Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

iPhone 7: sin conexión de auriculares, la ausencia más polémica

El teléfono ya no trae un conector de audio analógico; cuáles son las alternativas y los potenciales problemas que esto trae

Jueves 08 de septiembre de 2016 • 12:43
SEGUIR
LA NACION
0
El iPhone 7 ya no trae conector de audio analógico, pero sí incluye un adaptador de Lightning a miniplug de 3,5 mm
El iPhone 7 ya no trae conector de audio analógico, pero sí incluye un adaptador de Lightning a miniplug de 3,5 mm. Foto: AFP

Apple presentó ayer las dos versiones del iPhone 7 (con pantallas de 4,7 y 5,5 pulgadas). Más allá de las novedades en fotografía y las mejorías generales, el iPhone 7 tiene una particularidad: no incluye el conector de audio tradicional (el miniplug de 3,5 mm que tienen todos los dispositivos con audio: celulares, radios, reproductores de música, computadoras, etcétera).

La compañía dice que así logra usar el espacio que ocupaba ese conector dentro del teléfono para usar una batería más grande; también, que le permite hacer que el iPhone 7 sea resistente al agua y al polvo, porque pueden hacer una carcasa con menos lugares donde pueda filtrarse el agua (aunque Sony, Samsung y otros lograron esta misma funcionalidad manteniendo el conector de audio y sin usar tapas de goma).

Tres altenativas

Como sea, en reemplazo del conector analógico Apple propone tres alternativas. Las dos primeras son cableadas, y obligan a ocupar el puerto Lightning (el que se usa para cargar el teléfono) al escuchar música:

la más sencilla es usar el adaptador que viene en la caja del iPhone 7, y de un lado tiene un conector Lightning y del otro un enchufe miniplug convencional, lo que permite usar cualquier auricular estándar. Un conector adicional tiene un precio de 9 dólares.

una segunda opción es usar auriculares más modernos, que se enchufan directo al puerto Lightning. Lo bueno: como ese puerto les brinda más energía y audio digital, pueden ofrecer sonido y funciones más sofisticadas. Lo malo: por ahora esos auriculares son más caros.

la tercera opción es usar auriculares inalámbricos. ¿Cuáles? Cualquier opción Bluetooth, algo que ya era posible en los modelos anteriores; hay una enorme variedad de precios y modelos en el mercado; ahora se suma el modelo propio de auriculares de la compañía, los AirPods.

Unos Philips Fidelio M2L con conector Lightning
Unos Philips Fidelio M2L con conector Lightning.

Son auriculares Bluetooth estéreo, pero independientes (las bocinas intrauriculares no están unidas entre sí). Tienen micrófono, 5 horas de autonomía y se recargan al guardarlos en su estuche, que tiene su propia batería y les da una autonomía total de 24 horas. También se puede usar uno solo como un manos libres monoaural.

Una de las diferencias con otros auriculares estándar está en la vinculación con el teléfono (el emparejamiento), que se hace en forma automática cuando se abre el estuche, y que según la compañía es un proceso más sencillo que el emparejamiento Bluetooth estándar.

De hecho, es capaz de tener varios perfiles de conexión (el iPhone, iPad, Mac) e ir cambiando de uno a otro en forma automática en función de lo que requiera el usuario.

Como otros auriculares inalámbricos de este tipo, los AirPods tienen un sensor infrarrojo para detectar cuándo están en la oreja: pausan la música cuando el usuario se los quita; con un par de toques sobre estos auriculares es posible cambiar de canción, pausarla o darle una orden al asistente Siri (o que nos vaya guiando hablándonos al oído mientras manejamos).

Los auriculares tienen un precio de 159 dólares en Estados Unidos, y saldrán a la venta en octubre próximo. Y son compatibles con versiones anteriores del iPhone y, en teoría, de otros smartphones, aunque sin la vinculación con el asistente digital y otras funciones más sofisticadas.

Los auriculares funcionan en modo estéreo o monoaural (como manos libres sencillos)
Los auriculares funcionan en modo estéreo o monoaural (como manos libres sencillos). Foto: AFP

Apple no está sola

¿Es Apple la única compañía en desechar el conector de audio analógico? No; el caso más reciente es el de Lenovo, que en el Moto Z y Moto Z Force (pero no en el Z Play) tomó un camino similar.

En ese caso los usuarios deben optar por auriculares estándar conectados al puerto USB-C vía un adaptador que viene en la caja (una solución idéntica a la de Apple); por auriculares nuevos que tengan esta ficha USB-C; o por dispositivos Bluetooth de cualquier tipo (de nuevo: hay mil modelos, con diferentes precios, prestaciones y calidad de sonido), como los AirPods están los Motorola VerveOnes o los Samsung Gear IconX, entre otros, que funcionan en forma similar (dos auriculares Bluetooth estéreo, pero sin un cable que los una) y tienen un precio superior a los de Apple (220 dólares, en promedio).

El adaptador de USB-C a miniplug en el Moto Z
El adaptador de USB-C a miniplug en el Moto Z. Foto: Android Authority

Varias otras compañías tienen auriculares de este tipo, y al menos un fabricante (la china LeEco, hoy dueña de la estadounidense Vizio) también prescinde del audio analógico para usar una conexión enteramente digital en sus últimos smartphones. Y uno de los propulsores de este cambio es Intel, que propone el uso del USB-C como salida estándar de audio digital.

A favor y en contra

En ambos casos, los argumentos a favor y en contra son los mismos: esta decisión obliga a ocupar el puerto de carga y de datos del teléfono para escuchar música; un mal movimiento, un tirón, y adiós teléfono; porque si se daña ese conector (Lightning o USB-C) no se podrá cargar su batería, salvo que el teléfono tenga algún sistema de carga por inducción.

Log Gear IconX de Samsung, otros auriculares estéreo inalámbricos
Log Gear IconX de Samsung, otros auriculares estéreo inalámbricos.

La apuesta, no obstante, está en usar una ficha digital, sea Lightning o USB-C, porque es capaz de proveer más energía por ese puerto que el miniplug (es decir, permitir auriculares más potentes) y habilitar otras funciones (mayor control sobre la música para audiófilos, mejor separación de canales, controles adicionales, etcétera).

Y la apuesta de última instancia está en los auriculares inalámbricos, que evitan el enredo de los cables, dan mayor flexibilidad de movimiento, etcétera; la contra es que se trata de un dispositivo adicional que hay que recordar cargar antes de usar. Y de no perder, sobre todo si se está haciendo ejercicio, en el caso de estos nuevos y pequeños dispositivos que se insertan en la oreja.

No está de más tener en cuenta que las ventas de auriculares Bluetooth y cableados en Estados Unidos, según la consultora NPD, ya están 54% a 46%, y que el primer puesto en ventas (medido en dólares, no en unidades) se lo lleva Beats (la marca de Apple) seguida por LG, Bose, Jaybird y Skullcandy (hoy en manos de Incipio).

Como no podía ser de otra manera, la inteligencia colectiva del mundo online se explayó sobre el tema en las redes sociales:

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas