Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Miles de personas reivindicaron el derecho a la lactancia en público

Con centro en San Isidro, donde hace una semana dos policías impidieron que una madre amamantara, la convocatoria se replicó en varias ciudades del país

Domingo 24 de julio de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
Ayer, la plazoleta del Mástil desbordó de manifestantes
Ayer, la plazoleta del Mástil desbordó de manifestantes. Foto: Rodrigo Néspolo

La plazoleta del Mástil, en San Isidro, nunca había estado tan poblada. Ayer, alrededor de 1000 personas se reunieron para "defender el derecho de madres e hijos a la lactancia".

El motivo de la convocatoria, una "teteada masiva", se originó hace una semana en ese mismo lugar. Constanza Santos, de 22 años, estaba sentada en las escalinatas del mástil amamantando a su hijo de nueve meses cuando fue expulsada por dos policías mujeres.

El hecho provocó que se convocara a una marcha a través de las redes sociales. La movilización no sólo se dio en San Isidro, también se replicó en otras ciudades, como Mendoza, Tucumán, Jujuy, Resistencia y Rosario.

A las 15, y con carteles en mano, madres con chicos en los brazos, en carritos o de la mano, se acercaron a la plazoleta del Mástil acompañadas por sus parejas, amigos y familiares. "Respaldo el derecho de una madre a alimentar a su hijo en cualquier lado", opinó Milena, de Don Torcuato. "¡No quiero esconderme!", expresó otra madre. En esa sintonía estaba Blanca Tobías, que fue a la marcha acompañada por su hija Felicitas, de casi cuatro años."Hay muchísima desinformación, incluso en los pediatras", dijo, mientras explicaba que sigue amamantando a su hija porque nunca se lo dejó de pedir.

A su alrededor, cientos de mujeres alzaban carteles, tomaban mate o simplemente compartían un rato con sus hijos junto al ritmo de la murga, encabezada por unas 10 mujeres que tocaban el tambor en un intento más por hacer oír el reclamo.

"¿Amamantando? ¡Esto es una plaza! ¡No podemos permitir a las mujeres mostrar descaradamente sus pechos!", rezaba un cartel para ironizar sobre el comportamiento de las dos agentes de policía.

"La única teta que molesta es la que no se puede vender", decía otro cartel, perteneciente a la organización feminista Juntas y a la izquierda, dirigida por Vilma Ripoll. "Nosotras ayudamos a impulsar esto. Opinamos que lo que sucedió con las policías es una vuelta al medioevo. Hay violencia institucional por el derecho a amamantar donde una quiere. Se trata de una Policía que transmite el discurso reaccionario de un gobierno", expresó Ripoll.

Otra referente política fue la diputada nacional del movimiento Libres del Sur, Victoria Donda. "Creo que éste es el primer acto de soberanía alimentaria. El Estado lo tiene que fomentar y la sociedad lo tiene que respetar. Lo que hicieron las policías es repudiable, pero tiene que ver con la poca formación que reciben; seis o siete meses de capacitación no es suficiente para el poder que ejercen en la sociedad", dijo, acompañada por su hija Trilce, de un año y nueve meses. "Voy a seguir amamantando a mi hija hasta que me lo pida, la lactancia es un acto por demás saludable", expresó. El año pasado, una foto de Donda amamantando a su hija en el recinto de la Cámara de Diputados se hizo viral.

Natalia Pereyra, de 43 años y vecina de San isidro, se acercó a la plazoleta con su hija preadolescente. "¿No sacan de las plazas a los chicos menores de edad drogándose y sacan a una madre amamantando a su hijo?", cuestionó.

Constanza, la madre que motivó la "teteada", estuvo en el lugar acompañada por familiares, su hijo y su pareja, Isaías Millares, de 25 años. "Estoy contenta por el apoyo que recibí, pero prefiero no exponerme más y no hablar", dijo. Luego explicaría a un grupo de referentes en lactancia que en una comisaría le habían tomado la denuncia. En un principio, se había difundido que nadie había querido aceptar su reclamo. "Estamos contentos con la convocatoria, no con el hecho que la motivó", agregó Millares. El Ministerio de Seguridad de la provincia abrió un sumario administrativo a las dos agentes involucradas. Además, deberán realizar un curso sobre lactancia.

En otros puntos del país, cientos de personas se sumaron al reclamo. En la plaza Independencia, de Tucumán, la agrupación Empoderamiento Femenino promovió la semana de la lactancia materna. En la plaza Manuel Belgrano, en Jujuy, agradecieron con ironía a las policías de San Isidro que les hayan dado la posibilidad de reivindicar el derecho de amamantar. En Rosario se manifestaron más de 400 personas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas