Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El legado abierto de José Luis Romero

Un sitio web reunirá las obras completas del historiador, con estudios críticos y material inédito

Domingo 04 de septiembre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
Ilustración: Javier Joaquín
Ilustración: Javier Joaquín.

Fue un historiador humanista: investigador erudito, ensayista, pensador activo en los problemas de su tiempo, y en la docencia y la gestión universitarias. Tenía, además, un proyecto intelectual ambicioso, que proyectó ya en su juventud: rastrear en el Medioevo el nacimiento del mundo moderno y explorar sus cambios estructurales, un camino que lo llevaría de Europa a las ciudades latinoamericanas y a la historia política argentina. Si hubiera conocido Internet, a José Luis Romero -de él hablamos- no le hubiera resultado extraño el espíritu del rescate de su legado que ahora se prepara, y que consiste en poner a disposición del público, con acceso libre, toda su producción historiográfica y materiales personales y académicos inéditos.

Se trata del sitio web José Luis Romero - Obras completas, que se presentará esta semana, y que tiene la intención de sistematizar una herencia intelectual y ponerla en diálogo con el presente.

La idea original nació de su hijo, el también historiador Luis Alberto Romero, albacea de la obra desde la muerte de su padre, hace casi 40 años, compilador, rastreador de materiales, prologuista y "retratista" del historiador en distintos textos. "Mi padre murió en 1977 y desde entonces me ocupé de mantener en reedición las obras y de armar varios volúmenes con artículos. Esto es la culminación de lo que me propuse hacer", cuenta a la nacion.

En 2008, junto con Nicolás Quiroga -historiador, investigador y ahora codirector del sitio- empezaron a darle forma en el espacio web del Programa Interuniversitario de Historia Política, que reúne a grupos de investigación de universidades del país y el exterior. "Era poco lo que podíamos hacer, sólo poner versiones escaneadas de los textos", dice Romero. El salto a los textos abiertos -en rigor, los fondos y el apoyo institucional para financiar esa conversión, y las herramientas digitales que ahora se agregan- se dio en 2011, a partir de la vinculación con la Universidad de San Andrés, y en especial con el entonces rector Carlos Rosenkrantz, actual juez de la Corte Suprema. La familia donó el Archivo José Luis Romero a la universidad, que ahora será puesto en condiciones para la consulta digital.

En concreto, el sitio web pretende reunir los escritos de José Luis Romero y realizar una edición crítica de sus obras completas. Se reproducirá la totalidad de sus textos aparecidos en libros, revistas y periódicos en formato abierto, apto para uso de todos los buscadores, con un conjunto de índices y links para organizar el material. Incluirá, además, testimonios de su vida intelectual y personal, fotografías, entrevistas, escritos inéditos y cartas. Y también textos críticos dedicados a analizar su obra y su personalidad, con artículos originales referidos a las distintas áreas de su obra y a una serie de conceptos clave de su concepción de la historia, otro de los campos que exploró. "Nos gustaría que fuera un sitio de interacción, y que se suscitaran debates y contribuciones espontáneas", dice Romero, a tono con el espíritu de interacción y "red social" de cualquier emprendimiento digital.

"Es un proyecto de desarrollo prolongado, que se va a actualizar de manera continua", agrega, y cita un sitio dedicado a Walt Whitman como uno de los inspiradores. El proyecto cuenta con el asesoramiento de un "seleccionado" de intelectuales: Carlos Astarita, José E. Burucúa, Fernando Devoto, Adrián Gorelik y Horacio Tarcus, además del patrocinio del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la Biblioteca Nacional y el CeDinCi.

Historiador de las crisis

Nacido en 1909 en Buenos Aires, José Luis Romero fue uno de los más destacados historiadores argentinos, así considerado dentro y fuera del país. Estudió en la Universidad Nacional de La Plata, donde se doctoró en 1938 con una tesis sobre "La crisis de la república romana". La Antigüedad greco-romana fue su primer objeto de trabajo historiográfico. En 1938 apareció El Estado y las facciones en la Antigüedad y en 1952 De Herodoto a Polibio. El pensamiento histórico de la cultura griega. En los años 40 se intensificó su trabajo con el Medioevo. En rigor, como citan varios de sus colegas, su interés no estaba tanto en especializarse en una época sino en rastrear allí el nacimiento del mundo moderno, a partir del desarrollo de la mentalidad burguesa y su papel en la vida urbana. Como escribió Luis Alberto Romero, "historiador de las crisis, perseguía en cada una de ellas el instante de la emergencia de lo nuevo por entre los resquicios del mundo constituido, el momento de tensión entre lo creado, consolidado en estructuras irrevocables, y el impulso creador de la acción humana".

Sus obras centrales fueron La revolución burguesa en el mundo feudal (1967), que continuaría en Crisis y orden en el mundo feudo-burgués (1981). Y, sobre todo, Latinoamérica: las ciudades y las ideas (1976) y Las ideas políticas en la Argentina (1946), una de sus obras clásicas, reeditada varias veces y traducida al inglés. De ella proviene la expresión "Argentina aluvial", para referirse a la inmigración como el fenómeno clave que había dado forma al país moderno.

Socialista y reformista, fue activo en la vida universitaria. En primer lugar, como decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA desde 1962, donde fundó la cátedra de Historia Social General, que tuvo una influencia decisiva en la renovación historiográfica de los años 60. Además, participó activamente en el Colegio Libre de Estudios Superiores, y en 1953 fundó Imago Mundi. Revista de historia de la cultura. En 1965 se retiró de la vida política y universitaria, y en 1975 fue designado en el Consejo Directivo de la Universidad de las Naciones Unidas, con sede en Tokio, donde falleció en 1977.

Cuando presenta la iniciativa, Romero se entusiasma con que sirva "como modelo para otros emprendimientos similares", que puedan reconocer trayectorias intelectuales que dieron forma a la cultura argentina. Así como el sitio web "redondea una larga tarea de albacea" para el hijo, según dice, al mismo tiempo mantiene los lazos: en el equipo que alimentará la plataforma online está su hija, también historiadora.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas