Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Régimen puerta a puerta: cuáles son los principales cambios en el correo oficial

El Gobierno oficiliazó hoy el servicio; cuáles son los límites, los impuestos y los trámites online que se deben realizar

Miércoles 27 de julio de 2016 • 15:30
0
El Gobierno oficializó la vuelta del régimen puerta a puerta
El Gobierno oficializó la vuelta del régimen puerta a puerta. Foto: Archivo

El Gobierno oficializó hoy en el Boletín Oficial el servicio puerta a puerta para compras en el exterior por Internet. El sistema empezará a regir dentro de un mes y para muchos ya empezó la cuenta regresiva. Pero, ¿cuáles son las principales cambios en el correo oficial?

Para empezar, en enero del 2014, el gobierno de la entonces presidenta Cristina Kirchner , obligó a hacer una declaración jurada online para compras en sitios del exterior por montos superiores a los 25 dólares. En la práctica eso se tradujo en una significativa baja en la cantidad de paquetes que ingresaban a la Aduana. Las trabas buscaban contener la fuga de divisas. En 2012, 700 mil argentinos hicieron una compra en el exterior por Internet, y en 2013 esa cifra había ascendido a 1,5 millones, según datos de la Cámara de Comercio Electrónico de la Argentina.

El boom empezó en 2011, cuando comprar online en China se convirtió en la nueva moda en Internet. La razón; la inflación en el país y los costos de la ropa y electrónica eran muy superiores a la de otros países, sobre todo asiáticos. En la mayoría de los casos, la oferta estaba focalizada en artículos y accesorios de electrónica -con precios que generalmente no superaban la barrera de los 10 o 20 dólares-, aunque también se compraban discos, ropa, zapatillas, perfumes y juguetes. Y los precios que se ofrecían eran entre 20 y 70% más baratos que los que se conseguían por productos iguales o parecidos en los comercios argentinos.

Para la legislación argentina, se puede realizar una compra a distancia de hasta 25 dólares sin tener que pagar un cargo extra, en forma similar a lo que se ingresa desde el exterior por el aeropuerto de Ezeiza, donde cada turista tiene una franquicia para entrar mercaderías por hasta 300 dólares. Esto era así durante el Gobierno anterior y no cambió con el nuevo régimen.

Una vez superado el límite de 25 dólares, el comprador debe pagar un impuesto equivalente al 50 por ciento de la cifra que exceda ese límite. Es decir que si se compra un par de zapatillas que costaron 50 dólares, en la Aduana hay que desembolsar un cargo por 12,50 dólares (es decir, el 50% del excedente de 25 dólares). La franquicia de 25 dólares para las compras a distancia es anual; sin embargo, en los hechos en la mayoría de los casos no hay controles para verificar si se trata de la primera compra.

Claro que hecha la ley, hecha la trampa: muchos compradores argentinos lo que hacen es pedir que en la factura que les envían desde China figure un monto inferior a los 25 dólares, de manera de ahorrarse el pago del impuesto.

Los cambios

Sin límites

Sólo habrá que ir a la sede del Correo Argentino a retirar mercadería cuando el envío supere los US$ 200 o 2 kilos

Impuestos

Se mantiene para los paquetes enviados a través del correo oficial la franquicia anual de US$ 25. Superado ese monto, se paga el 50% del valor sobre el bien

Trámite online

Para el pago de impuestos habrá que generar un VEP a través de la Web de la AFIP.

El sistema

Las compras que se realizan en el exterior se pueden recibir a través de correos privados (couriers, en la jerga), como DHL, Federal Express o UPS, entre otros, o a través del correo oficial, que es Correo Argentino. A partir de la nueva reglamentación, a través de los correos privados se podrán recibir hasta cinco envíos al año, y cada uno no podrá superar los US$ 1000 y 50 kilos.

Hasta ahora, se podían hacer hasta tres envíos, pero en la práctica se habían acotado casi a cero, dado que las personas debían hacer declaraciones juradas previas en la AFIP y seguir un procedimiento de pago casi tan complejo como el de cualquier importador.

No se podrán recibir más de tres bienes del mismo tipo (por ejemplo, tres remeras), dado que se supone que la mercadería que llegue vía courier no es para ser comercializada, sino que es para uso personal.

También la AFIP ampliará ahora el tipo de bienes que se pueden entregar puerta a puerta, y podrán incorporarse desde alimentos hasta juguetes y textiles, entre otras mercaderías. En todos los casos, en un plazo de hasta 30 días corridos de recibida la mercadería, los usuarios deberán llenar un formulario en la web de la AFIP dejando constancia de su compra.

Entretanto, para paquetes con un valor declarado de hasta US$ 200 o 2 kilos, el Correo Argentino operará puerta a puerta sin inconvenientes. Sólo hará falta ir a una sede del Correo en la que haya un asiento de la Aduana (básicamente, en Retiro, en la Capital Federal) cuando los paquetes superen los US$ 200 o los 2 kilos.

En el caso de envíos que se reciben a través del Correo Argentino, el comprador deberá ingresar en la web de la AFIP el número de seguimiento del envío (tracking ID, en la jerga) que proporciona el Correo, declarar el valor y la descripción del o los productos recibidos. Una vez que se valide dicho registro, se generará en forma automática un volante electrónico de pago (VEP), por los conceptos y valores que corresponda abonar.

Para los envíos a través del correo oficial se mantendrá la franquicia vigente de US$ 25 al año. Superado este monto, se deberá pagar impuestos por el equivalente al 50% del valor declarado de la mercadería.

Libros exentos

Los libros, impresos y documentos serán liberados mediante la modalidad puerta a puerta sin la exigencia de confeccionar ningún tipo de declaración, cuando ingresen a través del Correo Argentino. Mientras que para los paquetes que lleguen a través de courier se aplicarán los impuestos correspondientes a la importación normal de cada uno de esos bienes. Pero en estos casos serán los prestadores del servicio de correo los encargados de realizar la declaración de los envíos.

Esta declaración incluye la descripción de los productos involucrados y los valores correspondientes. También serán responsables tributarios del pago ante la AFIP.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas