Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La CGT se reunió con Gioja y salió al cruce de Macri: "No hay sindicato que no tenga reclamos"

Los líderes de la central obreras recibieron al titular del PJ; le respondieron al Presidente, que ayer les pidió prudencia a los gremios

Miércoles 14 de septiembre de 2016 • 10:54
José Luis Gioja y Víctor Santa María (encargados de edificios), esta mañana, con la cúpula de la CGT
José Luis Gioja y Víctor Santa María (encargados de edificios), esta mañana, con la cúpula de la CGT. Foto: DyN
0

La cumbre peronista entre la CGT unificada y el presidente del PJ, José Luis Gioja, les sirvió hoy de escenario a los sindicatos para cruzar al presidente Mauricio Macri, quien ayer les pidió "prudencia" ante la amenaza de un paro general.

"No hay sindicato que no tenga reclamos", desafió uno de los tres secretarios generales de la CGT unificada, Juan Carlos Schmid, tras la reunión con Gioja, cerca del mediodía.

Desde temprano en la sede de Azopardo al 800 se dispararon dardos hacia el Presidente. Ayer Macri aprovechó el lanzamiento del Foro de Inversión y Negocios de la Argentina para exigir "prudencia y sentido común" a los gremios.

Uno de los más críticos hacia el Gobierno fue Gioja, quien le dijo a la prensa al llegar al convite cegetista: "Vengo con muchas ganas a conversar con la CGT en el marco de una agenda abierta sobre los problemas de empleo, pobreza y el salario que no alcanza".

El ex gobernador de San Juan advirtió que los problemas que atraviesa la Argentina "generan un clima social que no nos gusta, ni es el que el pueblo se merece". También asistían al encuentro algunos gobernadores peronistas.

Gioja asistió al cónclave en la histórica sede acompañado por los dirigentes gremiales que integran la mesa chica del Consejo Nacional del PJ: Antonio Caló (UOM), Andrés Rodríguez (UPCN), Víctor Santa María (encargados de edificios) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias).

De la cita faltó el vicepresidente del PJ, Daniel Scioli. Aunque desde los gremios dejaron circular una versión: lo llamaron a Scioli y le dijeron que no era bienvenido. Una ironía que exhibe el rostro más camaleónico del sindicalismo: la CGT apoyó en 2015 a Scioli y hoy le restringió la visita a la sede de Azopardo.

Los anfitriones del encuentro fueron los tres secretarios generales de la central obrera, Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, acompañados por el secretario de Finanzas, Abel Frutos, entre otros dirigentes sindicales.

"No hemos escuchado una sola voz de los sindicatos confederados que no tenga reclamos por la caída del empleo y la caída del poder adquisitivo", afirmó Schmid y reiteró que aún está en pie la posibilidad de llamar a una huelga general. Dijo que el próximo día 23 escucharán "la voz del Comité Central Confederal y, en razón de eso, se definirán los cursos de acción".

Tras su reunión con el PJ, en el marco de los encuentros que la central obrera mantiene en estos días con sectores políticos, sociales y económicos, el triunvirato sindical asistirán por la tarde a la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica, donde serán recibidos por José María Arancedo y Mario Poli.

Ayer, la cúpula de la CGT se encontró con la Unión Industrial Argentina (UIA). Coincidieron en rechazar la política oficial de apertura de las importaciones por su impacto en el empleo doméstico y enviaron señales al Gobierno para apurar un eventual llamado a un gran acuerdo económico y social.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas