Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Líderes sub 30: son jóvenes e inspiran con la acción

Buscan aportar soluciones a temas cercanos con ideas y proyectos

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 28 de julio de 2016
Mujeres techies: Melina Masnatta junto con el resto de las fundadoras del proyecto
Mujeres techies: Melina Masnatta junto con el resto de las fundadoras del proyecto.
0

"Me harté de que la gente se queje de todo y no haga nada. Voy a hacer algo desde donde pueda, hoy y en el futuro." Las contundentes palabras de Santiago Martín Mayor representan el sentimiento de muchos jóvenes que, como él, a sus 16 años, ya no quieren quedarse de brazos cruzados, sino ser sujetos activos de cambio en su comunidad.

Él junto con un grupo de compañeros del colegio Nuestra Señora de la Unidad participaron de la iniciativa Escuela de Vecinos. Después de realizar encuestas para identificar los temas ambientales que más preocupan a los porteños, plantearon posibles proyectos a la Legislatura.

Un dato que muestra el potencial que tiene promover el liderazgo en los jóvenes es el que surge de la organización global Ashoka, que identificó un patrón interesante en su red de más de 3000 emprendedores: el 80% tuvo una experiencia transformadora antes de los 18 años.

Lejos del imaginario colectivo que visualiza a los jóvenes como personas apáticas, son cada vez más los que buscan aportar soluciones a problemas cercanos. Éste es el caso de un grupo de chicos del colegio Qmark, de Bariloche, que desarrolló una aplicación móvil con datos sobre senderos de montaña y localización de refugios después de recorrer ellos mismos la zona y aprender en el territorio.

Vecinos comprometidos: Santiago Mayor (de remera blanca) participó del programa Escuela de Vecinos
Vecinos comprometidos: Santiago Mayor (de remera blanca) participó del programa Escuela de Vecinos.

"Muchos de nuestros emprendedores habían tenido la experiencia de identificar algo que les preocupaba o molestaba, y eso los llevó a querer mejorar esa realidad", explica María Mérola, responsable del programa Ashoka Joven a sus 30 años, para referirse a lo que se considera esa primera juventud que va de los 13 a los 24 aproximadamente.

Ellos, lejos de estar perdidos, demuestran su interés, sus ganas y su voluntad por actuar como futuros adultos para dar solución a las problemáticas sociales más cercanas y urgentes.

Agentes de cambio

Así, comienzan a presentarse ante sus comunidades y ante otros jóvenes como changemakers (agentes de cambio). ¿Pero qué es ser un líder? Para Agustina Faustin, fundadora de Lider.ar, de 30 años, "un líder es una persona optimista y sensible a lo que ocurre en el mundo, es alguien que se hace cargo de su lugar en la sociedad para ir más allá de la realidad que le toca vivir, para animarse a hacer cosas".

Ella es un vivo ejemplo de ello. Cuando tenía 27 años, Faustin, junto con otros jóvenes profesores de secundaria, vieron la necesidad de aportar su mirada sobre cómo repensar la educación y pusieron en marcha Lider.ar.

Su manera de hacerlo fue creando un espacio y una metodología de talleres (la actuación, la meditación, el canto, el juego ) diferencial que tiene lugar cada sábado. Así recuerda sus orígenes: "La idea era que, luego de los talleres, ellos mismos prepararan proyectos para sus colegios o entidades barriales, iniciativas que buscaran una transformación social".

Formación universitaria: Abigail Fernández (campera roja) dicta un taller a otros jóvenes
Formación universitaria: Abigail Fernández (campera roja) dicta un taller a otros jóvenes.

Los ejemplos de jóvenes comprometidos se multiplican. En Bariloche, Río Negro, chicos de 16 años notaron que había un bache informativo y están desarrollando una aplicación móvil con datos concretos sobre los senderos de montaña, localización de refugios y consejos de seguridad.

Gracias a este proyecto, los alumnos del colegio secundario Qmark ganaron un concurso de Ashoka. Para lograrlo, más allá del uso de una app, tuvieron que ellos mismos recorrer estos senderos y aprender sobre el territorio, para pasar después a desarrollarla. Su directora, Eugenia Favret, explica que es necesario "brindar un espacio acorde a las necesidades de los chicos de hoy, que no son las mismas que hace 20 años".

En ese pensar por el futuro de los jóvenes y del planeta Tierra, un grupo de jóvenes creó en 2007 el Movimiento Agua y Juventud para, en palabras de uno de sus cofundadores, Gonzalo del Castillo, "empoderar y facilitar la participación juvenil en temas ambientales, en especial, asociados al cuidado del agua", resultado de un primer encuentro con más 100 organizaciones en Buenos Aires.

"Con el pasar de los años, nos focalizamos en la problemática del acceso al agua para poder desarrollar proyectos juveniles que puedan darle una solución", explica. Y agrega: "El movimiento busca dar voz a las demandas de las nuevas generaciones. Los que crecimos con esta iniciativa fuimos tomando lugares en diferentes espacios de toma de decisiones y responsabilidad. Buscamos que esto aliente a otros a involucrarse participativamente".

Los jóvenes, como generación, tienen muchas características que pueden ser un caldo de cultivo positivo para poder cambiar el mundo. "Esa suerte de no tener pelos en la lengua les da una frescura y sinceridad que esperemos no la pierdan. Ven las cosas mucho mejor que como uno a veces las ve. Si apenas les das un poco de empuje, sacás un potencial fenomenal. La capacidad que tienen es increíble", reflexiona Federico Recagno, director de la Fundación Eforo y del programa Escuela de Vecinos.

Arte en las alturas: Franco Ortiz vive solo hace dos años y sueña con seguir sus estudios en Europa
Arte en las alturas: Franco Ortiz vive solo hace dos años y sueña con seguir sus estudios en Europa.

La escuela siempre es un lugar propicio para interesar a los alumnos en temáticas que los afectan en su día a día, y de esa forma, también aprender contenidos. Con esta idea es que surge la iniciativa Escuela de Vecinos, un programa que promueve la participación de alumnos de 4° año de la ciudad de Buenos Aires para presentar una iniciativa de proyecto de ley a la legislatura porteña.

"La esencia es que los alumnos son lo que son, vecinos, que trabajen en lo que ellos viven todos los días en la calle, pues allí está también su escuela", explica Recagno para referirse a Escuela de Vecinos. En su 11a edición realizada durante la primera mitad de este año, más de 500 jóvenes de 60 escuelas debatieron, investigaron y elaboraron sus propuestas sobre tres temas clave: cambio climático, violencia e independencia.

Recagno describe el proceso: "Ellos presentan iniciativas a los legisladores que las consideran para la elaboración de proyectos de ley. Así han surgido el boleto estudiantil en General Rodríguez, campañas de saneamiento del Riachuelo, el día del recolector urbano o la reglamentación de la ley de talles".

Esa red que se va generando entre jóvenes parte de la misma base del programa, en donde los participantes de una edición definen los temas de su interés para que trabajen los que les sucederán.

¿Por qué entonces potenciar el liderazgo en esta etapa de la vida? Faustin es contundente: "Son ellos quienes, más que nadie, tienen que formarse para comprender que pueden cambiar la realidad".

Cómo colaborar

Ashoka

argentina.ashoka.org

Agua y Juventud

FB: AguayJuventudArgentina

Lider.ar

FB: Lider.ar

Chicas en Tecnología

FB: Chicas en Tecnología

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas