Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La reglamentación de la ley de blanqueo limita la facultad de la UIF para compartir información

Sólo compartirá información con otras entidades públicas si hay indicios graves y precisos de que el dinero proviene de delitos, como financiamiento del terrorismo, tráfico de estupefacientes, trata de personas y pornografía infantil, ente otros

SEGUIR
LA NACION
Jueves 28 de julio de 2016 • 09:01
0

Hoy salió publicada en el Boletín Oficial la reglamentación sobre el Régimen de Sinceramiento Fiscal, donde se limita la posibilidad de la Unidad de Información Financiera (UIF) de compartir información "a discreción", como se leía en la nueva ley en su Artículo 88, con otras entidades públicas.

En el Artículo 25 de la reglamentación, se aclara que la facultad concedida a la UIF en el segundo párrafo del Artículo 88 de la Ley N° 27.260 de comunicar información a otras entidades públicas con facultades de inteligencia o investigación, sólo podrá ejercerse previa resolución fundada del Presidente de la Unidad de Información Financiera y siempre que concurran indicios graves, precisos y concordantes de la comisión del delito tipificado en el Artículo 303 del Código Penal, sobre activos provenientes de un ilícito penal.

También podrá la UIF compartir información con otras entidades públicas cuando existan delitos tipificados en el Artículo 6° de la Ley N° 25.246, entre ellos los relacionados con el tráfico y comercialización ilícita de estupefacientes; delitos de contrabando de armas y contrabando de estupefacientes; asociación ilícita terrorista; fraude contra la administración pública; prostitución de menores y pornografía infantil, financiamiento del terrorismo, extorsión y trata de personas, entre otros.

La obligación de mantener el secreto se refuerza a través de la reglamentación, con el párrafo "las comunicaciones de información de la UIF a otras entidades públicas con facultades de inteligencia o investigación, incluirán el traslado de la obligación de guardar secreto establecida en el Artículo 22 de la Ley N° 25.246 y sus modificatorias, haciendo pasible de las penas allí previstas a los funcionarios de la entidad receptora que por sí o por otro revelen información secreta".

También aclara la reglamentación que la UIF "no ejercerá la facultad de comunicar información a otras entidades públicas con facultades de inteligencia o investigación en casos vinculados a declaraciones voluntarias y excepcionales realizadas en el marco de la Ley N° 27.260 (nueva ley de reparación histórica para jubilados y el blanqueo de capitales)".

Tanto en la ley como en su reglamentación, la UIF se presenta como "organismo descentralizado en la órbita del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas", un cambio importante ya que antes de la nueva ley, estaba bajo la órbita del Ministerio de Justicia.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas