Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Córdoba: siguen los allanamientos por la muerte de una mujer en una fiesta electrónica

El fiscal del fuero Antinarcotráfico busca detectar quién le vendió drogas a Tania Abrile

Miércoles 27 de julio de 2016 • 09:44
SEGUIR
PARA LA NACION
0

CORDOBA.- Por orden del fiscal del fuero Antidrogas, Marcelo Sicardi, siguen los procedimientos para ver quién le vendió drogas a Tania Abrile,quien murió después de consumir anfetaminas y metanfetaminas según el primer informe de la autopsia. Sus amigas dijeron que compraron las drogas en el lugar. La causa sigue sin imputados.

Ayer se allanó la casa de Héctor Baistrochi, uno de los dueños de Buenas Noches Producciones, fue uno de los cuatro que se realizaron ayer, jornada en la que también hubo secuestro de pruebas. Hoy seguirán los procedimientos.

Baistrochi e Iván Avallay son los dueños de la productora que alquiló el sábado el estadio Orfeo para la fiesta rave. Tienen unos 15 años de trayectoria en la producción de espectáculos y llevan organizadas más de cien fiestas electrónicas. Fuentes del sector los definieron ante LA NACION como "prolijos" y habituados a trabajar en lugares como Orfeo, la Plaza de la Música, Orfeo Park, La Estación o Quality.

Ellos fueron los que organizaron primera rave después de la fiesta Time Wrap en Costa Salgueron, en la que murieron cinco jóvenes por consumir drogas de diseño. Fue en Espacio Quality, en Córdoba, y hubo un fuerte operativo de prevención y seguridad con presencia de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) que el sábado último, en cambio, estuvo ausente.

Baistrochi y Avallay presentaron ante la justicia un informe con el esquema de seguridad que organizaron y que entregaron tanto a la policía como a la Municipalidad para conseguir las habilitaciones necesarias. Contrataron 25 policías adicionales, 36 guardias privados y dos servicios privados de salud que tenían 22 médicos y un shock room instalado en el lugar.

Abrile, quien falleció a las 8:10 del domingo en el hospital de Urgencias, 45 minutos después de ingresar en coma y con asistencia mecánica, fue asistida tres veces por médicos durante la fiesta; la última vez en el shockroom desde donde fue derivada al de Urgencias.

La mujer fue acompañada con cinco amigas, quienes sí son fanáticas de las rave. Ante el primer fiscal del caso declararon que compraron pastillas en la fiesta a un vendedor que les indicaron en la barra de bebidas y que costaban entre 400 y 600 pesos.

CAMBIO SU NOMBRE

Abrile no compró en el mismo punto, sino que vino "desde el fondo" con una pastilla de "otro color" y tomó "la mitad", según dijeron sus acompañantes que en los próximos días volverán a declarar ante la fiscal Liliana Sánchez, quien investiga la muerte.

Respecto de la atención médica recibida en el estadio, desde la justicia trascendió que en las dos primeras veces -cuando se sintió "mareada", según una amiga- la mujer usó otra identidad para firmar un documento de que decidía regresar a la pista.

La última vez que la vieron los médicos en la fiesta fue a las 5 de la mañana, cuando le colocaron suero. Dos horas después fue trasladada al de Urgencias. En la ambulancia requirió de asistencia respiratoria mecánica y de maniobras de reanimación.

Según los datos de los servicios de emergencia, asistieron a unas 30 personas durante el show, algunos con problemas de hidratación, otros de tensión y otros por náuseas. Según la Municipalidad, hubo unos 4.000 espectadores.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas