Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Belgrano, un equipo sólido que descubrió otras variantes

El puntero superó por 42-15 a CASI con renovados argumentos

Domingo 10 de julio de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Belgrano le ganó con autoridad a CASI
Belgrano le ganó con autoridad a CASI.

En Belgrano hay variantes. De todo tipo y factor. Y su público, que acompañó en buen número en la Catedral, un escenario que le había sido esquivo últimamente, así se lo hizo saber con aplausos por doquier. Lo suyo no sólo es juego de forwards; no es scrum o maul. Es cierto, por esa vía llegaron cinco de los seis tries convertidos -tres, una cortesía de Francisco Ferronato- para desembarazarse de un duro CASI por 42-15 y llegar a la cima del Top 14 en soledad, pero en la conquista de Tomás Filipuzzi quedó expuesta una filosofía que también intenta llevar a la práctica. No siempre sale ni tampoco se puede, aunque es lo que el público fue a ver. Y todos tuvieron su recompensa.

"Buscamos tener otras opciones y apuntamos a ser un equipo más completo. Por supuesto que sacamos provecho de nuestro fuerte y eso nos lleva a ganar partidos, pero es posible intentar otras cosas. Cinco triunfos seguidos después de perder una final habla bien de cómo estamos, qué pretendemos y, sobre todo, que no nos caímos...", señaló Tomás Rosati en referencia a la anotación del wing en la cual llevaron la pelota de un lado a otro, a lo largo y a lo ancho, y en la que participaron varios de sus compañeros a pura dinámica y repentización. A partir de allí, y aún con media hora por delante, el Marrón se entonó de tal forma que afloró una impensada goleada y la merecida victoria con punto bonus para quedar solo en las alturas, ya que Hindú, su verdugo en el Nacional de Clubes y más serio competidor en la carrera hacia la corona, venció con lo justo a CUBA, y San Luis no pudo con el SIC.

"Sólo con forwards no alcanza. El mérito es de todos. A mí me toca ser el último en tocar la pelota", coincidió Ferronato, la gran figura. Sediento de títulos desde 1968, y nunca tan cerca como el pasado 21 de mayo en su propia cancha, Belgrano, guerrero y ahora, además, lujoso, se amalgama en su objetivo en una dosis tan justa como necesaria.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas