes se encuentran aquellas que involucran nutrientes esenciales como proteínas, vitaminas B12 y D, hierro, calcio y zinc, por el lado de quienes evitan el consumo de carne. La alimentación paleolítica, por su parte, se propaga "con una estrategia de comida basada en la carne, que tiene enormes evidencias de riesgo", explica Katz. Y agrega: "No hay cultura que haya ingerido dietas de más de 35 por ciento de proteínas diarias, el límite superior tóxico. Sin embargo hoy hay gente que está viviendo a proteínas".

Dietas sin consulta

Sin embargo, previo a la falta de nutrientes se esconde otro problema: es la falta de consultas a médicos y nutricionistas antes de iniciar un plan de alimentación. "Por lo general las personas van a nutricionistas que se especializan en estas dietas y a veces ni siquiera van, o se guían por libros, que no es lo indicado", señala Mercedes Setti, jefa de residentes de Alimentación y Dietética en el Hospital de Clínicas. Setti detalla que por no consultar antes con un especialista, algunas personas se privan de nutrientes que podrían incorporar con otros alimentos que desconocen, como tofu o algas, en el caso de los vegetarianos estrictos.

Katz además observa otra arista: "Lamentablemente siguen a gurúes. Es raro que un paleo le diga a su médico clínico o a su cardiólogo que va a empezar una dieta así. Una dieta paleo hecha para siempre te expone mal; una vegana extrema con chicos chiquitos también es preocupante", dice.

Pero para Manuel Martí, fundador y director de la Unión Vegetariana Argentina (UVA) esto responde a otros motivos. "¡En la Argentina a quién se va a consultar si nadie sabe nada! Nosotros recibimos cualquier cantidad de reclamos de gente que va a un nutricionista o a un médico y cuando dicen que son vegetarianos les dicen 'no, no podés vivir siendo vegetariano que te vas a enfermar'. Es más, hay casos de médicos que no quieren atenderlos. Esto en todo el mundo se llama vegefobia, que es la versión del odio hacia los vegetarianos", revela Martí, quien sostiene que la dieta ideal es el frugivorismo (aquella que habría seguido Steve Jobs), basada en la ingesta de frutas. No obstante los problemas, Martí dice: "Lo que le sugerimos a la gente que nos consulta es que busque un profesional que lleve este tipo de vida".

Recomendaciones antes de empezar

Foto: LA NACION

Desde el Comité de Prensa de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas (AADYND), la nutricionista Florencia Braga destaca la importancia de un asesoramiento previo a cualquier inicio de un plan de alimentación específico: "Es importante realizar una consulta con un profesional para que pueda realizar un diagnóstico del estado nutricional actual e indicarnos la mejor forma de llevarlos a cabo, seleccionando los alimentos, formas de preparación y combinaciones más adecuadas e incluso para recomendar la incorporación de alimentos fortificados o suplementos de ser necesario. Cuando son controlados por un especialista en nutrición, planes de alimentación como los lacto-ovo-vegetarianos y veganos pueden resultar incluso beneficiosos para la salud".

Por su parte, la nutricionista Cecilia Palermo del Hospital Universitario Fundación Favaloro recomienda "poner el foco sobre la vitamina B12, sobre el hierro, sobre las proteínas y los omega 3. En el caso de los veganos por más que busquen fuentes alternativas y se busquen alimentos enriquecidos o fortificados es necesario en algunos casos suplementar la vitamina B12, y eso obviamente tiene que estar con supervisión médica".

Palermo además destaca la importancia de hacer un "uso responsable" de las redes sociales e internet. "En las redes hay mucho mito y cosas erróneas con respecto a la nutrición. Incluso hay gente que toma el vegetarianismo con un enfoque preventivo de las enfermedades crónicas", cuenta. En la misma línea opinará Braga: "Las redes sociales y los distintos medios también juegan un rol fundamental en la actual popularidad de estas dietas. Ver a una estrella de la música o de la televisión con un nuevo plan de alimentación puede motivar a algunas personas a seguir estos modelos de alimentación de forma inadecuada".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas