Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Argentina, fuerte en Locarno

En la sección Cineasti del Presente del festival suizo se presentaron en las últimas horas los trabajos de Eduardo Williams y Nele Wohlatz, ambas óperas primas

Jueves 11 de agosto de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
0

LOCARNO.- El festival suizo tiene dos competencias oficiales: Concorso Internazionale, donde ya se presentaron con muy buena repercusión La idea de un lago, de Milagros Mumenthaler, y Hermia & Helena, de Matías Piñeiro, y Cineasti del Presente, reservada a primeros y segundos largometrajes. En esa sección tuvieron su estreno mundial en las últimas horas otros dos films argentinos: El auge del humano, de Eduardo "Teddy" Williams, y El futuro perfecto, de Nele Wohlatz.

La presencia en la misma muestra no es la única coincidencia entre ambas películas. Las dos son óperas primas, ambos directores se formaron entre Buenos Aires y Europa, apostaron por estructuras narrativas decididamente experimentales y retrataron a adolescentes de los más diversos orígenes. Williams rodó El auge del humano primero en la Argentina, pero luego se trasladó a Mozambique y Filipinas para filmar allí a otros jóvenes; Wohlatz, que es alemana, pero radicada en nuestro país, tiene como protagonista exclusiva de El futuro perfecto a una inmigrante china de 17 años que llega a Buenos Aires sin saber una sola palabra de castellano.

Codirectora con Gerardo Naumann del largo Ricardo Bär (visto en el Bafici 2013), Wohlatz -nacida en Hannover, en 1982- debutó en solitario con una historia de vida que conoció trabajando como profesora en el Centro Universitario de Idiomas. Siendo ella misma una extranjera que debió adaptarse a la vida porteña, quedó impactada con Xiaobin: "En el CUI la mayoría de los cursos intensivos eran para estudiantes chinos. Entre ellos estaba Xiaobin. Recién había llegado y casi no hablaba español, pero su vida me generó mucha intriga. Acababa de reencontrarse con sus padres, a los que no había visto durante años, porque la habían dejado sola en China, y en Buenos Aires conoció a sus hermanitos. Su familia vivía aislada en una suerte de mini-China dentro de su lavadero, no hablaban castellano y no hacían ningún intento de volverse parte de su nueva sociedad. Querían que Xiaobin también se mantuviera lejos de los argentinos, pero ella sabía que acá podía realizar el ascenso social que en China no le estaba permitido. Entendí que me encontraba con alguien de carácter muy fuerte, que tomaba sus propias decisiones y que trabajar con ella no podría funcionar de otra manera que en equipo. Así que le propuse hacer una película no sobre ella, sino con ella, sobre nuestras experiencias como extranjeras", explicó Wohlatz.

Así, con Xiaobin convertida en actriz de su propia vida (porque no es un documental, sino una puesta en escena inspirada en experiencia reales), vemos a la protagonista en las clases de español con otros chinos, en sus precarios trabajos (como la fiambrería de un supermercado) y sobre el final interpretando sus posibles futuros en la Argentina. A medida que la heroína va mejorando su español, su interacción con el mundo (y la puesta en escena de la película) se va complejizando en un muy inteligente juego entre realidad y ficción.

En el caso de Williams, multipremiado director de cortos como Pude ver un puma, El ruido de las estrellas me aturde y Que je tombe tout le temps, ofrece con El auge del humano una cruda, visceral, vertiginosa y misteriosa película que une de las maneras más impensadas a jóvenes de la Argentina, Mozambique y Filipinas de suburbios de clase media-baja, obsesionados por Internet y reacios a aceptar las convenciones y obligaciones del mundo adulto. La película es provocadora e incluye en su episodio argentino desde imágenes filmadas en zonas inundadas hasta escenas de sexo explícito. Podrá generar fascinación o rechazo, pero difícilmente deje indiferente al espectador.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas