Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un grupo jihadista brasileño proclamó su lealtad a Estado Islámico, a dos semanas de los Juegos Olímpicos

La organización Ansar al-Khilafah dijo que sus miembros "están dispuestos a convertirse en mártires"

Martes 19 de julio de 2016 • 11:42
0

BRASILIA.- Un supuesto grupo jihadista brasileño llamado Ansar al-Khilafah Brasil declaró su apoyo a Estado Islámico en la primera proclama de lealtad de una organización latinoamericana a los terroristas del califato sirio-iraquí.

"Si la policía francesa no pudo detener los ataques en Francia, la formación impartida a la policía brasileña tampoco alcanzará", dijo la organización en un mensaje en el que agregó que sus miembros "están dispuestos a sacrificarse para convertirse en mártires."

Controles militares en las playas de Río
Controles militares en las playas de Río. Foto: Reuters

Las proclamas se conocieron a través de la organización SITE (Search for International Terrorist Entities), una ONG norteamericana especializada en el seguimiento de las acciones de grupos terroristas en Internet.

A través de su cuenta de, Rita Katz, fundadora de SITE, expresó su preocupación por el manifiesto de Ansar al-Khilafah Brasil. "Es preocupante que los canales de Estado Islámico de lenguas occidentales (inglés, portugués, español, alemán, etc.) han mostrado un aumento drástico en la actividad", escribió Katz.

Según SITE, el grupo envió mensajes en portugués este domingo a través del servicio de mensajería Telegram repitiendo el discurso de un portavoz oficial del grupo militante, además de otros mensajes.

Estado Islámico, que hace dos años proclamó un califato en territorios de Siria e Irak, ha reivindicado la autoría de una serie de atentados recientes en todo el mundo, incluido el de la semana pasada en Niza, Francia, en el que un militante atropelló con un camión a una multitud, dejando 84 muertos.

Más seguridad en los Juegos Olímpicos

El ataque en Francia llevó a las autoridades brasileñas encargadas de la seguridad de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro a anunciar la revisión de la planificación, con el objetivo de reforzar la protección de los atletas y espectadores del certamen.

La Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) confirmó el mes pasado que equipos de inteligencia cercanos al plan de seguridad de los Juegos de Río, que tendrán lugar entre el 5 y el 21 de agosto, detectaron en mayo la apertura de una cuenta en portugués en Telegram para el intercambio de informaciones sobre Estado Islámico, aunque las autoridades aseguran que no se detectó amenaza alguna de ataque referida a los Juegos.

La semana pasada, el profesor franco-argelino Adlene Hicheur, un investigador visitante del Instituto de Física de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), fue deportado por orden del Ministerio de Justicia de Brasil.

Hicheur había sido condenado en Francia en 2009, acusado de intercambiar mensajes con personas involucradas en actos terroristas, aunque él negó la acusación.

La semana pasada el diario francés Libération informó que en mayo las autoridades europeas identificaron una amenaza de ataque en Río que habría surgido de un brasileño sospechoso de integrar el grupo extremista. Después de la publicación del informe, el ministro de Defensa brasileño, Raúl Jungmann, destacó que venían conversando permanentemente con los gobiernos extranjeros sobre las cuestiones relacionadas con la seguridad en los Juegos pero que no existía una amenaza real de acto terrorista.

"Puedo decir que no existe una amenaza real identificada. Nuestro plan de seguridad fue 100% aprobado por el Comité Olímpico Internacional", dijo Jungmann la semana pasada.

Agencia Reuters y diario O Globo

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas