Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La hora de la paz: las FARC ponen fin a medio siglo de lucha armada

Tras cuatro años de negociaciones, Timochenko y el presidente Santos firman hoy en Cartagena el pacto que desmoviliza a la guerrilla; 17 jefes de Estado de todo el mundo estarán presentes

Lunes 26 de septiembre de 2016
0
Un guerrillero abrazado por su madre camina con otros rebeldes por los Llanos del Yar, lugar de la cumbre de las FARC
Un guerrillero abrazado por su madre camina con otros rebeldes por los Llanos del Yar, lugar de la cumbre de las FARC. Foto: AP / Ricardo Mazalan

CARTAGENA.- Después de medio siglo de violencia, llegó la hora de la paz. Cartagena está lista para la firma final del acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que le permitirá al país poner fin al conflicto más antiguo de la región.

En un evento al que asistirán 17 jefes de Estado, rodeado de un inusual dispositivo de seguridad, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", suscribirán hoy el texto de 297 páginas que luego deberá ser refrendado en un plebiscito el próximo domingo.

Con el primer apretón de manos que se den Santos y Timochenko en suelo colombiano, el país iniciará una nueva etapa en la que las FARC defenderán sus ideales marxistas desde la política y no con acciones armadas en la selva.

La histórica jornada se iniciará con un desayuno en el que Santos se reunirá con las fuerzas armadas para agradecerles por su labor en estos 52 años de conflicto. Posteriormente el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, oficiará una misa.

Tras el almuerzo que ofrecerá Santos a los 17 jefes de Estado, 25 cancilleres y más de diez directores de organismos multilaterales invitados, tendrá lugar la ceremonia principal.

Será a partir de las 17 (las 19 de la Argentina) en el Centro de Convenciones de Cartagena. Allí asistirán unos 2500 invitados, cuyas ubicaciones en la platea se determinarán por sorteo, como símbolo de reconciliación.

En el acto central, que durará unos 70 minutos, habrá un homenaje a las víctimas y luego se hará la firma formal del acuerdo de paz, rubricado el pasado 24 de agosto por el gobierno y las FARC en La Habana.

Será el cierre de un capítulo abierto en 2012 en Noruega, donde empezaron las negociaciones de paz, que después prosiguieron en Cuba. Ambos países actuaron como garantes, en tanto que Chile y Venezuela lo hicieron como acompañantes.

Todos ellos estarán representados hoy por sus presidentes, Raúl Castro, Michelle Bachelet y Nicolás Maduro, mientras que por Noruega asistirá su canciller, Borge Brende.

También habrá 120 representantes de la guerrilla que, tras una semana de deliberaciones, el pasado viernes dieron su "respaldo unánime" al acuerdo, así como al fin de su lucha armada y la transformación en movimiento político.

Santos y Timochenko llegaron anteayer a esta ciudad caribeña, cuyo centro es conocido como "la ciudad amurallada" y que hoy estará custodiada por cielo, mar y tierra.

Habrá más de 4000 efectivos de seguridad y 23 aeronaves de la fuerza aérea. Del dispositivo de vigilancia también forman parte cuatro buques de la Fuerza Naval del Caribe y 10 unidades de guardacostas, así como buzos tácticos, que se encargarán de custodiar la bahía de Cartagena. Asimismo, en la ciudad estarán prohibidos el uso de motocicletas, las manifestaciones y la venta y el consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos.

El acuerdo de paz provocó divisiones entre los colombianos, ya que muchos se oponen a que los líderes de las FARC, acusados de haber cometido asesinatos, masacres, secuestros y abusos sexuales, entre otros delitos, tengan la posibilidad de ocupar cargos políticos.

Sin embargo, el pacto establece que los jefes guerrilleros deberán confesar todos sus crímenes ante un tribunal especial y tener una pena privativa de la libertad de hasta ocho años, antes de poder desempeñar funciones políticas.

La firma del acuerdo de paz abrirá paso a un plebiscito el domingo próximo, en el cual los colombianos votarán si respaldan o no el acuerdo.Para que el documento sea refrendado se necesitan poco más de 4,5 millones de votos de los 35 millones de ciudadanos aptos para sufragar.

Las últimas encuestas indican que un 54% de los colombianos está a favor del acuerdo, frente a un 34% que se opone. El 12% de los consultados desconocía el tema o se abstuvo de responder, según un estudio realizado la semana pasada por la firma Cifras y Conceptos.

En caso de que la consulta tenga resultado positivo, los cerca de 8000 efectivos de las FARC deberán empezar a concentrarse en 27 zonas del país ya definidas durante 180 días, lapso durante el cual deberán entregar sus armas a la ONU.

El acuerdo consta de cinco puntos que recogen las transformaciones que el país necesita para superar las causas del conflicto armado. Entre ellos se contemplan el combate contra el narcotráfico, el acceso y uso de la tierra a través de una política de desarrollo agrario integral, así como la participación política de las FARC.

Se prevé que el partido que surja de las FARC participará en los próximos comicios para tener representación -con voz, pero sin voto- en el Parlamento.

Se cree que la reconciliación entre los colombianos será muy compleja, tras un enfrentamiento que dejó más de 220.000 muertos, 25.000 desaparecidos y cinco millones de campesinos desplazados desde el inicio del conflicto, en 1964.

En los últimos 15 años el ejército colombiano, apoyado por el gobierno de Estados Unidos, desató una ofensiva que diezmó las tropas del movimiento insurgente y provocó el repliegue de sus combatientes sin lograr derrotarlos, lo que llevó finalmente a las partes a sentarse a una mesa de diálogo.

Con la firma del acuerdo final hoy, se extinguirá el movimiento armado más antiguo de América latina. Sólo quedará activo el otro grupo guerrillero más pequeño, el Ejército de Liberación Nacional, con el que el gobierno también planea conversar para alcanzar una paz completa. En una muestra de buena voluntad, esa guerrilla anunció un alto el fuego durante el plebiscito.

Las claves del acuerdo

Reforma rural integral

Busca la transformación rural para cerrar las brechas entre el campo y la ciudad. El gobierno creará un fondo de tierras de distribución gratuita

Alto el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo

Incluye el cese de las acciones ofensivas y el compromiso de las FARC de abandonar su lucha armada. Este punto también incluye garantías de seguridad para los ex guerrilleros

Narcotráfico

Busca una nueva visión que dé un tratamiento distinto al fenómeno del consumo, al problema de los cultivos de uso ilícito y a la criminalidad asociada al narcotráfico

Víctimas

Busca el resarcimiento de las personas afectadas por el conflicto armado. Este punto crea el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición

Mecanismos de implementación y verificación

Se crea una comisión de implementación, seguimiento y verificación del acuerdo de paz y de resolución de diferencias, integrada por representantes del gobierno y de las FARC

Participación de los ex guerrilleros en política

Busca ampliar el sistema democrático para permitir que surjan nuevas fuerzas políticas, con garantías para la oposición

El saldo de medio siglo

8.000.000

De personas sufrieron de alguna manera a las FARC

5.712.506

Desplazamientos forzados

27.023

Secuestrados

16.340

Asesinatos selectivos

1982

Masacres

220.000

Asesinatos documentados

25.007

Desaparecidos

6421

Reclutamientos forzados

1754

Víctimas de violencia sexual

Agencias AP, DPA, EFE y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas