Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para Samsung, la hora del contraataque

La compañía presentó en la feria de tecnología de Berlín (IFA, por sus siglas en alemán) el Gear S3, un reloj que se alista para competir palmo a palmo con el próximo Watch de Apple

Sábado 03 de septiembre de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
0
A la izquierda, la edición Frontier del Gear S3; al lado, la versión Classic
A la izquierda, la edición Frontier del Gear S3; al lado, la versión Classic.

Samsung es el mayor vendedor de teléfonos inteligentes en el mundo. Según IDC, aventajó a Apple, su perseguidor inmediato en el segmento, por casi 37 millones de unidades despachadas durante el segundo trimestre del año en curso. La escena se invierte al hablar de relojes inteligentes: en ese período, la empresa californiana tuvo una cuota del 47% en el sector, mientras que la participación de la surcoreana fue del 16%, señaló la misma consultora.

Pero Samsung no se retira de la carrera que lo tiene relegado. De hecho acaba de presentar un nuevo reloj inteligente, el Gear S3, en su intento por repuntar en un sector que se prevé crezca considerablemente en los próximos años, progreso que, además, ya no puede ostentar el saturado negocio de los smartphones. El nuevo smartwatch fue presentado en IFA 2016, la feria de tecnología que se celebra en Berlín y que cerrará sus puertas el 7 de septiembre próximo.

Gear S3 aparece como el sucesor del Gear S2 que Samsung había presentado en la antesala de IFA 2015 y que se lanzó en el mercado argentino en febrero. Las comparaciones son inevitables: el reloj mantiene el ya clásico bisel giratorio que permite navegar por la interfaz, y se diferencia por ser más grande que su antecesor, con una pantalla que crece de las 1,2 pulgadas anteriores a las 1,3 pulgadas actuales; es 10 gramos más pesado. El display es circular, super AMOLED y con una resolución de 360 x 360 pixeles, e incluye un nuevo modo siempre encendido.

Una de las primicias en este reloj es la presencia de Gorilla Glass SR+, el nuevo cristal que Corning diseñó específicamente para los dispositivos de vestir y que, al igual que los Gorilla Glass que conocemos en los teléfonos, promete resistencia frente a caídas, golpes y arañazos. Es el primero en recibir este cristal.

En la ficha técnica del Gear S3 aparecen 4 GB nativos para almacenamiento, 768 MB de RAM, batería de 380 mAh con una autonomía de hasta 4 días, Bluetooth, Wi-Fi, GPS y NFC, además del clásico paquete de sensores compuesto por velocímetro, giróscopo, barómetro y sensor de luz. Corre con Tizen (la versión 2.3.2), un sistema operativo que desarrolla la propia Samsung y que también es corazón de software en algunos teléfonos de la surcoreana, en un catálogo dominado por Android. A pesar de esto, el Gear S3 es compatible con teléfonos que corren con el sistema operativo móvil de Google (con 4.4 KitKat o superior, y 1,5GB de RAM como mínimo).

Mientras se prevé un crecimiento del sector, Gear S3 ya salió a escena presto para hacer frente al nuevo reloj que Apple podría presentar el próximo miércoles, cuando también anuncie nuevos iPhone. El reloj de Samsung se ofrece en un par de variantes: Classic, una edición que apuesta por la elegancia y cuenta con botones circulares, y Frontier, que tiene un aspecto más robusto y deportivo. Esta última edición se destaca además por contar con conectividad 3G y 4G, que le permite gestionar llamadas, para lo cual incluye micrófono y altavoces. Dos detalles finales: ambas versiones cuentan con certificación IP68, que confiere resistencia al agua y al polvillo. También pueden realizar pagos móviles, una tendencia en ascenso que, según se dice, hundirá en el olvido a la billetera tradicional; sólo basta con acercar el dispositivo a una terminal de pago.

Gear S3

La nueva generación de relojes inteligentes de Samsung

Pantalla: 1,3"

Cristal: Gorilla Glass SR+

Almacenamiento: 4 GB

Memoria: 768 MB

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas