Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Niños en las redes: no es buena idea

Domingo 16 de octubre de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Escribo esta columna como si fueran "preguntas frecuentes" (FAQ) sobre el uso de redes sociales por parte de los chicos.

-¿Es bueno que los niños menores de 14 tengan redes sociales ?

-Definitivamente no. El acceso está restringido en los términos y condiciones de las redes y servicios más populares. Los niños no tienen la maduración para evaluar las consecuencias de sus publicaciones ni para conducir las emociones que despiertan las amistades en las redes.

-¿Qué puede pasar de malo?

-Las redes naturalmente estimulan en los niños (y en los adultos) el desarrollo de conductas de "oversharing" (compartir compulsivamente contenidos personales), lo que rompe su identidad privada y los expone a consideraciones inadecuadas de los otros. Un niño en las redes pierde rápidamente el control de su imagen social. Al publicar, los niños pueden creer estar expresando algo que puede ser interpretado de otra manera por los demás.

-Los chicos sólo conversan y publican "fotitos" en las redes. ¿Eso es malo?

-Las redes sociales producen infinidad de notificaciones y tienden a multiplicarse cuando se usan con más profundidad. Una "fotito" que tenga 10 "likes" producirá 10 notificaciones. Las notificaciones son el elemento esencial del que surgen interrupciones en el fluir de la concentración, lo que crea una cadena de momentos breves interrumpidos por nuevas notificaciones. Las notificaciones destruyen los cimientos de la atención y el pensamiento continuo.

-¿Por qué dicen que las redes producen adicción?

-Existen estudios que establecieron que los "me gusta" en las redes sociales producen en muchos usuarios la liberación de dopamina, una sustancia que en nuestro cerebro produce bienestar y satisfacción. Al parecer, esto induce a muchos usuarios jóvenes y niños a "postear" cada vez más, buscando incrementar su reconocimiento. Cuando sus contenidos no alcanzan el interés de los demás, cuando no obtienen los "me gusta", se deprimen. Las redes son adictivas.

-¿Cómo hago para postergar que mi hijo tenga Facebook si todos sus compañeros lo tienen?

-Es muy difícil. Lamentablemente, es más frecuente que los niños tengan redes sociales que que no las tengan. Se trata de un error colectivo tolerado por la ilusión de estar en lo correcto que produce la simultaneidad. Pero las redes sociales son riesgosas, negativas y hasta tóxicas para los chicos.

-¿Qué riesgos existen?

-Las redes son difíciles de controlar. No hay manera fehaciente de saber qué clase de contenidos trafican los chicos, quién les envía qué, y muchos menos los nocivos efectos transparentes que pueden estar viviendo, como la desaprobación de sus compañeros, la exclusión, la burla, la estigmatización, la propagación de secretos, la captura y difusión de lo privado. Además, un niño en redes sociales puede ser abordado con facilidad por extraños.

-Después de los 14 años que establecen los Términos y Condiciones, ¿terminan estos peligros?

-No. Después de los 14 los peligros se acrecientan dramáticamente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas