Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El camarista Freiler, más cercado por la Justicia y el Consejo

Un fiscal demandó 14 medidas de prueba y la Magistratura pidió que justifique su patrimonio

Sábado 08 de octubre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
La propiedad de 1200 m2, adquirida por el juez en OlivoS
La propiedad de 1200 m2, adquirida por el juez en OlivoS. Foto: Archivo

Su caserón blanco frente a la residencia presidencial de Olivos no sólo expone el crecimiento patrimonial del camarista federal Eduardo Freiler ante la opinión pública. La Justicia avanza en una causa que lo investiga por enriquecimiento ilícito y, además, el Consejo de la Magistratura dio esta semana los primeros pasos de un proceso que -sostienen desde el Gobierno- podría desplazar al magistrado antes de fin de año.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó ayer que aquellos jueces y camaristas "que hayan tenido un crecimiento llamativo [de sus bienes] deberán explicarlo". Y remarcó que "el Consejo de la Magistratura, que tiene investigaciones abiertas por este tema, tiene que tomar cartas en el asunto".

Después de que LA NACION publicara ayer su declaración jurada, en el Gobierno consideraron que el crecimiento patrimonial de Freiler es "escandaloso" y decidieron acelerar los plazos, con el objetivo de que el camarista sea desplazado antes de fin de año. En diciembre -aseguran- estarían en condiciones de impulsar su juicio político en el Consejo de la Magistratura. El diputado oficialista Pablo Tonelli, consejero a cargo de la investigación, notificó esta semana a Freiler para que entregue las pruebas -cuenta con 20 días hábiles- que justifiquen su llamativa acumulación de bienes. Sobre la base de la denuncia del abogado Ricardo Monner Sans, la acusación se enfocará en la adquisición de su mansión de 1200 m2 en Olivos, confiaron fuentes oficiales a LA NACION.

Una vez que el magistrado aporte la documentación, Tonelli deberá reunir las pruebas necesarias para promover el juicio político. En el Gobierno descartan que no habrá inconvenientes para conseguir el consenso necesario dentro del Consejo que permita iniciar el proceso, ya que "distintos sectores en la Justicia" consideran que el caso de Freiler salpica la credibilidad de la institución. "Hasta los propios jueces ya le dan la espalda", alegaron.

LA NACION reveló el 30 de agosto de 2015 que Freiler había comprado una casa de 1200 m2 frente a la quinta presidencial de Olivos, por $ 2,8 millones. El precio de mercado para casas similares en esa zona, sin embargo, supera el millón de dólares, según averiguó LA NACION en ese momento.

Freiler declaró en 2015 un patrimonio total de $ 5,3 millones. En los últimos tres años, tras divorciarse, incorporó a su patrimonio -además de la casa- un departamento en Pinamar, un lote de 4000 metros cuadrados en Necochea, una coupé Mercedes-Benz C250, una camioneta Ecosport, otros dos autos antiguos de colección, un yate y una moto de agua. Casi todo financiado con fondos propios.

Su patrimonio se completa con un departamento en Necochea, 22 hectáreas en Villa Garibaldi -en las afueras de La Plata-, un velero Tripton de 24 pies, dos Mercedes Benz de colección, 13 caballos, 36 vacas y dinero por $ 200.000. ¿Cuál es el sueldo de Freiler? Según lo declarado, su único ingreso es su salario como miembro de la Sala I de la Cámara Federal, que es de $ 85.000 por mes.

Nacido y criado en Necochea, Freiler no proviene de una familia rica. Su padre trabajó como empleado en el Ministerio de Obras Públicas bonaerense, mientras que su madre siempre se ocupó de las tareas de la casa. Pero con un sueldo de $ 85.000 por mes -y más de dos décadas como fiscal y camarista- acumuló un patrimonio importante.

Freiler fue protagonista de algunas de las decisiones más polémicas de los últimos tiempos, como el apartamiento del juez federal Claudio Bonadio de la causa Hotesur o el rechazo a reabrir la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner.

La causa judicial

La investigación judicial en Comodoro Py también avanza. El fiscal federal Ramiro González pidió 14 medidas de prueba para determinar la existencia de más propiedades en distintos lugares del país, nuevos yates, sociedades y emprendimientos turísticos que pertenecerían a Freiler, pero que el magistrado no habría informado en sus declaraciones juradas.

La causa ya transitó un largo derrotero. El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi -a instancias del fiscal González- sobreseyó el año pasado a Freiler en un expediente que investigaba la compra de su casa en Olivos. Un denunciante aportó nuevas pruebas del supuesto enriquecimiento ilícito del camarista y la causa fue reabierta. Ahora, el juez federal Sebastián Ramos tiene la causa, cuya instrucción fue delegada al fiscal.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas