Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desde Alemania, enviaron encomiendas con 100.000 pastillas de éxtasis

La droga fue interceptada en la aduana de Paraná; estiman que las dosis estaban dirigidas al consumo en fiestas de la región metropolitana

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 06 de julio de 2016
Las pastillas de éxtasis enviadas por encomienda desde Alemania
Las pastillas de éxtasis enviadas por encomienda desde Alemania. Foto: Ministerio de Seguridad
0

En menos de un mes se detectaron tres envíos de drogas sintéticas con un total de unas 100.000 pastillas de éxtasis. La organización criminal local era abastecida por un grupo alemán que distribuye a escala mundial el producto, fabricado en Holanda. Aquí se intentó ingresar la droga a través de la aduana portuaria de la ciudad de Paraná, mediante encomiendas con un peso aproximado de ocho kilogramos de sustancias ilegales.

Anteayer se concretó el segundo procedimiento, con la participación de la Policía Federal, con el decomiso de 33.012 dosis de éxtasis, mientras que a mediados de junio se incautaron las primeras 34.000 pastillas. Otro embarque similar es monitoreado por las fuerzas federales, según informó el Ministerio de Seguridad.

A los especialistas en drogas de la Policía Federal les llamó la atención el logo dominante en esas pastillas, la figura de una mujer, pues no se tenía registro de esa marca de fábrica en nuestro país. Estiman entonces que se trata de un proveedor que busca ingresar en el ascendente mercado local de drogas sintéticas. Las 100.000 pastillas de éxtasis tienen un valor estimado en más de veinte millones de pesos, indicaron ayer las autoridades nacionales durante la presentación de las investigaciones.

En los tres operativos tomaron parte la Policía Federal, la Gendarmería Nacional y la Prefectura Naval, con apoyo también de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, e informaron a la policía alemana sobre estos decomisos y la ruta de tráfico detectada. Los investigadores argentinos determinaron que la droga sintética tenía como destino el consumo en la región metropolitana.

"Estimamos que se buscó ingresar la droga por Paraná en procura de evitar las aduanas que están más perfiladas en la detección de esas sustancias, como las del Norte y la de Buenos Aires. También se determinó que estos grupos usaban datos de personas reales como supuestos destinatarios y que utilizaban luego documentos falsos cuando querían retirar la encomienda. Vamos a pedir que se ponga mucha atención en la verificación de identidades porque estas organizaciones usan los sistemas de correos para enviar la droga", sostuvo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

"Las drogas sintéticas son una seria amenaza que avanza sobre la Argentina", definió, por su parte, el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco. En abril pasado, cinco jóvenes fallecieron tras consumir esas pastillas en la fiesta electrónica llamada Time Warp, desarrollada en Costa Salguero. La autopsia determinó el uso de éxtasis, sumado a un policonsumo de sustancias como cocaína y marihuana (de lo que se informa por separado).

En principio se sospechó del consumo de otra sustancia de diseño, conocida en el mercado como Supermán, basada en metanfetamina, aunque no pudo determinarse concretamente la droga adquirida por las víctimas. Hay más de 400 drogas sintéticas conocidas en el mundo, muchas de las cuales se consumen en la Argentina, un mercado cada vez más apetecible para las organizaciones criminales por la alta tolerancia social a esas drogas.

Un investigador policial con mucha experiencia en el campo de la lucha contra el narcotráfico reseñó la situación: "Cuando los chicos piensan en cocaína se detienen, tienen más asimilados los peligros, pero en el caso de las pastillas lo toman como algo menos riesgoso". Las estadísticas de consumo sostienen también esa opinión, sustentada por la experiencia en las calles.

Más drogas sintéticas

Los jóvenes argentinos consumen más drogas sintéticas que cocaína, según determinaron varios informes de la Sedronar.

Se trata de un mercado que funciona por ahora en forma paralela con el tráfico de otras sustancias psicoactivas, como la cocaína y la marihuana. Con una diferencia que provoca las alertas aquí y en todo el mundo por el potencial cambio del mercado narco: mientras que las drogas de origen vegetal requieren hectáreas de cultivo para sus materias primas, un laboratorio de drogas sintéticas puede instalarse sin problemas en el propio baño de una disco en la que se venderá luego la sustancia. Sin intermediarios y con menos sustancias, la red criminal maximiza ganancias con estas drogas.

Estas capturas de encomiendas con miles de pastillas de éxtasis señalan, a su vez, que el comercio en la Argentina se volvió un negocio de importante magnitud. Apenas se conoció el suceso en la fiesta Time Warp, fue secuestrado en Montevideo un cargamento con varios miles de pastillas de metanfetamina que era transportado a Buenos Aires. El Observatorio de Políticas Sociales en Adicciones de la Ciudad de Buenos Aires había determinado un aumento del consumo de drogas sintéticas entre estudiantes de nivel medio de 300 por ciento en el período de 2011 a 2014.

"Éste es un tema sobre el que trabajamos especialmente", señaló la ministra Bullrich.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas