Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los mejores y peores momentos de Britney Spears en los MTV Music Awards

La cantante volverá a presentarse mañana en la entrega de premios y hay mucha especulación sobre cómo se verá en el escenario

Sábado 27 de agosto de 2016 • 12:15
0

Desde la chica que ascendía meteóricamente en los charts hasta su triste regreso luego de su descenso a los infiernos: la carrera de Britney Spears bien podría contarse a través de sus presentaciones en los MTV Music Awards.

Por eso su aparición en la edición 2016 de la entrega -que se celebrará mañana en Nueva York- despierta especulaciones de todo tipo. ¿Qué presentará Brit sobre el escenario? ¿Cómo se verá? ¿Se tratará de un regreso con gloria? Habrá que esperar para saberlo, pero por lo pronto los invitamos a hacer un repaso por sus mejores y peores participaciones en los VMAs.

2000: pura piel

Aunque un año antes había compartido escenario con los N-Sync (y con su noviecito Justin Timberlake, obvio), acá se cortó sola... y demostró que tenía suficientes recursos para hacerlo. Con una entrada a lo Michael Jackson, la pequeña Britney tomó prestado un fragmento de "Satisfaction" para luego arrancarse el smoking y hacer delirar al público con un diminuto outfit en nude. Y cantar su hit "Oops! I did it again", claro.

2001: la chica de la boa pitón

Sí, puede sonar un poco remanido por estos días... Pero en su momento, muchos quedaron con la boca abierta cuando Britney se corrió del escenario en plena interpretación -con pista, pero interpretación al fin- de "I'm a slave 4 U" y apareció con una serpiente sobre sus hombros. Una gran puesta en escena para la por entonces "princesita del pop".

2003: por el trono

Invitada por Madonna, se unió a Christina Aguilera para luchar por la bendición de la reina del pop. Tuvo que cantar en vivo y, aunque su contrincante fue superior vocalmente, fue ella quien se llevó el mejor beso.

2007: el mal paso

Luego de que se hundiera en un espiral de excesos y malas decisiones, Britney prometía volver con todo al escenario de los VMAs. La excusa era presentar "Gimme more", primer corte de su disco Blackout. Todo salió mal: ella lució desaliñada, fuera de tiempo y, por momentos, completamente perdida.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas