Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Museo del Humor, un caso serio

Quino y Sendra dudan sobre su continuidad; el gobierno niega cambios

Jueves 08 de septiembre de 2016
0

"Salvemos al Museo del Humor" piden los humoristas argentinos más reconocidos: Quino, Hermenegildo Sábat, Carlos Garaycochea, Guillermo Mordillo y Fernando Sendra, integrantes de la Comisión Directiva Honoraria del MuHu, son parte de los 400 adherentes de la carta enviada a las autoridades de la ciudad de Buenos Aires para expresar su preocupación por la situación del museo inaugurado en 2012.

Una visita para toda la familia
Una visita para toda la familia. Foto: LA NACION / Maximiliano Amena

Con el proceso de institucionalización en estudio desde el año pasado, el consejo directivo hizo un llamado de atención formal e insistió en la necesidad de mantener la sede y de ampliar el espacio de exposiciones en el edificio que comparte con la Dirección General de Museos, en la Costanera Sur.

"Cuando todo hacía pensar que el año 2016 nos encontraría con el Museo del Humor institucionalizado y con espacios ampliados, nos enfrentamos a la dura realidad que el trámite de creación de la estructura fue archivado y con la perspectiva cercana de ser trasladados a otro espacio mucho más reducido. Habiendo realizado numerosas gestiones para revertir esto sin resultado positivo, ahora hemos decidido elevar a las autoridades la nota adjunta", dice el encabezado de la carta firmada por los humoristas citados arriba. En el texto, de unas cuatro carillas, se realiza un recorrido por la historia del museo, desde su apertura en junio de 2012 hasta la actualidad.

El panorama incluye algunos puntos que hoy generan inquietud. Por ejemplo, que en octubre de ese año se firmó el decreto número 476/12 que estableció dos premisas: por un lado, que el patrimonio inicial estaría compuesto por las obras de la especialidad en poder de los otros museos de la ciudad y que la sede sería el edificio de la ex Cervecería Munich. Esos dos temas cruciales son los que preocupan a los firmantes. En la carta dicen que con el cambio de autoridades del área, le comunicaron a la Comisión Directiva que el MuHu sería trasladado a una dependencia del Museo de la Ciudad.

Hugo Maradei, director interino desde 2012, explicó a LA NACION: "La comisión directiva decidió hacer el pedido formal para que el museo continúe y mantenga la sede, ya que estaban en marcha algunos proyectos de ampliación aprobados por el gobierno; incluso, ya estaban hechas las maquetas".

Consultado por LA NACION, Guillermo Alonso, director de Museos, Patrimonio y Casco Histórico de la ciudad, aclaró: "Es cierto que, desde que fue creado el museo, nunca se le dio estructura formal. El trámite viene demorado. Me preocupa ese tema y está bajo análisis, en el contexto de estudio de todos los museos de la ciudad. Por el momento, no está previsto su traslado ni tampoco su ampliación". Alonso destaca, eso sí, que el MuHu no tiene una gran colección propia y que debería "trabajar en conjunto con el Museo de la Ciudad, que cuenta con variadas piezas del género de todas las épocas".

Desde el MuHu aseguran, por su parte, que cuentan con patrimonio (donado y cedido) como para armar otro museo (de la Belle Époque) al lado del actual, siempre y cuando mantengan la sede. La carta, enviada el lunes, contaba hasta ayer con 400 adhesiones. Según Maradei, "la mitad son artistas o gente vinculada al ámbito artístico y con prestigio".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas