Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La escala para medir a los DT del fútbol argentino: desde los más ofensivos hasta los más pragmáticos

Los estilos deberían entregar partidos abiertos; la mitad de los técnicos, con el módulo europeo: 4-2-3-1; quince de los 30 entrenadores jugaría con ese sistema

Viernes 26 de agosto de 2016
0

Este viernes arrancará un nuevo torneo y la lupa se posa sobre los directores técnicos, cada vez ubicados en lugares de mayor protagonismo. ¿Por qué se da esta situación? Es que ahora el futbolista le exige más respuestas y preparación a los entrenadores porque, al mismo tiempo, necesita que éste –en un corto plazo– le pueda ofrecer herramientas que lo potencien, para hacerlo mejor a él y al resto del equipo. Y todo debe analizarse dentro de un contexto y una estructura. El fútbol es un deporte colectivo en donde ni siquiera contar con la mejor individualidad garantiza el éxito. Y alcanza con el ejemplo de Lionel Messi con la selección para graficar la cuestión. El torneo argentino no tiene un Messi, pero sí varios futbolistas determinantes y de experiencia. Pero, ¿qué juego se verá?

Analizando las ideas de cada entrenador y de los antecedentes buscados por sus equipos, en el mapa de los DT se desprende que la mayoría apostará por un juego en donde prevalecerá el ataque, la búsqueda del arco rival asumiendo riesgos, por encima del pragmatismo y los planteos más defensivos. Habrá para todos los gustos, pero también hay un sistema táctico que se impone sobre el resto: el 4-2-3-1, que será utilizado por 15 de los 30 entrenadores de primera división.

Algunos lo elegirán por convicción por la cobertura de los espacios y la vuelta de los wines, otros para ubicar a la figura de su equipo en el hábitat donde mejor rinde, como es el caso de Carlos Tevez en Boca. Como el Apache dijo que prefiere jugar con otra referencia de área para él poder salir y participar de la elaboración del juego, el Mellizo modificó el 4-3-3 que venía utilizando incluso desde su etapa en Lanús.

Jorge Valdano reconoce en su último libro “Fútbol, el juego infinito” que “dentro de la cancha, el juego se ha ido haciendo más táctico y menos técnico o, lo que es lo mismo, más colectivo y menos individual”, aunque también destaca que la gambeta sigue siendo un arma indescifrable y lo suficiente poderosa para quien se anime a utilizarla. También, más allá de elogiar el juego de posesión y la escuela de Cruyff y el Barcelona de Pep, agrega: “El tiqui-taca, como el rock o la tortilla de papas, depende de quién lo haga. No hay buena idea sin buenos intérpretes”.

No sorprende que vayan al ataque Eduardo Coudet (Rosario Central), Marcelo Gallardo (River), Jorge Almirón (Lanús), Gabriel Milito (Independiente), Diego Aguirre (San Lorenzo), Guillermo Barros Schelotto (Boca) o Claudio Úbeda, aunque todavía sea interino en Racing.

Sin embargo, hay otros DT que no cuentan con grandes planteles en calidad y jerarquía de los antes mencionados, pero igual se animan a desarrollar un proyecto ambicioso y protagónico. En ese rubro se pueden anotar a Nelson Vivas (Estudiantes), Sebastián Méndez (Godoy Cruz), Paolo Montero (Colón), Carlos Mayor (Temperley), Pablo Lavallén (San Martín) y Leonardo Madelón (Unión), con distintas escalas, como se observa en la infografía.

Nadie pensaba que Godoy Cruz podía ser un serio aspirante al título pasado. Seguro Méndez confiaba, pero con la motivación sola no alcanza: la ecuación ideal es proyectar objetivos y una estrategia de juego acorde con las características de los futbolistas con los que se cuenta, además de entrenamientos que aceleren el entendimiento.

La principal referencia en cuanto a asumir riesgos (también preocupado en cómo el equipo termina marcando en ataque) se ve en Ariel Holan y su Defensa y Justicia. Plasmó una idea ofensiva desde el primer día y también a la hora que los rivales le sumaban adversidades. Así eliminó a Independiente recientemente de la Copa Argentina; así también se le plantó a Boca en la Bombonera, partido que finalizó 0-0. Pero desde el rendimiento y la cantidad de situaciones Defensa mereció golear 3-0. Ahora debió cambiar a muchos jugadores, pero el estilo se mantiene.

Hay otros entrenadores, los menos en la actualidad, que prefieren hacerse fuertes de atrás hacia delante y que analizan los momentos de cada partido para intentar dar un golpe con un contraataque o presión determinada. Entre los abanderados del “equilibrio” están Alfaro,Falcioni,Bassedas y Kudelka. Y en el otro extremo de Holan, pueden ubicarse (sobre todo) Schurrer y Quiroz. El fútbol –igual– siempre puede ser cambiante y, quizás, alguno sorprenda con un nuevo libreto. La creatividad también forma parte del juego.

Foto: Archivo

cl/jt

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas