Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Polémica por el aumento del precio de las llamadas de teléfonos fijos a celulares

Las empresas comunicaron el incremento del calling party pay (CPP) en las últimas facturas, pero desde el Enacom dicen que rechazarán la suba

Sábado 13 de agosto de 2016
SEGUIR
LA NACION
0

El 14 de julio pasado, las empresas telefónicas empezaron a comunicar a sus clientes en las facturas el aumento del calling party pay (CPP), un cargo adicional al precio de la llamada que pagan los usuarios de teléfonos fijos al llanar a líneas móviles por cada minuto de comunicación. Según esa información, a partir del 15 de septiembre próximo, el valor del CPP por minuto de comunicación pasaría de $ 0,33 a $ 0,90, aunque durante los próximos cuatro meses las operadoras cobrarían $ 0,66 para escalonar la suba (a todos esos valores debería sumársele el IVA). El incremento se iba a empezar a percibir en octubre, cuando llegasen las boletas.

Polémica por el aumento de precio de las llamadas de teléfonos fijos a celulares
Polémica por el aumento de precio de las llamadas de teléfonos fijos a celulares. Foto: Archivo / Matias Aimar

Sin embargo, ante una consulta de LA NACION, fuentes del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) dijeron que están analizando cómo se rechazarán los incrementos. Según la regulación vigente, si el componente de la factura es precio, al tratarse la telefonía móvil de una actividad desregulada, no se requiere para la suba de una autorización del Enacom; pero si se trata de un cargo de interconexión, que sí está regulado, entonces ese ente tiene que dar su autorización expresa. Este último sería el caso del CPP, según entienden algunos técnicos de ese organismo.

El CCP se incorporó a la factura en los años 90 con el objetivo de subsidiar el desarrollo de las comunicaciones móviles y había quedado algo olvidado por el congelamiento de tarifas que caracterizó a la economía argentina en los últimos cinco lustros. Hoy hay 60 millones de líneas móviles y 8 millones de fijas.

LA NACION consultó a las tres principales operadoras móviles acerca de las razones del incremento. "Esta modificación se hace necesaria para acompañar los distintos incrementos en la mayoría de los costos directos que impactan en el negocio móvil -con 1163% de inflación desde 2001-; sostener los niveles de inversión y actualización permanente que requiere la industria para brindar el servicio con los estándares de calidad que nuestros clientes demandan; y sustentar la evolución tecnológica hacia una nueva generación de servicios 4G", explicaron en Telecom-Personal. "El valor del CPP está congelado desde 2003 y aún con estos ajustes mantiene un atraso significativo respecto de la industria en general", afirmaron desde Telefónica-Movistar. "Este cargo está regulado y afecta a todas las operadoras", agregaron en Claro.

"Un aumento del CPP hará que los clientes migren de comunicaciones fijo-móvil a móvil-móvil utilizando el doble de recursos de aire y congestionando las redes. La tasación al segundo en la móvil contra la tasación al minuto en la fija, trae una distorsión adicional en las ofertas económicas que incentiva el uso del móvil en detrimento del fijo. Los planes de tarifa cero entre móviles de una misma empresa depredan el tráfico de la fija migrándolo y deteriorando la calidad de la móvil", afirmó Jerónimo Serafini, CEO de Anura, una empresa de telefonía sobre Internet que hizo una denuncia ante el Enacom contra el incremento del CPP.

El CPP es recaudado por los operadores de telefonía fija por cuenta y orden de las de móvil. Ambas se reparten ese cargo en porcentajes, que pueden ser del 65% para la móvil, y 35% para la fija (por el servicio administrativo), aunque esas cifras varías. Según una estimación a la que accedió LA NACION, si el aumento se concretara, las empresas de telefonía fija recaudarán el año próximo unos $ 5800 millones en concepto de CPP, más de doble que este año. La mayor parte de ese dinero será girado a las compañías móviles. El mercado de telefonía fija es dominado en un 90% por Telefónica y Telecom, pero hay otros jugadores como Telecentro, Claro-Telmex, Level 3, iPlan, Anura, Metrotel y varias decenas de cooperativas de telecomunicaciones.

Tras catorce años de congelamiento, en marzo el gobierno nacional ya había autorizado un aumento del abono de la telefonía fija del 186%, que en junio pasó de 13,3 a 38 pesos. Más allá de la falta de actualización de esos valores, el esquema tarifario forma parte del atraso regulatorio en la materia, que empieza a ser revisado por el Enacom. "En momentos en que la voz móvil va camino a ser ilimitada con todo tipo de planes comerciales, en poco tiempo que quien llame pague un plus por hacerlo a un móvil sonará anacrónico", dijo el consultor Enrique Carrier, de Carrier & Asoc.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas