Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El ADN del compromiso: las causas que movilizan a los argentinos

La mayoría elige el combate a la pobreza; en los últimos años, crecieron el rescate animal y el consumo consciente

Jueves 04 de agosto de 2016
SEGUIR
LA NACION
0

Que todos tengan una casa digna, un plato de comida o una educación de calidad son los deseos que más movilizan a los argentinos.

Una encuesta de la consultora Voices! sobre voluntariado a nivel nacional, en 2015, reveló cuáles son las áreas que los argentinos eligen para colaborar: el 28% lo hace en organizaciones religiosas; el 21%, en el barrio, vecindad o sociedad de fomento; el 16%, en educación; el 7% en lucha contra el hambre; el 6% en deporte; el 6%, en ayuda frente a desastres naturales, y el 5%, en conservación del medio ambiente.

Algunos lo hacen desde espacios históricos -como Cáritas, la Asociación Cristiana de Jóvenes, las Damas Rosadas o el Cottolengo Don Orione- y otros, desde organizaciones más jóvenes. Pero detrás de todas las entidades y de todas las causas se esconde una búsqueda madre: terminar con la pobreza.

Son muchos los que quieren aportar. Por ejemplo, León Bauer,se convirtió con siete años en el donante más joven de Cimientos. Los Ropolo, en cambio, son voluntarios en familia: desde hace tres años van a las Recorridas del Frío de la Fundación Sí.

Lo que lleva a los argentinos a donar plata o involucrarse como voluntarios en diferentes organizaciones sociales es lograr cubrir las necesidades básicas de toda la población.

Así lo demuestran números de gran impacto, como los más de 2000 voluntarios que, en lo que va de 2016, dedicaron sus fines de semana para construir casas junto a Techo; los 2500 socios individuales que mensualmente aportan fondos a Cimientos para que más chicos puedan ir a la escuela; los 16 bancos de alimentos que asisten a 270.000 personas en diferentes provincias del país, o los 1000 voluntarios que todas las noches salen a ofrecer abrigo y comida caliente a la gente en situación de calle en las Recorridas del Frío de la Fundación Sí.

César Lage: Cambié el concepto de ayudar por el de compartir. Participa de la organización Techo
César Lage: Cambié el concepto de ayudar por el de compartir. Participa de la organización Techo.

"Hay muchas personas que se mueven para ayudar a quienes están más desfavorecidos económicamente. Eso se ve en organizaciones sociales, Cáritas y demás instituciones que sostienen ayudas solidarias, favorecen la alimentación de poblaciones económicamente pobres o buscan generar viviendas como Techo", afirma Miguel Espeche, licenciado en Psicología, especialista en vínculos y salud mental comunitaria.

Los especialistas señalan que el desafío más importante es poder sostener el compromiso en el tiempo. "El reto de nuestra sociedad es comprender la noción de perseverancia, trabajo hormiga y mediano plazo que requieren las causas sociales, además de una comprensión madura del tiempo, una aceptación de que las transformaciones profundas no producen resultados ni gratificaciones necesariamente inmediatas", afirma Enrique Valiente Noailles, presidente de la Fundación Navarro Viola.

Nuevos intereses

Otros temas que en el último tiempo también fueron ganando terreno en los intereses de los ciudadanos son el proteccionismo animal y el consumo consciente. El rescate, la recuperación y la posterior adopción de perros callejeros están instalados en la conciencia social hasta tal punto que ya está mal visto comprar ejemplares de raza. Un signo de este fervor es que la página de Facebook del Refugio El Campito tiene 1.662.000 seguidores.

Cuidar el planeta, saber cómo se fabrican las cosas que consumimos y promover el trabajo de los pequeños productores son algunos de los motivos que hacen que ferias como Sabe La Tierra hayan crecido explosivamente. Hoy, ya son cinco los mercados (inauguran dos en Cañitas y Balvanera este mes) en los que 300 productores ofrecen sus artículos a más de 15.000 personas por semana.

"El análisis de los movimientos sociales siempre ha sido un tema de estudio de la sociología. La movilización depende de múltiples factores y dimensiones, y por eso es difícil preverla o explicarla totalmente. Tiene que ver con valores, temáticas, agenda o situaciones sociales: por ejemplo, la crisis de 2001 hizo que más gente se movilizara por los otros", explica Constanza Cilley, directora ejecutiva de Voices! y autora del libro Argentina solidaria: una invitación a ser parte.

Es que en este crecer como sociedad la manera de ayudar también evolucionó. Y los argentinos ya no se quedan en la donación de plata o de tiempo. Ahora también tienen otras formas de comprometerse: por ejemplo, participan de movilizaciones o reclaman cambios en políticas públicas a través de plataformas digitales como Change.org.

Cilley afirma que "cuando no hay crisis o situaciones convulsionadas las movilizaciones son más lentas, pero siempre puede haber un efecto dormido que un día aparece". Y apunta: "Un buen ejemplo de esto último es lo que ocurrió con mujeres de todo el país, reuniéndose en teteadas públicas para repudiar la prohibición de amamantar a una mamá en una plaza en San Isidro. Fue algo totalmente espontáneo que por algún motivo tocó una fibra que parecía dormida".

Según la directora de Voices!, otro caso es el de la primera convocatoria de #NiUnaMenos: "Noticias de violencia contra las mujeres no son una novedad, pero algunas llegan en el momento adecuado para generar movimientos. Hoy el tema está en el top de las preocupaciones sociales".

En esta misma línea, Espeche sostiene que "existe una idea de que la violencia familiar debe ser erradicada, lo que lleva al éxito del número de personas que se acercan a movimientos como #NiUnaMenos, que si bien contiene dentro de su convocatoria un sinnúmero de miradas diferentes acerca de la cuestión coincide en el deseo de fondo".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas