Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Habla Matt Barrie, fundador de Freelancer.com

"Los argentinos son extraordinariamente populares en diseño gráfico, y están en el primer puesto mundial en traducciones"

LA NACION
SEGUIR
Ariel Torres
Sábado 20 de agosto de 2016
0

Durante los primeros doce años de mi carrera, desde la revista Humor Registrado, a los 17, hasta que ingresé a la planta permanente de editorial Perfil, a los 29, fui un redactor freelance. Conozco bien la dinámica de esa actividad. Si las condiciones económicas son las adecuadas, es una forma de cuentapropismo en la que los méritos (productividad, calidad, reputación) están en la base del éxito. Depende de uno, digamos. Por eso, cuando me ofrecieron charlar con el australiano Matt Barrie, fundador de Freelancer.com, acepté de inmediato. Entre otros motivos, porque hoy el cuentapropismo es una oportunidad no ya local, de cabotaje, como la que conocí en mis primeros años, sino global y sin fronteras. De nuestra conversación participó también el argentino Sebastián Siseles, director internacional de la compañía, que aportaría algunos de los números locales.

-¿Por qué creaste Freenlancer.com?

-Mi formación es bastante técnica y antes de Freelancer.com fundé una compañía que hacía semiconductores, circuitos integrados para dispositivos de red, que finalmente compró Intel. Luego me dediqué a algunos proyectos de software; para sitios Web, por ejemplo. Y estaba en eso cuando decidí ayudar a mi madre, cuyo emprendimiento les vende productos a unos 10.000 comercios. Me propuse crear un directorio de todos esos locales, una planilla de cálculo muy sencilla con el nombre, el teléfono y la dirección, datos que había que googlear. Algo realmente muy aburrido. Traté de contratar a unos amigos, pagando 2 dólares australianos (1,5 estadounidenses) por cada línea del Excel, pero no quisieron hacerlo. Uno me dijo que era muy aburrido. "¡Pero claro que es aburrido, por eso te estoy pagando para que lo hagas!", le respondí. Pero luego de 4 meses no estaba yendo a ninguna parte y me puse a buscar entrada de datos en sitios de contrataciones, bolsas de trabajo, esa clase de lugares. Di con este sitio Get A Freelancer, de Suecia, cuyo sitio era horrible, del tipo Graiglist, con un diseño muy feo, y posteé el empleo. Me fui a comer y volví como a las 3 horas, me había olvidado por completo del asunto y me encontré con 74 mensajes en mi bandeja de entrada. Supuse que tal vez una persona querría tomar el trabajo, ¡no 74! Pensé: "Esto es ridículo". Empecé a ver lo que pedían por hacer toda la tarea. Pasé de 2000 dólares a 100. No podía ser cierto. Contraté a los de 100 dólares, que estaban en Vietnam, e hicieron el trabajo en sólo 3 días y de forma impecable.

"La cuestión es que se me ocurrió que aprovechando ese sitio podría fundar mi propia compañía. Empecé a evaluar qué clase de compañía crear, y entonces me di cuenta de que ese sitio, Get A Freelancer, era una buena idea.

STEM

Eventualmente, Barrie compraría varias bolsas de trabajo en línea, incluida Get A freelancer, y lograría posicionar su sitio en el primer lugar. No sin esfuerzo -rememora-, Freelancer.com alcanzó la meta de los 20 millones de suscriptores en julio último.

-¿Hay un mercado de capitales de riesgo maduro en Australia?

-No diría que es maduro.

-Pero hay uno.

-Sí, pero el problema es que los capitalistas de riesgo en Australia no son emprendedores, son bancos. Cuando los bancos quieren entrar en esta actividad, contratan personal junior, que en cuanto las cosas van mal con la start up que están financiando se asustan e intentan controlar todo. Pero este negocio es muy parecido a una montaña rusa, sube y baja muy rápido. En el Silicon Valley aprendí que cuando las cosas van bien, no tenés que emocionarte demasiado, y cuando van mal, no te tenés que desesperar.

-En 2009 le hice un reportaje público a Marcos Galperín, el fundador de MercadoLibre, y le pregunté cómo había hecho para dormir durante meses sabiendo que le debía millones de dólares a los inversionistas. Me respondió que no podés iniciar una start up con miedo. Tenés que estar convencido de que va a funcionar tarde o temprano.

-Sí, es cierto, pero si no tenés aunque sea un poco de miedo, te podés volver arrogante.

-Arrogante no es lo contrario de resuelto.

-No, es verdad, pero si no te preocupás por ciertas cosas, no podés construir una empresa de miles de millones de dólares. Si cada día, cuando vas a trabajar, no olés humo, significa que no estás oliendo lo suficiente. Cada día algo se está quemando.

-Sé cómo es, trabajo en un diario [risas]. Ahora, parece haber un problema con el empleo. La inteligencia artificial y los robots van a ir ocupando cada vez más puestos. ¿Qué pensás del futuro del trabajo?

-Mirá, las nuevas tecnologías destruyen puestos de trabajo, pero también crean nuevos. Los empleos creados por las nuevas tecnologías son diferentes de los empleos antiguos en muchos sentidos. En el momento actual, por ejemplo, todo aquello que sea repetitivo, va a desaparecer. El software está impactando mucho en los trabajos de la clase media, pero la robótica va a causar un cambio social mucho mayor. Basta mencionar el software para conducir vehículos, que va a afectar a todos los trabajadores involucrados en la industria del transporte: colectiveros, taxistas, camioneros. Lo mismo puede decirse de la mayoría de los trabajos manuales. Ahí el impacto va a ser mucho mayor porque va a ser muy difícil, al menos durante los primeros 20 años, volver a entrenar a los que tenían esas ocupaciones para que hagan otras tareas.

-¿Tenés chicos?

-No por ahora.

-Supongamos que tuvieras uno, qué le aconsejarías que estudie.

-Ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (STEM, por sus siglas en inglés), de tal forma que pueda trabajar en algo creativo. Creo que el sistema educativo, en particular la primaria y la secundaria, está preparando a los alumnos para trabajos que ya no existen.

-¿Es posible imaginar un momento en el futuro en el que el trabajar sea opcional?

-Hay dos escuelas de pensamiento en esto. Una dice que seguiremos creando nuevos empleos, cada vez más sofisticados. La otra, que sostienen desde la Singularity University, es que va a haber una Era de la Abundancia.

-¿Cuántas personas trabajan en la oficina argentina?

-Tenemos 6 en este momento y esperamos que sean 35 para fin de este año.

-¿Y cuántas personas trabajan en Freelancer.com en todo el mundo?

-Quinientas.

-¿Cuáles son los números para la Argentina?

Siseles: -Lanzamos el sitio para nuestro país en 2012. Logramos una audiencia de 12.000 personas sólo con el boca en boca. En la actualidad, nuestra base de usuarios argentinos está en el orden de los 200.000.

-¿Pasaron de 12.000 a 200.000 en 4 años?

-Sí, el crecimiento ha sido explosivo en América latina en general, donde estamos alcanzando los 2 millones de personas. En 2012 América latina representaba menos del 2% de nuestro sitio. Hoy representa casi el 10 por ciento.

-¿Qué trabajos se buscan más en la Argentina, en qué somos buenos?

Barrie: -En 3 grandes áreas. Los argentinos son extraordinariamente populares en diseño gráfico. De hecho, nuestro diseñador gráfico es argentino. La segunda es software: programación, diseño de sitios Web, etcétera. Y por último, los argentinos son los número uno mundiales en traducciones.

-¿En serio? Eso es porque nadie nos entiende y tenemos que pasárnolas traduciendo [risas]. Una pregunta más, por algo que habíamos estado hablando antes. ¿Creés que en algún momento del futuro habrá naciones virtuales?

-Bueno, creo que es un poco lo que ocurre con Freelancer, somos como un país virtual, tenemos nuestra economía, nuestro producto bruto interno, tenemos empleadores y empleados, tenemos nuestro sistema financiero, un sistema legal rudimentario, arbitrajes, y tomamos decisiones clave, como si debemos subir o bajar los salarios en ciertas áreas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas