Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Río 2016. Los motivos que convirtieron a Hope Solo en la deportista de los Juegos Olímpicos más odiada por los brasileños

La arquera de la selección de fútbol femenino de Estados Unidos es abucheada y silbada en cada presentación; "Zika, Zika", le cantan los locales

Domingo 07 de agosto de 2016 • 10:29
0
Hope Solo, la experimentada arquera de los Estados Unidos
Hope Solo, la experimentada arquera de los Estados Unidos. Foto: EFE

BELO HORIZONTE.- Aquí, a 438 kilómetros de Río de Janeiro, también se viven los Juegos Olímpicos. Si bien el grueso de la actividad se desarrolla en la ciudad del Cristo Redentor, Belo Horizonte hace un pequeño aporte recibiendo varios partidos de fútbol femenino y masculino. Y, tras los primeros cuatro partidos disputados en el Mineirão, esta sede ya cuenta con la particularidad de haber alojado a la deportista de los Juegos Olímpicos más odiada por los brasileños: Hope Solo, la arquera de la selección femenina de Estados Unidos, que sintió el descontento del público con su presencia.

Durante los dos primeros encuentros de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos (victorias 2-0 frente a Nueva Zelanda y 1-0 contra Francia), la N°1 norteamericana recibió todo tipo de abucheos cada vez que tocó la pelota. Además, cuando tenía que sacar del arco, todo el público le cantaba "¡Zika, Zika!". Este último gesto de bronca de los brasileños explica el porqué del enojo.

Antes de viajar hacia Brasil, Hope Solo, de 35 años, subió una serie de tuits en referencia al mosquito del Zika, que provocó mucho pánico y preocupación en la antesala de la competencia. "Si alguien en la Villa Olímpica se olvida el repelente, que venga y me vea", escribió la futbolista en su cuenta de Twitter junto a una foto de su cama, en la que se podían ver muchos repelentes de mosquitos. Luego, subió una imagen de ella con todo el rostro tapado y un repelente gigante: "No compartir esto, lleva tu propio kit".

Tan Solo como los argentinos. Si bien la arquera de Estados Unidos se convirtió en un blanco de los brasileños, la delegación argentina completa también fue víctima de los silbidos. Durante la ceremonia de inauguración, fue el único país abucheado. Eso se extendió a las competencias. Según contaron los enviados especiales de LA NACION, Paula Pareto fue silbada desde las primeras horas de la competencia hasta que se colgó la medalla de oro. No hace falta que Hope nos diga qué se siente.

jp/ae

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas