Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Villanos perdidos en pantalla

SEGUIR
LA NACION
Viernes 12 de agosto de 2016
Croc y Harley Quinn, integrantes del escuadrón
Croc y Harley Quinn, integrantes del escuadrón. Foto: LA NACION / Warner
0

Escuadrón suicida (Suicide Squad, Estados Unidos/2016) / Guión y dirección: David Ayer / Fotografía: Roman Vasyanov / Música: Steven Price / Edición: John Gilroy / Elenco: Jared Leto, Will Smith, Margot Robbie, Joel Kinnaman, Viola Davis, Jai Courtney, Jay Hernández, Ezra Miller, Shailyn Pierre-Dixon, Jim Parrack y Adewale Akinnuoye-Agbaje / Diseño de producción: Oliver Scholl / Distribuidora: Warner / Duración: 123 minutos / Calificación: apta para mayores de 13 años.Nuestra opinión: regular

La idea era hacer una película que diera vuelta la moneda y mostrara en primer plano a los villanos como protagonistas y a los superhéroes como personajes secundarios. Y tal vez ese film hubiera sido divertido, refrescante y diferente de lo que acostumbran a realizar Marvel y DC Comics. Pero esa película no existe.

Escuadrón suicida no es mucho más que un mazo de cartas dedicado a los malos del universo de Batman y Superman en el que se comparan sus habilidades y características para descubrir quién es el mejor o el peor de todos.

El argumento del film escrito y dirigido por David Ayer (Corazones de hierro) imagina que ante los desastres cometidos por Batman y Superman en la película anterior, una agencia gubernamental secreta no encuentra otra solución para controlar futuras amenazas que armar un escuadrón integrado por los más malos entre los malos. Un equipo de asesinos a sueldo como Deadshot (Will Smith), hábiles criminales como Boomerang (Jai Courtney) y Croc (Adewale Akinnuoye-Agbaje), un extraño superhumano con la capacidad de prender fuego todo (Jay Hernandez), una psicópata tan letal como seductora (Margot Robbie), además de una bruja milenaria (Cara Delevingne) que podrían no tener tan controlada como imaginan.

Luego de una presentación de personajes que hace pasar a la edición desprolija y fragmentada por marca de estilo, la escasa lógica del relato empieza a desvanecerse entre repetidos flashbacks. Ahí aparece el Guasón en versión punk y tatuada interpretado por Jared Leto, tan lejos del siniestro villano de Heath Ledger como del divertido bufón de Jack Nicholson.

La buena mano de Ayer para contar historias realistas y violentas sobre hombres en conflicto con su medio ambiente se pierde acá entre situaciones artificiosas tan sombrías como incoherentes. Si por momentos aparece un espíritu irreverente y legítimamente entretenido es gracias al talento y el carisma de Will Smith y Margot Robbie, los únicos dos intérpretes que parecen saber qué hacer con el débil material pergeñado por el estudio que, enfocado en ganarle la batalla a Marvel, se olvidó que lo suyo es hacer películas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas