Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un notable Fernando Sayago

Miércoles 14 de septiembre de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Gran labor de Sayago
Gran labor de Sayago. Foto: Gza. Ezequiel Demaestri

Nadar mariposa / Autor y director: Lucas Lagré / Intérprete: Fernando Sayago / Luces: Gastón Calvi / Diseño de sistema led: Verónica Lanza / Vestuario: Alfredo de la Fuente / Música: Fernando Sayago / Asistencia de dirección: María Julieta Prieto / Sala: Espacio Polonia, Fitz Roy 1477 / Funciones: sábados, a las 20.30 / Duración: 45 minutos / Nuestra opinión: muy buena

Pablo es un profesor de natación que prepara a un grupo de alumnos para una próxima competencia. Dedicado a esa actividad desde pequeño, el hombre ha forjado su mundo bajo la guía de un padre exigente y aunque el agua le resultó un terreno al que le costó acostumbrarse al comienzo, poco a poco se fue adaptando no sin sufrir algunas desventuras.

Hoy, Pablo se muestra entero, sus consejos son seguros y hasta los expresa con una dureza convincente. Él sabe bien de qué habla a la hora de formar nadadores. Expone una experiencia íntegra y sabe aportar ejemplos exactos cuando las cuestiones técnicas se imponen.

La dramaturgia de Lucas Lagré se apoya en un relato exhaustivo que no solo permite ver al protagonista en su función docente sino que, sobre todo, cada tramo de su discurso lo va llevando a extraer recuerdos del pasado y exponerlos en este presente de manera descarnada.

Sus inicios en el mundo de la natación no fueron sencillos. Debió sobreponerse a muchos temores, tuvo dudas respecto de su verdadera vocación y hasta no fue sencillo construirse esa masculinidad que lo define y de la que hace alarde no sin algunas severas contradicciones.

Fernando Sayago interpreta notablemente a Pablo. Sabe transitar su relato de manera muy minuciosa, encontrando el tiempo justo de cada pequeña escena, otorgando a cada recuerdo el valor exacto que expresa con imágenes poderosas y una sensibilidad que posibilita al espectador captarlo con interés. La historia posee momentos muy conmovedores y a la vez muy definitorios a la hora de mostrar la verdadera conducta de este hombre.

Nadar mariposa es un trabajo pequeño en su duración pero muy ambicioso desde la construcción actoral. Y con muy buenos resultados dramáticos. Una labor de equipo en la que cada aspecto (escenografía, vestuario, iluminación, música) funciona en un marco equilibrado con gran precisión.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas