Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Promesa cumplida

Con una ayudita de los lectores, ampliamos el circuito de cariátides

Viernes 23 de abril de 1999

El fin de semana último recorrimos la ciudad siguiendo las pistas que los lectores nos habían proporcionado, en las últimas semanas, sobre cariátides que no habían sido mencionadas en un artículo aparecido el 19 de febrero en estas páginas. La respuesta fue generosa y nos encontramos con que teníamos a disposición doce nuevos edificios con ejemplares para estudiar.

Tenemos que confesar que de esa docena sólo cinco poseen cariátides. (Recordamos: este nombre se aplica a las columnas, pilastras o ménsulas con figura femenina de cuerpo entero o busto; si tienen aspecto masculino, se llaman atlantes. En sentido estricto, funcionan como soporte de alguna estructura arquitectónica -balcones, cornisas, etc.-, pero también existen ejemplares puramente ornamentales).

Agradecemos a Jennifer C. de Geddes, Ilda H. Arditte de Daiban y Elena Politis, amantes de la arquitectura porteña que también respondieron a nuestro pedido. (Elena incluso envió una pintura de su autoría). A la lista que ofrecimos en el primer artículo agregamos cinco nuevos edificios, que suman en total 24, con nada menos que 86 cariátides. Aquí va la lista propuesta por Via Libre y, al final, la de los lectores.

Av. Belgrano 601. Un atlante art déco
Av. Belgrano 601. Un atlante art déco.

Cine Grand Splendid (Av. Santa Fe 1860).

Colegio Carlos Pellegrini (Marcelo T. de Alvear 1851).

Palacio Pizzurno (Rodríguez Peña entre Marcelo T. de Alvear y Paraguay).

Casa de rentas (Av. Santa Fe 1355).

Teatro Colón (Libertad 651).

Casa de rentas (Esmeralda 455).

Casa de rentas (Viamonte 744-748).

Casa de rentas (Viamonte 740).

Rectorado de la UBA (Viamonte 430).

Banco Central, ex Hipotecario (San Martín 265/Reconquista 266).

Pasaje Güemes (San Martín 154).

Edificio Otto Wolf (Av. Belgrano 601).

Casa de rentas (Bolívar 911).

Casa de rentas (Av. de Mayo 650).

Casa de rentas (Av. de Mayo 984).

Hotel París (Av. de Mayo 1199).

Congreso Nacional (Entre Ríos, Rivadavia, Combate de los Pozos, H. Yrigoyen).

Casa de rentas (Rivadavia 1906-1916).

Casa de rentas (Pichincha 768-774).

Casa particular (Superí 1466). Diseñado por el ingeniero F. Garófalo en 1926, este edificio de estilo neocolonial relativamente tardío cuenta con un pequeño atlante decorativo, que forma parte de una ménsula ubicada en la planta baja y rematada por una cabeza de león. Otros detalles de la casa: una gárgola sobre la medianera, un tondo con un guerrero español, un escudo de armas y un friso con pequeñas figuras.

Edificio Antonio Pini (Diagonal Norte 875-893). En la esquina triangular que se forma en la unión con la calle Sarmiento, aparecen dos gigantescas águilas, de volúmenes simples y detalles geométricos, con función de ménsulas.

Casa de rentas (Libertad 1202). En esta esquina se levanta un edificio academicista proyectado por el arquitecto Carlos Savigliano en 1925. Como sosteniendo el peso de la construcción sobre la ochava, dos atlantes salidos del mismo molde -diferenciados sólo por la barba que el escultor agregó a uno de ellos- se yerguen con todo su cuerpo y flanquean tres ventanas con balcón francés.

Casa de rentas (Av. Rivadavia 3216-3236). Ejemplo del eclecticismo de Virginio Colombo, arquitecto milanés que llegó a la Argentina en 1906 para decorar el edificio de Tribunales -diseñado por Norbert Maillart- y terminó siendo uno de los principales exponentes del art nouveau porteño. El edificio se emparenta con el Palacio de Justicia en algunos detalles romanos, pero combina también elementos góticos, del renacimiento toscano y el floreale de fines del siglo XIX. Cuatro de los ocho leones-ménsulas que sostenían los balcones del segundo piso fueron eliminados. La delicadeza y el barroquismo de estas figuras arman un contrapunto con los pavos reales que ador nan los balcones del primer piso.

Casa de rentas (Av. Corrientes 2558). Otra obra de Colombo, con un estilo muy próximo al edificio antes citado, posee cuatro ejemplares de cariátides que se cuentan entre los mejores de este tipo por su resolución plástica. Desde la calle es casi imposible verlas, pero para consuelo de los curiosos, hay copias en madera en el vestíbulo. Olga Posniak, autora de la foto que publicamos hace tres semanas, captó dos de las cuatro cariátides en toda su apostura, desde un edificio situado frente al de Colombo. Gracias a ella, pudimos ver lo que la calle se guarda celosamente.

Te puede interesar