Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Polémica por la prohibición de bolsas en los comercios porteños

Regirá a partir de enero; críticas de la asociación que agrupa a los supermercados y la industria

Sábado 03 de septiembre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
Los clientes de los supermercados tendrán que llevar su propia bolsa para hacer las compras
Los clientes de los supermercados tendrán que llevar su propia bolsa para hacer las compras. Foto: Ricardo Pristupluk

Desde el 1° de enero del año próximo los porteños deberán sumar algo más a la lista del supermercado: "No olvidar la bolsa". A partir de ese momento, los súper, hipermercados y autoservicios no podrán proveer bolsas plásticas a sus clientes. Así lo decidió el gobierno porteño que anunció ayer la novedad en una resolución que se publicará pasado mañana en el Boletín Oficial.

"Después de varios estudios tomamos esta resolución y se dará un tiempo de transición hasta el 1° de enero a los establecimientos para que puedan agotar el stock acumulado", indicó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

Aunque en el gobierno aseguran que la medida se tomó por consenso, el sector de supermercados cree que perjudicará a las millones de personas que ingresan diariamente al distrito y la industria del plástico consideró que se trata de una "decisión fundamentalista".

La razón, según el anuncio oficial, es el cuidado del ambiente; buscan apuntar a un manejo más eficiente y responsable de los residuos.

"Un tercio de la basura recolectada durante la limpieza de arroyos entubados son bolsas de plástico, las que en los túneles de desagües pluviales suelen formar ?diques' que impiden el paso normal del agua, situación que se vuelve más crítica cuando llueve en la Ciudad y genera anegamientos", agregó el ministro.

Hasta que se ponga en marcha la medida, el Ministerio de Ambiente realizará una campaña centrada en la distribución de un millón de bolsas reutilizables en puntos de alta circulación de vecinos y centros de consumo para que la gente pueda iniciar el proceso de reemplazo. Esas bolsas están hechas con materiales reciclables que permiten un uso reiterado y por su tamaño también posibilita el traslado de la misma cantidad de productos que podrían entrar en tres o cuatro de las bolsas livianas.

La nueva reglamentación de la Agencia de Protección Ambiental (Apra) se realizará dentro de la ley 3147, sancionada en 2009, que fomenta la prohibición en la entrega de bolsas por parte de los comercios y la sustitución de sobres y bolsas reutilizables.

Por ello, se explicó que la puesta en marcha de la prohibición de la entrega de bolsas incluirá un sistema de control desde enero a los comercios afectados a fin de detectar algún tipo de incumplimiento, lo cual será penado con multas que podrían rondar los 100.000 pesos.

Según datos oficiales, sólo en el rubro de hipermercados, supermercados y autoservicios se entregan más de 500 millones de bolsas plásticas livianas por año, lo que resultaría suficiente para formar un sendero de 275.000 kilómetros.

Reducción

La Asociación de Supermercados Unidos (ASU) se manifestó en contra de la iniciativa: "Desaconsejamos la medida por los efectos que tendrá en los hábitos de compras y por los puestos de trabajo que puede incurrir en la industria del plástico, en su mayoría pymes, que fabrican las bolsas que se utilizan en los diferentes comercios. Desde la entrada en vigencia del cobro de las bolsas plásticas, en octubre de 2012, la cantidad de bolsas que entregan las cadenas asociadas a la entidad se redujo en un 70 por ciento".

"Además, el 75% de las bolsas plásticas verdes y negras que se entregan se reutilizan, ya sea para tirar los residuos hogareños y en otros usos domésticos. La gran cantidad de población flotante que ingresa a la ciudad (estimada en unos 5 millones de personas diarias), que pasa entre ocho y diez horas de su jornada en la ciudad y hace sus compras diarias en los comercios porteños podría verse afectada con esta medida", indicó la entidad mediante un comunicado.

"Consumo racional"

En la industria del plástico, agrupada en Ecoplas, también fueron críticos: "La decisión de prohibir las bolsas plásticas es fundamentalista. La tendencia en las bolsas plásticas no es la prohibición, es el consumo racional, reutilización y reciclado de las bolsas plásticas", sostuvieron.

"La eliminación de las bolsas plásticas afectaría a los ciudadanos, que no podrán tener más bolsas de los residuos, creando un perjuicio económico obligándolos a comprar otras que son más caras. Además, no podrán separar los residuos, para que los mismos puedan ser reciclados y afectará sustancialmente la separación en origen de reciclables que se viene haciendo con éxito en la ciudad", agregaron los voceros ante la consulta de LA NACION.

En el ministerio indicaron que los supermercados ya venden bolsas verdes y negras para disponer los residuos.

Para Macchiavelli los números que representan las bolsas "asustan", ya que tardan cientos de años en degradarse. "Tenemos que acostumbrarnos a usar nuestras propias bolsas reutilizables para reducir la contaminación en la ciudad, mejorar su perfil para evitar anegamientos y evitar el daño a la flora y fauna", indicó.

Adrián Camps, presidente de la Comisión de Cambio Climático e integrante de la Comisión de Ambiente de la Legislatura porteña, consideró "correcta" la decisión del gobierno. "Es un gran avance", consideró. Pero advirtió: "Aún nos queda pendiente resolver el tema de las bolsas transparentes que se usan para los alimentos frescos, como las verduras. Si van a terminar en un relleno sanitario, deberían ser biodegradables".

En los últimos años varios distritos argentinos y del mundo han comenzado con esta iniciativa. En China por ejemplo, desde el 1° de junio de 2008 se dictó una regulación nacional que prohíbe a las empresas la fabricación, venta o uso de bolsas plásticas de menos de 0,025 milímetro de espesor. España pretende reducir paulatinamente el consumo de bolsas de un solo uso hasta suprimirlas en 2018, y en Francia, desde el año pasado, ya no se entregan bolsas.

También ocurre envarios puntos de la Argentina, la provincia del Chubut dictó una legislación en 2011 y ciudades como Rosario y Río Grande, en Santa Cruz también las prohibieron.

Qué dicen los vecinos

La mayoría considera que la medida es "buena"

Verónica Pesqueira: "Me parece bien por el medio ambiente. Aunque uso un changuito, ahora tendré que llevar bolsas de tela en la cartera por las dudas

Yasmín Chiacchio: "Me parece mal.Si no tengo bolsas: ¿cómo llevo las cosas? Bolsa de tela no uso y tampoco quiero usar, no sé cómo voy a hacer"

Isabelino Acosta: "Si bien uso bolsas de tela, a partir de enero compraré cerca de casa para no tener que llevarla encima. Es una buena medida"

Shia Lin: "Para mí, como encargado de un súper, es mejor que el cliente venga con su bolsa. Se cobran $ 0,50 y nunca tengo para dar el vuelto"

Con la colaboración de Mercedes Uranga

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas