Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Yamila Miguel, la argentina de 34 años que triunfa en la NASA

Es Doctora en Astronomía de la Universidad Nacional de La Plata; trabaja en la misión de Juno a Júpiter; en una entrevista con LA NACION, habla de sus proyectos y sus sueños

Miércoles 17 de agosto de 2016 • 14:49
0
Yamila Miguel tiene 34 años y es Doctora en Astronomía de la Universidad Nacional de La Plata
Yamila Miguel tiene 34 años y es Doctora en Astronomía de la Universidad Nacional de La Plata.

Cuando era chica, Yamila Miguel le mandaba cartas a la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio ( NASA), y recibía como respuesta fotos del espacio que le enviaban desde el departamento de divulgación. De adolescente, le encantaba que la lleven al Planetario, y recuerda que uno de sus mejores regalos fue cuando sus papás le dieron un telescopio. Hoy, casi 30 años después, es la encargada de generar todo ese conocimiento que a los más chicos les apasiona. Como becaria del Observatorio de la Costa Azul de Francia, trabaja para la NASA en la misión de Juno a Júpiter.

En una charla con LA NACION, la joven nacida en Banfield cuenta cómo llega a la NASA luego de haberse formado como licenciada y doctora en Astronomía de la Universidad Nacional de La Plata.

¿Cómo llegaste a la NASA?

Estudié en Argentina y después hice un pos doctorado en Alemania sobre atmósferas de exo planetas. Luego, me fui a Francia para seguir trabajando sobre este tema. Con un profesor, me presenté para una beca en el Observatorio de la Costa Azul, la gané y empecé a trabajar para la misión de la sonda a Júpiter.

¿Cuál fue tu primera impresión al viajar a la sede de Estados Unidos?

Mi trabajo es en Francia, pero cada tanto viajamos para juntarnos con todos los científicos de la misión. Era la primera vez que iba, es toda una experiencia para mí que soy astrónoma. La NASA tiene diferentes sedes, yo estoy en el Jet Propulsory Laboratory, que está en Pasadena, Los Ángeles. Acá no es donde lanzan las misiones. Primero me sorprendió toda la cuestión de la seguridad. Casi un mes antes de ir tuve que mandarles el pasaporte escaneado y decenas de mails.

Otra de las cosas que me llamó la atención es que están muy preparados sobre todo lo que es divulgación científica, que en otros lugares no es tan común. Porque la gente pone plata de sus impuestos, entonces quiere saber qué se hace con la inversión espacial.

¿Cuál es su rol en la misión espacial a Juno?

Hago modelos de atmósferas de exoplanetas en la computadora para observar el espacio. Luego, trato de explicar esos modelos para ver qué información nos da la atmósfera sobre un planeta. El interior de una atmósfera te da la información de la evolución y la formación de un suelo rocoso.

Hoy en día, estamos esperando los datos de la senda Juno para hacer los modelos del interior de Júpiter. Estoy interesada en la gravedad del planeta y en la cantidad de agua que hay en la atmósfera. Con eso podemos hacer los modelos del interior. Los datos que yo voy a usar recién llegan en noviembre.

Yamila Miguel trabaja para la NASA en el Observatorio de la Costa Azul de Francia
Yamila Miguel trabaja para la NASA en el Observatorio de la Costa Azul de Francia.

¿Qué sentiste cuándo llegó la sonda a una de las órbitas de Júpiter?

Estuvo buenísimo, fue surreal. Tienen todo muy preparado, éramos un montón de personas. Nos juntamos a sacarnos fotos, ahí conocí a los ingenieros que construyeron todo. No sólo los que hacemos la ciencia. Además, el día de la inserción era para nosotros y para nuestra familia. Fui con Andy, mi marido. Había una sala especial en la que mirábamos en directo lo que pasaba en la toma de decisiones.

Fue todo muy extraño, había como una organización paralela, mails, tuvimos que ir con anticipación, visita guiada, todo estuvo muy preparado. Había un científico que estaba explicando cosas a todos los miembros de la familia. Algo como más privado.

¿En qué nos cambia conocer mejor el interior de Júpiter?

Nosotros vivimos con un montón de cosas astronómicas y no nos damos cuenta. Las estaciones del año o la forma de medir el tiempo. Son tan evidentes que no relacionamos de dónde vienen. No vemos el uso ahora mismo, porque muchas veces son más a largo plazo. Yo quiero saber las consecuencias para la propia historia de nuestro planeta. Por ejemplo, en la Tierra hay agua por los movimientos que hizo Júpiter en su formación. Conocer otros planetas nos ayuda a entender nuestro lugar en el universo. Entender otros sistemas que podrían llegar a tener lugares habitables.

¿Qué les diría a los chicos que quieren estudiar ciencia?

Les diría que los científicos somos gente normal. Muchas veces la gente tiene esa imagen. Cuando cuanto lo que hago, no se lo esperan, no caigo en el estereotipo. No piensen que somos bichos raros. Tenemos nuestros amigos, sobrinos, tengo un marido, salimos a tomar cerveza para celebrar, hago ejercicio, corro triatlones, tengo mi vida paralela.

Me gustó la serie Cosmos, pero tampoco quiero todo el tiempo estar viendo cosas del universo. Andrés, mi marido, es fanático de la astronomía y le encanta. El quiere mirar documentales o telescopios, pero a mí ya me aburre un poco, porque es mi trabajo. Ya no miro tanto el telescopio como antes. Trato de buscar un hobbie que me despeje la mente.

¿Cuál es tu sueño?

En ciencia es complicado conseguir una buena posición. Para llevar a cabo un proyecto, lo que más se tarda es en conseguir recursos y dinero. Mi sueño sería que toda esa parte fuese más sencilla, para poder llevar adelante las investigaciones, teniendo más en cuenta el aspecto científico que el monetario.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas