Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Javier Fernández Cronenbold: "Con lo que cuesta lograr un cliente afuera, hay que tener constancia"

Creó, junto a dos socios, la firma de equipos médicos Jotatec, que factura $ 14 millones y exporta 30% de su producción

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 12 de septiembre de 2016
0

Comenzar un negocio recién casado, con el primer hijo en camino, y en medio de la crisis de 2001, no parecería ser una buena idea. Sin embargo, Javier Fernández Cronenbold (41) fundó, junto a su hermano Jorge (45) y Rodrigo Linares (42), Jotatec, una firma que fabrica localmente aparatos médicos y que para 2016 estima una facturación de $ 14 millones. "Jorge trabajaba en una empresa (Servicios Computados) que fabricaba equipos médicos. Él ya estaba en el ambiente y vio que faltaba un equipo ambulatorio de producción nacional que midiera la presión arterial. Le ofreció al dueño de la empresa que lo desarrolle y no le interesó", cuenta Fernández Cronenbold.

Cuando comenzaron con la compañía pidieron dos fondos de friends and family: una tía y un compañero de Javier de la facultad les prestaron US$ 10.000 cada uno (época del uno a uno). Al comienzo cada uno trabajaba en sus respectivos empleos hasta que al año siguiente comenzaron a vender de manera regular y el negocio se volvió sustentable. "En octubre de 2001 fuimos a un primer Congreso de Cardiología a presentar el holter de presión arterial que habíamos desarrollado. No vendimos ni uno. Al día siguiente, antes de las 9 llamó un doctor de Banfield para comprar el primer equipo", cuenta Fernández Cronenbold.

"El primer equipo era una cosa grandota y fea, pero en aquel momento todos los productos que habían eran así; nosotros habíamos logrado achicar el tamaño a la mitad. Siempre nos enfocamos en hacer cosas innovadoras a nivel de diseño, sin salirse de lo que un médico está acostumbrado a ver", explican.

Cada equipo sale US$ 1070. Los últimos dos años duplicaron y triplicaron la facturación con respecto al ejercicio anterior. En junio pasado la firma le vendió un cardiógrafo al equipo médico presidencial luego de que Mauricio Macri sufriera una arritmia: "El doctor del Presidente, Simón Salzberg, es un cardiólogo que es cliente de hace años y decidió comprar un aparato para que el Presidente tenga uno fijo en Olivos. Nos llamaron de residencia un viernes a la mañana y al mediodía ya pasaron a retirarlo".

De las 1100 unidades que tienen previstas vender este año, un 30% está destinado para la exportación, donde los principales destinos son México, Turquía y Paraguay. "Dependiendo el dólar, si está barato o caro, nos conviene exportar o no. Pero se requieren muchas certificaciones para entrar en un mercado y validarlas es mucho trabajo, entonces por más que a veces los números no cierren, uno no puede retirarse de ese mercado como si nada. Además, con lo que cuesta conseguir un cliente afuera, hay que mantener una constancia; no se puede dejar de vender al mes siguiente", detallan.

La empresa comenzó a exportar hace cuatro años cuando empezaron a ir a la feria de equipos médicos en Düsseldorf, Alemania, que es como ir a jugar a la Premier League inglesa. "Si bien se produce muchísima electromedicina nacional y hay empresas muy innovadoras, todavía no somos garantía de nada, aunque cada vez más están confiando en nosotros", dicen.

Profesión: ingeniero industrial (ITBA)

Empresa: Jotatec

Edad: 41 años

Jotatec nació en 2001 con un aparato para medir la presión arterial y hoy exportan a México, Turquía y Paraguay.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas