Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vinculan a las FARC al grupo que atacó en Paraguay

Cartes prometió que la guerrilla "pagará por sus muertes"; inquieta el acuerdo de paz en Colombia

Lunes 29 de agosto de 2016
SEGUIR
LA NACION
0

Las autoridades que investigan el grave ataque guerrillero en Paraguay, que dejó anteayer ocho militares muertos, advirtieron que tienen "evidencias" del vínculo entre el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), mientras que desde el oficialismo reconocieron que hay temores de que el reciente acuerdo de paz empuje a algunos guerrilleros colombianos a instalarse en el país .

Por su parte, el presidente Horacio Cartes prometió "resultados contundentes" tras la conmoción desatada por el ataque, y dijo que la guerrilla "pagará por esas muertes" ocurridas anteayer en el departamento de Concepción, 500 kilómetros al norte de Asunción.

El fiscal adjunto Alejo Vera, que tiene a cargo la investigación del caso, confirmó a LA NACION que hay "evidencias históricas" de la relación entre la guerrilla colombiana y la pequeña organización armada paraguaya. Agregó que mediante la autopsia "se comprobó que los militares fueron ajusticiados, porque recibieron disparos en la cabeza, e incluso varios tenían heridas de arma blanca, como si hubieran sido apuñalados''.

Los fallecidos pertenecían a la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), cuya base se encuentra en Arroyito, Concepción, una región ganadera rica, pero que alberga una población pobre y donde habitualmente opera el EPP. El grupo emboscó y masacró a todos los integrantes de una unidad que patrullaba un camino vecinal de Arroyito, distante 70 kilómetros de la capital departamental, según los informes.

La patrulla militar fue interceptada y detenida por la deflagración de una bomba mimetizada en el terraplén de un camino vecinal que conduce a un asentamiento campesino. Los militares fueron rematados con disparos de armas de guerra.

Los guerrilleros se llevaron los fusiles de los soldados, una poderosa arma antiaérea y 1500 proyectiles, según el reporte oficial.

Se trata del atentado más cruel ejecutado por el EPP, que financia sus actividades con secuestros y extorsiones a ganaderos y productores de soja. Según la policía, el EPP cuenta con una veintena de militantes, quienes se identifican como anarcocomunistas y ambientalistas.

Vínculos

El presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Velázquez, de la oficialista Asociación Nacional Republicana (Partido Colorado), habló con LA NACION sobre las evidencias que recogió él personalmente del vínculo entre las FARC y el EPP cuando se desempeñaba como fiscal antisecuestros.

"Tanto en el secuestro de María Edith Bordón, la primera acción sobresaliente del EPP, en 2001, como en el secuestro y muerte de Cecilia Cubas, la hija del ex presidente, en 2004, encontramos evidencias clarísimas de que esos guerrilleros del EPP habían sido entrenados en Colombia. Incluso, junto a la inteligencia colombiana detectamos un abundante intercambio de correos electrónicos entre los dos grupos", dijo Velázquez.

En este sentido, el legislador expresó su temor ahora de un reavivamiento del EPP con la desmovilización de la guerrilla colombiana tras la firma del acuerdo de paz.

"Va a haber mucha gente en Colombia que se va a quedar sin poder hacer lo que saben hacer, que es secuestrar y matar. Por eso, más que nunca las autoridades paraguayas deben estar atentas frente a esta amenaza", señaló Velázquez.

El Senado de Paraguay convocó para hoy una sesión extraordinaria para considerar la crisis política que se desató tras la muerte de los militares.

En la actualidad, el EPP mantiene secuestrados a un policía, Edelio Morínigo, y a dos colonos menonitas, Abraham Fehr y Franz Wiebe, a quienes el gobierno considera con vida. Por el suboficial, retenido desde hace más de dos años, el grupo pidió la liberación de algunos de sus líderes detenidos.

Fehr está cautivo desde hace más de un año y Wiebe fue secuestrado el mes pasado; el mismo día la guerrilla exigió el pago de 700.000 dólares, una cantidad que la familia aseguró que no está en condiciones de reunir.

Una agrupación que ya dio varios golpes

Primeros ataques: La primera acción atribuido a la guerrilla marxista-leninista que hoy forma el Ejército del Pueblo Paraguayo fue el secuestro, en 2001, de María Edith Bordón, esposa de un empresario. En 2004 causó conmoción el rapto y asesinato de Cecilia Cubas, la hija del entonces presidente

Formación: Su primer ataque formal como EPP fue en 2008, contra agricultores del norte paraguayo

Número de efectivos: El número de efectivos que integran la fuerza es incierto, desde una veintena hasta 500 guerrilleros

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas