Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Palermo renueva actores... de a poco

Con las clasificaciones de Cría Yatay y La Irenita aparecerán algunos novatos; el Chapaleufú de Ruso y Pepe Heguy se quedó al margen

Martes 11 de octubre de 2016
0
Foto: Gentileza Matías Callejo

"¡Ganamos el Abierto!", repetía casi gritando, chocha de la vida, una señora en los palenques del tablero de la cancha 1 de Palermo. Sus allegados, polistas de Cría Yatay, acababan de clasificarse para el Abierto, no de ganarlo. Pero para Cristián e Ignacio Laprida, Joaquín Pittaluga y Lucas James entrar al torneo por mérito propio, a pulmón, es como para La Dolfina salir campeón.

Lo lograron incluso con una derrota, por 12-11, contra el Chapaleufú de Eduardo y Alberto (h.) Heguy, quienes más veces protagonizaron ese Abierto en la historia y del cual, a los 50 y 49 años, respectivamente, quedaron al margen por segunda ocasión en sus 31 años de elite.

En la otra cancha, la alegría fue de La Irenita, que con un previsible 13-8 a Las Rosas se desquitó de varios intentos fallidos y accedió al Argentino Abierto y al de Hurlingham, que empezará el próximo martes. Como tienen un mismo handicap (29), el equipo liderado por Matías Mac Donough y Cría Yatay dependerán de un sorteo para determinar cuál irá a la zona de La Dolfina y cuál a la de Ellerstina en esos certámenes.

"Es increíble, único. De lo mejor que me pasó como polista", festejó Cristián Laprida, hijo de un homónimo que fue compañero de Ruso y Pepe Heguy a principios de los años noventas. Magoo, ex jugador de La Aguada-Las Monjitas y de Alegría, ya participó varias veces en el Argentino, pero ganarse un lugar en el campeonato máximo del mundo no por ser invitado por una organización sino como cabeza de un equipo y con más esfuerzo, tiene otro sabor. Y más junto a un hermano.

Iñaki Laprida también había jugado Palermo y Hurlingham. Pittaluga había debutado como suplente en Indios Chapaleufú II. junto a... los Heguy. Lucas James fue protagonista en varias ocasiones de los dos torneos más grandes, pero esta vez no lo será, pues ya tenía el compromiso de disputar la Copa Cámara de Diputados (su relevo no está definido). Y en La Irenita actúa otro experimentado, Matías Mac Donough (44 años). O sea que de los ocho polistas que consiguieron su clasificación, apenas tres debutarán de forma asboluta en el Argentino. Un signo de que la renovación en el alto handicap es muy paulatina.

En parte porque no hay muchos jóvenes bien organizados y ambiciosos en el plano amateur como disputar su espacio en la Triple Corona. Y en parte porque grandes jugadores veteranos, como los Heguy, tienen calidad y son fanáticos del polo en general y de Palermo en particular. "Jugamos bien, ganamos prácticas contra equipos que ya estaban en el Abierto... Tuvimos mala suerte", aludió Eduardo a la lesión de Rodrigo Ribeiro de Andrade (ver aparte). "Pero tendríamos que haber ganado. No sé qué haré ahora; no tenía un plan B. Para 2017 falta. Colgaré el taco cuando no me sienta competitivo", expresó el back que, como Pepe, intervino 30 veces en el Argentino. Si habrá una 31ª está por verse. Por ahora, no hay tantos jóvenes que les pongan obstáculos.

Una tarde como para espiar el futuro

Este martes se definirán en Palermo el Argentino Abierto Juvenil y el Intercolegial. La final del primero será a las 12, entre La Mancha (22 goles) y Tortugas (21), y la de la copa Santa Paula será a las 14, entre Moorlands A (11) y Las Cañuelas (8).

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas