Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cruce de los Andes para enmarcar: una aventura de dos pintores amigos

El argentino Carlos Gómez Centurión y el holandés Pat Andrea recrearán la ruta de San Martín en una travesía pictórica para un documental que empieza a rodarse el mes que viene

Sábado 10 de septiembre de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Gómez Centurión y Andrea en pleno trabajo de campo
Gómez Centurión y Andrea en pleno trabajo de campo. Foto: LA NACION

El pintor holandés Pat Andrea y el artista argentino Carlos Gómez Centurión son amigos y se admiran mutuamente. En 2014, hicieron juntos un viaje exploratorio al Aconcagua que les dio la certeza de que eran grandes compañeros de aventuras. Tras pasar por caminos peligrosos y cuestas en zig zag donde caballos y mulas corren riesgo de caerse, pintaron sobre enormes telas que trasladaron y amarraron con un sistema de tensores diseñado especialmente para que el viento no las derribe. A aquella odisea llevaron bastidores de aluminio livianos y desarmables que caben en las albardas de las mulas cargueras.

Ahora llegó el momento de que ese trabajo de campo, potenciado con dos años de planificación, vea sus frutos: a principios de octubre comenzará el rodaje de Epica, un documental sobre el próximo viaje que harán a la cordillera de los Andes, por la ruta que siguió el general José de San Martín en la campaña libertadora.

Una expedición artística
Una expedición artística. Foto: LA NACION

En homenaje a los 200 años del cruce del ejército Libertador, este largometraje documental, dirigido por Ciro Novelli, se filmará en Grand Bourg y Boulogne-sur-Mer (sitios donde vivió San Martín), en el atelier parisino de Pat Andrea, y en la cordillera. Este es el tercer documental de Novelli, que trabajó en canal(a), y cuya película Tinto de verano es finalista de los premios Raymundo Gleyzer 2016. El camarógrafo y director de fotografía es Gustavo Muñoz Lorenzo, coautor junto a Julio Luqui-Lagleyze, un especialista en historia militar del Instituto Sanmartiniano, del libro 200 años. La ruta de la Libertad. Epica, un proyecto independiente de Curandero Films con financiamiento del Incaa, se estrenará en salas comerciales y en los espacios Incaadel país.

Con el objetivo de crear en contacto con la naturaleza, Carlos Gómez Centurión ya hizo expediciones al cerro Mercedario, a las yungas jujeñas, al cerro Fitz Roy y al glaciar Viedma, entre otros sitios. Para enriquecer la experiencia, sumó a un ingeniero en minas, un geólogo y un poeta. "Para ir a la montaña, es clave invitar a gente con egos moderados, si no es imposible soportar la adversidad por mucho tiempo", asegura.

Los artistas esperan con expectativa el rodaje mientras estudian el guión que al tiempo contempla mucha improvisación. Desde París, Pat Andrea no duda: "Argentina es mi segunda patria". Y agrega: "Por mi educación clásica, siempre fui admirador de Aníbal de Cartago, que con un ejército con elefantes cruzó los Pirineos y los Alpes. Cuando viajé a América latina descubrí a otro hombre que hizo algo inimaginable. Para mí, hacer el camino sanmartiniano es conmovedor: es el sueño del chico adulto que soy, que admira a su héroe".

"El viaje es muy dificultoso. No hay caminos, vamos siguiendo huellas, en fila india", cuenta Gómez Centurión. Guiados por baquianos, van en mula y en caballo de cinco a once horas por día. Los baquianos se ocupan de elegir los sitios para acampar y de palear la nieve de los caminos para que las mulas no se resbalen.

En condiciones tan adversas, es inusual pintar en gran tamaño (telas de más de tres metros de lado). "El viento es terrible: el cuadro vive, protesta, a veces hay que esperar para poder pintar", comenta risueño Pat Andrea. Hay que sumar la velocidad con que se seca la pintura por el clima. Imposible demorarse.

En el viaje exploratorio, los artistas durmieron en bolsas para alta montaña a la intemperie. "Ese cielo estrellado es una presencia estremecedora", cuenta Gómez Centurión, quien participará en 2017 junto a Bastón Díaz, Hernán Dompé, Juan Lecuona y Osvaldo Monzo en una gran muestra por museos de nuestro país y en Chile.

Las pinturas de Gómez Centurión condensan lo orgánico en constante transformación. La fascinación por el entorno es tan fuerte que Pat Andrea pinta paisajes realistas, una temática que difiere de las que suele abordar en sus obras.

El documental integra la crónica de viaje y la experiencia de los artistas -ahora devenidos personajes centrales- en la Cordillera, la magnificencia del paisaje y nuestra historia. Para capturar el paisaje y el trayecto, se usarán drones y cámaras portátiles en los caballos.

Con el equipo de producción, un grupo de baquianos y un médico (en total 18 personas) recorrerán 90 kilómetros, con medio centenar de mulas y caballos. No llevan agua ni leña. Como hizo el ejército, pararán en lugares donde puedan tomar agua de vertientes o de ríos. Un cocinero preparará un menú basado en las provisiones (charqui, granos, papa, etc.) que llevó el ejército de San Martín.

Transportarán tubos de oxígeno y medicinas. Uno de los mayores peligros es el apunamiento (también llamado mal de montaña), que se manifiesta a grandes alturas por la disminución de la presión atmosférica. Un dato es revelador: durante el cruce de los Andes, por las heladas y el mal de montaña hubo más bajas que en la batalla de Chacabuco.

En el viaje exploratorio, los artistas fueron en silencio absoluto para evitar apunarse: "Es un momento de ensimismamiento y reflexión", comenta Gómez Centurión. "Es una experiencia trascendental, en esa soledad absoluta siento que soy el primer hombre, cambia la percepción del tiempo", señala Pat Andrea. En el camino, recuerdan los artistas, hay un mundo mineral de ocres y verdes fabulosos, cóndores, guanacos y algunos pájaros. "Es como un viaje iniciático en el que se cortan amarras con la cuidad, todo ese paisaje se va metiendo en el alma, se ve la naturaleza en estado puro, no hay rastros humanos: al llegar, soy otro, pinto de otra manera", afirma Gómez Centurión.

Si los pintores del romanticismo nórdico creaban en absoluta soledad ante paisajes deslumbrantes, hipnotizados por la atracción del abismo, ahora Pat Andrea y Gómez Centurión retoman esa tradición, pero sumando la compañía en ese encuentro con la inmensidad. "Es un sueño fantástico que provocamos nosotros mismos -señala Pat Andrea-. En Francia tenemos montañas maravillosas, pero la presencia del hombre se siente hasta en los Alpes. Ningún lugar es desértico. En Argentina, el mensaje de esa naturaleza imponente es: Cuidado, a pesar de todo, estás solo."

Un viaje de película

Gómez Centurión y Andrea partirán el 5 de diciembre de Barreal (San Juan). Luego pasarán por Manantiales, Paso de los Patos, Cuesta del Espinacito, Valle de los Patos Sur y Valle Hermoso, entre otros (son mojones o nombres en el camino). Siguen hasta Laguna Escondida, donde pintarán. Regresan el 17 o el 19 (de acuerdo a las condiciones climáticas)

La película se estrenará en marzo de 2017

Harán casi todo el trayecto de la ruta que siguió el general San Martín: mientras que el prócer desde Valle Hermoso cruzó a Chile, los artistas irán hasta Laguna Escondida (Argentina)

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas