Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Presente y futuro del trabajo en equipo entre humanos y máquinas

Son varios los profesionales que conviven con soluciones de inteligencia artificial y cognitivas para tomar mejores decisiones y aumentar la productividad; casos concretos y alguna hipótesis sobre lo que podría suceder en los próximos años

Miércoles 14 de septiembre de 2016 • 00:56
SEGUIR
PARA LA NACION

Si hasta ahora la mayoría de los profesionales utiliza herramientas tecnológicas para gestionar su agenda, corregir escritos y acelerar la carga de datos, entre otras tareas, la evolución en el campo laboral está dada hoy por un trabajo en equipo entre hombre y máquina.

Chris Witeck, que es Principal Technology Strategist de Citrix, una corporación que ofrece soluciones de virtualización, gestión de movilidad, networking y servicios digitales para empresas, define esta tendencia como inteligencia híbrida e indica que se caracteriza porque en ese trabajo conjunto se puede lograr un mejor resultado del que conseguirían en caso de que ambos trabajasen por separado. "El ser humano será el encargado de que el aprendizaje de las máquinas y la inteligencia artificial sea realmente útil, enfocando a las máquinas hacia los resultados que se desea obtener. No sería posible descansar en el aprendizaje de las máquinas y el big data sin tener en cuenta estos factores ", cuenta.

A modo de ejemplo, el ejecutivo explica que "el software puede cuantificar las distintas actividades laborales para que el ejecutivo sepa cómo distribuir mejor sus tareas. Además, al estar dotado de inteligencia artificial y tener capacidad para analizar inmensos volúmenes de datos en tiempo real, puede proveer todo tipo de información al profesional para que éste solo se concentre en tomar decisiones de negocios en función de la data presentada".

Del tambo a la agenda para una entrevista

Dentro de quienes podrían trabajar bajo esta modalidad se encuentran desde ejecutivos hasta personas que trabajan en fábricas con máquinas conectadas a Internet mediante sensores y otros dispositivos conocidos como Internet de las Cosas (IoT). Un caso concreto: la aplicación argentina en la nube Tambero.com ayuda a los ganaderos de todo el mundo a administrar a sus animales con una visión de incremento en la producción a través de los datos. Utilizando la tecnología de machine learning (es decir, en donde las máquinas aprenden) analiza los datos actuales y realiza proyecciones de producción de cara al futuro gracias al uso de servicios cognitivos e inteligencia artificial. En simultáneo, los usuarios interactúan con la plataforma a través de Skype, WeChat y Telegram. En breve, el sistema contará con un chatbot (un robot que conversa con el usuario; en la Argentina hay varios desarrollos de este tipo) para permitir a los granjeros recibir alertas y recomendaciones. Con esta herramienta gratis es posible llevar adelante la gestión del ganado lechero, engorde, tambos y agricultura. También cuestiones vinculadas a las inseminaciones, sanidad y alimentación, entre otros. Así, el granjero cuenta en su dispositivo con un sistema de monitoreo y alertas automáticas para saber cuándo los animales requieren cambios de dieta o producen por debajo del nivel esperado. De esta manera, se pueden hacer los ajustes necesarios para optimizar los niveles de producción por animal.

Diego Bekerman, director general en Microsoft Argentina & Uruguay, da otro ejemplo de este tipo de herramientas: "como esta entrevista estaba registrada en mi agenda online, minutos antes de la hora señalada un software me proporcionó de manera automática el historial de todas nuestras conversaciones y el listado de tus notas publicadas para tener un detalle de tu perfil profesional y, así, poder estar mejor preparado para esta charla", le explica a esta periodista. Para esto, usa un servicio de Microsoft Office 365 llamado Delve, que analiza y compila videos, PDF, PowerPoint, Excel o documentos de Word para que el usuario requiera.

"En IBM utilizamos Watson IT Help. Se trata de un asistente cognitivo para los servicios de mesa de ayuda, que resuelve consultas relacionadas con conectividad. Y así, a medida que cada empleado interactúa con el sistema, éste va aprendiendo en base al lenguaje natural para ser cada día más "inteligente"", explica Stella Loiacono, Directora de Tecnología de esta firma. En la Argentina, este tipo de tecnología también se está utilizado como prototipo en la industria financiera, y a nivel mundial hay casos operativos dentro de este sector, así como en legales y oncología . Con respecto a este último punto, de una colaboración entre Baylor College of Medicine e IBM, un equipo de científicos, biólogos y analistas de datos identificaron en cuestión de semanas y con precisión varias proteínas que modifican la proteína p53, relacionada con muchos tipos de cáncer. "Se trata de una hazaña que habría tardado años sin una herramienta así, que analizó 70.000 artículos científicos sobre p53 para predecir qué puede activar o desactivar la actividad de esta proteína", agrega la experta para dar cuenta del trabajo colaborativo entre profesional y software.

Presente y futuro

Las grandes compañías tecnológicas están invirtiendo millones de dólares para desarrollar el mejor asistente virtual tanto en cuestiones domésticas como laborales. Entre las propuestas más conocidas están Siri, de Apple; Cortana, de Microsoft; Google Now, de Google; Alexa, de Amazon; y Watson, de IBM.

Si bien es cierto que los entrevistados enfatizan que las decisiones estratégicas serán siempre tomadas por los ejecutivos en base a datos facilitados por las soluciones tecnológicas, hay quienes creen que esta situación podría cambiar en el largo plazo. Por caso, bajo el nombre La locura del solucionismo tecnológico, el libro de Evgeny Morozov advierte que "probablemente estemos ingresando a un escenario en el cual ya no tengamos que pensar demasiado porque las soluciones de tecnológicas lo harán por nosotros". De esta manera, el autor plantea que podríamos estar ante un gran problema si los sistemas de Inteligencia artificial comienzan a tomar decisiones, en lugar de limitarse a manejar datos para que un humano decida.

Consultados acerca de esta situación hipotética, los entrevistados por LA NACION fueron contundentes al negar tal escenario. Para el ejecutivo de Microsoft, "más allá del nombre con el cual se defina a esta nueva forma de trabajar lo que importa es que hombre y tecnología colaboran. No hay uno que venga a reemplazar al otro, porque si bien un software puede aprender a ganar un juego, a diferenciar un gato de un perro y hasta proponer decisiones de negocios, lo mejor es imaginar el impacto de la acción conjunta ya que el ser humano tiene emoción y creatividad, entre otros atributos inigualables", explica. En esta línea, Loicano agrega que, en virtud de este contexto, todas las profesiones se modificarán ya que se está generando nuevas base de conocimiento a un ritmo cada vez más acelerado, pero de ninguna manera el hombre dejará de tener la última palabra.

Para Bekerman, de cara al futuro hay tres temas a considerar para que este modelo de trabajo evolucione: el primero, tiene que ver con que hay empatía entre hombre y máquina; el segundo, consiste en que los sistemas garanticen privacidad de los datos y sean lo suficiente robustos para sean seguros ante posible ataques informáticos. Por último, la tecnología debe ser flexible para que pueda adaptarse a los distintos usos y costumbres de las personas. Witeck coincide: "Si bien hay quienes creen que las máquinas serán tan inteligentes que no necesitarán la ayuda de los seres humanos, nosotros creemos que esto no sucederá en los próximos años".

Respecto al poderío que podría tener la tecnología por sobre la persona en el contexto laboral, el ejecutivo de Microsoft es contundente: "Todo debe estar pensado para que los humanos puedan intervenir por si sucede algo inesperado, ya que en última instancia, la responsabilidad de lo que suceda y las decisiones finales aún son tomadas por las personas". Loiacono lo recalca: "Un paciente nunca podría estar diagnosticado por completo por una máquina ya que el objetivo de los desarrollos tecnológicos en estos casos es la asistencia", concluye. Habrá que esperar un tiempo para ver quién tiene la última palabra.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.