Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El sobrino de Guillermo Moreno y el domador de caballos del líder de UPCN, entre los despedidos en Indec

Entre los nueve trabajadores del Indec echados a mediados de julio hay personas muy ligadas a la anterior gestión del organismo y al gremio que apoyó la intervención

Jueves 04 de agosto de 2016 • 13:40
SEGUIR
LA NACION
0
Guillermo Moreno, ex secretario de Comercio
Guillermo Moreno, ex secretario de Comercio. Foto: Archivo

No fueron despidos al azar. Fueron un mensaje directo al corazón del gremio UPCN y a la "patota" de Guillermo Moreno en el Indec. Con los nueve despedidos en el organismo a mediados de julio buscó tocarse una fibra íntima: entre los echados por Jorge Todesca aparecen, nada más y nada menos, que el sobrino de Marta Cascales, la actual mujer de Moreno y el domador de caballos del secretario general del sindicato estatal peronista, Andrés Rodríguez, entre otros familiares, amigos y hombres cercanos a los interventores.

La decisión de los despidos se tomó el 11 de julio pasado y generó un revuelo significativo dentro del organismo, donde UPCN es el gremio mayoritario. Unos días después cientos de manifestantes, entre los que hubo parte de la "patota de Moreno", se congregaron frente a la puerta del Indec para pedir la reincorporación de los expulsados. Y, en silencio, lo lograron. Según fuentes de UPCN, tras una reunión con Todesca, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y su par de Modernización, Andrés Ibarra, los nueve seguirán su carrera en el Estado, pero no en el Indec. Según pudo saber este medio, serán distribuidos por otras dependencias.

"La decisión de los despidos se tomó el 11 de julio pasado y generó un revuelo significativo dentro del organismo, donde UPCN es el gremio mayoritario"

Entre los desplazados aparece por ejemplo, Hernán Cascales, sobrino de Marta Cascales, actual esposa de Moreno. El joven, apalancado por su tía, ingresó al organismo en mayo de 2007, unos meses después de la intervención dispuesta por Néstor Kirchner y ejecutada por el entonces secretario de Comercio Interior. En blanco, la Anses recién lo reconce en 2011.

"Es un chico que tuvo una enorme tragedia familiar y para ayudarlo Marta lo metió ahí adentro. Es un flacucho que nunca podría ser un patotero, estaba contento de trabajar en el Indec e iba todos los días. No lo echaron por no trabajar, por ñoqui", contó a LA NACION una fuente cercana a la familia. Hernán, que es bachiller pedagógico, trabajaba en la Dirección de Relaciones Instituciones de Cooperación Técnica del instituto estadístico.

Otro de los que fue despedido es Carlos Garberi, domador de caballos del secretario general de UPCN, Andrés Rodríguez. El gremialista es amante de los caballos de polo. Incluso en el hípico de Buenos Aires muchos hablan de sus destacados pura sangre. "Compartimos el amor por los caballos", contó Garberi a este medio sobre su afición y la del líder sindical.

"Yo hace años que trabajo en el Indec y soy un buen laburante. Puede ser pero no quiero especular", contestó cuando LA NACION le preguntó si lo había echado por su relación con el líder sindical del gremio estatal. "No soy un militante. Sí estoy afiliado. Acá hay gente que trabaja muy bien y que con el Gobierno pasado trabajaba bien. Después en la cúpula hacían lo que querían con la información que nosotros mandábamos", afirmó.

"Entre los desplazados aparece por ejemplo, Hernán Cascales, sobrino de Marta Cascales, actual esposa de Moreno"

En el organismo destacan la estrecha relación entre Garberi y Rodríguez, y le asignan mucha significación a su desplazamiento. "El domador es amiguísimo de Andrés Rodríguez. Es como si las personas hubieran sido elegidas por ser de vínculos estrechos del núcleo duro de UPCN", contó una fuente que suele recorrer los pasillos del Indec y que conoce la interna gremial.

"Los despidos son absolutamente injustificados", indicó Damián Comas, delegado de UPCN en el Indec. "Ellos cumplieron con sus horarios y con sus trabajos. Incluso algunos no se fueron de vacaciones por temor a que los echaran. No son militantes activos, son afiliados", agregó el gremialista que dijo desconocer se había justificaciones políticas en los despidos.

Unos días después de los despidos, la cúpula del Indec denunció que la patota sigue dentro del organismo. Incluso muchos recibieron el año pasado fueros de parte de UPCN para que no pudieran ser despedidos. Es el caso de José Luis Blanco, ex director de Grandes Empresas. En un comunicado a los trabajadores, Todesca contó. "Desde el inicio de nuestra gestión hemos puesto el énfasis en restablecer el servicio oficial de estadísticas de la Argentina, notablemente destruido por la anterior administración". Y en la nota enviada el 22 de julio agregó: "Hemos contado para ello con la colaboración y compromiso de la mayoría del personal del instituto, pero aún subsisten actitudes hostiles de un grupo que, en no pocos casos, ha sido a la vez cómplice activo o pasivo de numerosas irregularidades en los procesos estadísticos y también administrativos de las gestiones que nos precedieron".

Más expulsados del organimo

Otra de los elegidas para la lista de despidos fue Graciela Sacks, quien reemplazó a Marcela Almeida como coordinadora del IPC Nacional en 2008 cuando el gobierno de Cristina Kirchner buscaba evitar que el dato de inflación GBA se comparara con el de las provincias. "Era una obsecuente de Beatriz Paglieri (mano derecha de Moreno y primera interventora oficial en el Indec) y todos la que la siguieron", contó alguien que trabajó con ella.

En tanto, Rocío Filgueira -otra que aparece en la lista de los que se quedaron afuera- fue secretaria de Hernán Brahim, el lugarteniente de Moreno en el organismo y parte de la banda de los llamados "doce apóstoles". Ellos eran los más allegados a Moreno en el Indec. Martín Cimadoro, también despedido, es sobrino del director general de Administración y Operaciones en el instituto. "El que manejaba la guita en la intervención", describió una fuente del instituto. Tanto Oscar Scandora (Encuesta Permanente de Hogares) como Karen Piccinino (Poblacionales) fueron descriptos como "pesados" en su gestión en la última intervención.

Pablo Nigita, en tanto, es el hermano del actual secretario general de UPCN en el Indec. El ahora gremialista fue durante la intervención del gobierno kirchnerista director de un área. Hugo Ghitia, otro despedido, es el hijo de la directora de Difusión del Indec durante la intervención. Queda claro que el mensaje de Todesca tuvo destinatarios claros y buscó tocar las fibras más íntimas (familiares, amigos, cercanos) de muchos de los que trucharon las estadísticas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas