Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La muerte de un afroamericano revive la tensión racial en EE.UU.

Charlotte fue escenario de violentas protestas después del incidente en el que murió Keith Lamont; hubo 12 policías heridos

Jueves 22 de septiembre de 2016
0

CHARLOTTE, Carolina del Norte (AP).- Doce policías y numerosos manifestantes resultaron heridos en Charlotte, Carolina del Norte, en medio de las protestas que se produjeron el martes por la muerte de un afroamericano tras ser detenido por un oficial.

Los manifestantes se concentraron a última hora del martes en las afueras de Charlotte, donde horas antes fue abatido Keith Lamont Scott, de 43 años, portando pancartas en las que se podía leer: "La vida de los negros importa".

Una cadena local de noticias informó que la policía antidisturbios usó gas lacrimógeno durante las protestas, en las que varios vehículos policiales fueron atacados y dañados. Incluso un hipermercado Wal-Mart fue saqueado por manifestantes durante la noche, según las autoridades locales.

Un comunicado publicado por la policía señaló que los agentes estaban haciendo un registro en el barrio en busca de un sospechoso cuando Scott salió de un automóvil con un arma. Al acercarse los agentes volvió a meterse, pero salió de nuevo con el arma. "(Scott) representaba una amenaza inminente para los agentes, que dispararon su arma contra el sujeto", dijo la policía.

Sin embargo, los familiares de Scott, que murió luego en el hospital, afirmaron que la víctima no llevaba ningún arma cuando fue abatido, sino un libro. Según su hija, Scott estaba esperando a su hijo.

El policía responsable de la muerte, Brentley Vinson, fue suspendido ayer de sus funciones.

La alcaldesa de la ciudad, Jennifer Roberts, instó a la población a mantener la calma.

"La comunidad se merece respuestas y una investigación completa", escribió en Twitter. "Contactaré a los líderes de la comunidad para trabajar juntos."

Este crimen fue el último de una larga serie de ataques que movilizaron a la comunidad afroamericana desde el verano de 2014.

En numerosas partes de Estados Unidos hubo protestas por el uso desproporcionado de la violencia por parte de la policía contra la comunidad negra.

El caso de Michael Brown, un joven negro de 18 años abatido por un policía blanco en Ferguson, Missouri, en agosto de 2014, a pesar de estar desarmado y no representar ninguna amenaza, se convirtió en un caso emblemático de esos excesos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas