Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El petrolão hunde ahora a uno de los ministros más poderosos de Lula y Dilma

Mantega, titular de Economía en la gestión del PT, fue detenido durante algunas horas, acusado de corrupción

Viernes 23 de septiembre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
Mantega, ayer, al llegar a la sede de la policía, en San Pablo
Mantega, ayer, al llegar a la sede de la policía, en San Pablo. Foto: EFE / Fernando Bizerra

RÍO DE JANEIRO.- La presión judicial aumenta contra el Partido de los Trabajadores (PT) tras la destitución de Dilma Rousseff y el procesamiento de Luiz Inacio Lula da Silva. Ayer, el otrora poderoso ministro de Economía de estos dos ex presidentes, Guido Mantega, fue arrestado por unas horas en el marco de las investigaciones que buscan esclarecer los vínculos entre las empresas que integraron la red de sobornos en Petrobras y la agrupación política que gobernó Brasil en los últimos 13 años.

Por orden del juez federal Sergio Moro, que desde Curitiba lleva adelante el caso del petrolão, Mantega fue detenido de manera preventiva en San Pablo por la mañana, cuando acompañaba a su esposa -que padece cáncer- en una cirugía en el hospital Albert Einstein. Sin embargo, pocas horas más tarde, al enterarse de la delicada situación personal del ex ministro, el magistrado decidió dejarlo en libertad por el momento.

Unos 180 agentes de la policía federal fueron movilizados en esta nueva etapa de la operación Lava Jato, que incluyó siete detenciones en cinco estados y varios allanamientos, entre ellos en la casa de Mantega, donde los policías pensaban encontrarlo pero había dejado la vivienda pocos minutos antes en dirección al hospital.

Mantega, que fue ministro de Planificación de Lula entre 2003 y 2004, luego presidente del gigantesco Banco de Desarrollo Económico y Social (Bndes) entre 2004 y 2006, y titular de Economía desde 2006 hasta el final del primer gobierno de Dilma en 2014, está acusado de haber pedido en 2012 una "contribución partidaria" de 2,5 millones de dólares al empresario Eike Batista, dueño de la constructora naval OSX y hasta hace pocos años el hombre más rico de Brasil.

Fue el propio Batista quien en una declaración al Ministerio Público Federal reveló unos meses atrás que Mantega le había pedido el dinero para cancelar una deuda que el PT tenía entonces con el principal estratega de las campañas partidarias, el publicista João Santana, preso desde febrero pasado junto a su esposa y socia también por su involucramiento en el esquema del petrolão.

La "contribución" al PT había sido depositada en una cuenta de Santana no declarada en el exterior y escondida por OSX como un falso contrato con la empresa de marketing político del asesor petista.

En Curitiba, el fiscal Carlos dos Santos Lima explicó además que se investiga si un consorcio conformado por OSX con la constructora Mendes Junior obtuvo a cambio contratos con Petrobras para obras en unas plataformas petroleras.

"Ese consorcio ganó licitaciones en Petrobras sin ninguna capacitación para hacer esas construcciones. Hubo corrupción para que esas obras fueran adjudicadas", afirmó Dos Santos, que agregó que también se pagaron 2,3 millones de dólares a un "intermediario" del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), antiguo aliado principal del PT y agrupación a la que pertenece el actual presidente, Michel Temer.

Al enterarse del arresto de Mantega, el presidente del PT, Rui Falcão, condenó la detención y la calificó de "arbitraria, inhumana e innecesaria". También señaló que todas las operaciones financieras del partido fueron legales.

El PT, sin embargo, ya tiene tras las rejas por el petrolão a su ex tesorero João Vaccari Neto, así como al ex jefe de Gabinete de Lula, José Dirceu, y tuvo detenido por un tiempo al ex jefe de la bancada petista en el Senado Delcidio Amaral, luego devenido "arrepentido" y colaborador de la Justicia. Por declaraciones de Amaral, Lula fue procesado en julio por intento de obstrucción de la Justicia al presuntamente buscar comprar el silencio de otro "arrepentido"; a esa causa abierta se le sumó otra la semana pasada.

De campaña para apoyar a candidatos del PT para las elecciones municipales del 2 de octubre, Lula atribuyó la presión judicial contra él y la detención de Mantega al temor de la "élite económica y política" de Brasil de que el PT recupere espacios en los comicios. "Parece hasta que esta operación se llama «campaña a boca de urna». Se están acercando las elecciones y ellos vienen encima del PT", señaló.

Guido Mantega

Ex ministro de Economía brasileño

Profesión: economista

Edad: 67 años

Origen: Génova (Italia)

Lleva más de dos décadas en la arena política y fue una figura clave en tres de los cuatro mandatos consecutivos del PT Condujo el Ministerio de Economía entre 2006 y 2014, cuando asomaba la recesión en Brasil y Dilma decidió su reemplazo Ayer fue detenido por varias horas por el caso de corrupción en Petrobras

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas