Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Corea se revela, moderna y tradicional, como país invitado al Festival de la Luz

De lo documental a lo experimental, diferentes muestras de fotos y proyecciones dan cuenta de la rapidez con la que se occidentalizó el país de Oriente

Martes 23 de agosto de 2016
SEGUIR
LA NACION
0

Corea del Sur es un territorio pequeño y vigoroso. Productor incansable, a la vez que mosaico de culturas milenarias, ha experimentado en las últimas décadas una profunda transformación, también en su paisaje. Escenas de estos cambios fueron captadas por varios fotógrafos que en estos días exhiben su obra en los Encuentros Abiertos Festival de la Luz, del que es su país invitado.

El clásico blanco y negro de Lee Gapchul, una toma de Lee Daesung en una serie sobre el nomadismo y el trabajo conceptual de Lee Jeonglok
El clásico blanco y negro de Lee Gapchul, una toma de Lee Daesung en una serie sobre el nomadismo y el trabajo conceptual de Lee Jeonglok. Foto: LA NACION

Un ciclo de proyecciones, dos exposiciones y talleres a cargo de especialistas son las actividades organizadas por la delegación asiática y celebradas en diversos centros de la ciudad. Seis de la docena de artistas coreanos participantes muestran imágenes centradas especialmente en estas dinámicas de cambio. Ellos son Noh Suntag, Park Chanho, Lee Gapchul, Ha Jikwon y Kwon Taegyun. Probablemente, sus nombres no digan demasiado al aficionado, pero sus piezas integran un programa de proyecciones junto con otras que merecen atención y que se exhiben en el Centro Cultural Haroldo Conti. Seok Jae-Hyun, curador del ciclo, apunta que la intención fue "mostrar la rapidez con que Corea se «occidentalizó» y su pérdida cultural. Los fotógrafos trabajaron duro para retratar la vida tradicional coreana en relación a rituales y prácticas budistas, junto con otras escenas modernas y cotidianas de nuestro país".

Esta acelerada vorágine transformadora que experimentó el país asiático también tuvo efectos sobre la formación artística de sus creadores. Seok Jae-Hyun explica que, en el caso de la fotografía, desde el año 2000 en adelante, el cambio fue total. "Ahora tenemos más de 15 universidades y colegios con departamentos de fotografía y audiovisual y numerosos graduados. Además, Corea celebra cuatro festivales internacionales de fotografía al año, incluida la Bienal Daegu; y los museos públicos y las galerías apuestan por muestras internacionales de fotografía".

La directora artística del Festival de la Luz, Silvia Mangialardi, cree que el trabajo de los artistas coreanos es "exquisito" por el manejo de una técnica "que enfatiza absolutamente el mensaje sin generar ruidos. Son fotógrafos con diversidad de intereses, libertad creativa, que no siguen las modas o reglas del mercado, y que representan una forma de acercamiento a una cultura que no nos es tan conocida".

Foto: LA NACION

Sobre las obras referentes a la simbiosis entre modernidad y tradición, la directora cree que esta idea está presente tanto en los temas seleccionados como en el tratamiento estético de las imágenes. "Algunos autores registran rituales budistas junto a la vida cotidiana, con estilos muy clásicos, en blanco y negro, y otros exploran una línea más conceptual o ponen el énfasis en el cambio climático, con fotos a color y un estilo muy contemporáneo. Es una mirada amplia de aproximaciones al tema."

Foto: LA NACION

Lee Daesung es el fotógrafo que trabajó la problemática ecológica. Realizó dos proyectos distintos: una obra conceptual sobre la acelerada desertización en zonas de Mongolia y otra sobre cómo afecta a los habitantes de una isla de la India el calentamiento global en la pérdida de tierra al subir el nivel del mar.

A su trabajo, se suman los de Kim Atta, Lee Jeonglok, Park Seunghoon y Lee Yonghwan que, con un lenguaje altamente conceptual, hablan de "realidad e irrealidad, identidad, sueño y confusión", explica el curador. En el trabajo de curaduría, Seok Jae-Hyun contó con la colaboración del Centro Cultural Coreano, donde el país invitado exhibe The Walls and Wells, del fotógrafo Choi Goseong, quien explora lo sensorial y la interacción entre el espacio físico y el reino psicológico. "Trasladé mi propia experiencia de perderme en un sendero de montaña a un retrato de la naturaleza en una especie de laberinto y metáfora visual de un sentido interno de la falta de lógica", dice.

A vista de pájaro

Una plaza es el título de otra de las muestras, de Park Hosang, que se puede visitar en El Cultural San Martín. Este artista lleva años tomando fotos desde las terrazas de los edificios. En este caso, se centra en un pequeño parque de descanso en un entorno residencial de complejos de departamentos de gran altura. El fotógrafo cuenta a LA NACION que su idea es "presentar los espacios de forma que rememoren lugares familiares y con zonas en construcción", pero ironizando sobre el estilo coreano. Trabaja con cámaras de gran formato y película de negativos color y toma las imágenes desde arriba, "como si fuese el ojo de un águila", para distorsionar la distancia y la profundidad, "privilegiando el acercamiento con una sensación de tierra plana y provocando desconcierto".

Las fotos de Park Hosang recuerdan a pinturas, imágenes impresas, maquetas de arquitectura o al plano aéreo de un edificio. "Muestro los problemas de la utopía improvisada y un espacio de simulacro y paisaje administrado por el capitalismo coreano. Es un paisaje fantasma, un parque que no revive su función de atraer a personas, sino que satisface con solo su imagen. Estos parques desolados incorporan una metáfora de la realidad actual y de la vida de nuestra sociedad", explica.

La invitación a Corea como país destacado en el Festival se debió no sólo a la calidad artística que las directoras de los Encuentros Abiertos Elda Harrington y Silvia Mangialardi, reconocen en las nuevas camadas de fotógrafos coreanos, sino también a la experiencia compartida en la edición anterior y al reciente centenario de la primera inmigración coreana en la Argentina". Aunque estos encuentros de carácter bienal tienen casi tres décadas de historia, por primera vez en 2014 incorporó la modalidad de país invitado, con Chile. La decisión se celebró mucho más allá de los Andes. "El Festival de la Luz es de los primeros eventos internacionales de fotografía organizados en el mundo y un excelente puente entre países para esta disciplina", opina Seok Jae-Hyun, en nombre de Corea.

Todo para ver

The Walls and Wells, en el C. C. Coreano (Coronel Díaz 2884), hasta el martes 30

Una plaza, en el Cultural San Martín (Sarmiento 1551). Finaliza el 29

Ciclo de proyecciones de fotografía coreana en el C.C. San Martín, hasta el lunes 29

También se puede ver en la Alianza Francesa de Bahía Blanca (hasta el 10 de septiembre), en el Museo de la fotografía del Fotocine Club Rafaela (en Santa Fe) y en centros de otras provincias. www.encuentrosabiertos.com.ar

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas