Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En la Bienal de Venecia, Claudia Fontes aludirá a los explotados en la conquista

El pabellón argentino será ocupado el año próximo con la instalación El problema del caballo

SEGUIR
LA NACION
Viernes 14 de octubre de 2016 • 10:10
Claudia Fontes
Claudia Fontes.
0

El misterio llegó a su fin. El proyecto propuesto por Claudia Fontes para representar a la Argentina en la 57ª Bienal de Venecia permaneció en secreto hasta hoy, cuando la artista habló sobre El problema del caballo. Así se titulará la instalación que montará el año próximo en el pabellón nacional, una antigua fábrica de armas, donde un caballo de cinco metros de alto creado por ella evocará a los explotados durante la conquista de América.

"El caballo es el símbolo de cómo hemos fallado como especie", dijo esta artista nacida en Buenos Aires en 1964, criada en Haedo y radicada en Brighton desde 2002, durante una conferencia de prensa que ofreció en el Palacio San Martín. La acompañaban Mauricio Wainrot, director general de Asuntos Culturales de la Cancillería; Andrés Duprat, curador del envío, y el embajador Pedro Raúl Villagra Delgado.

"Va a ser una obra muy escenográfica, seguramente la más fotografiada de la bienal. Y a mí me interesa que se hable de la Argentina", dijo Wainrot sobre el caballo blanco que ocupará casi todo el espacio. Como si estuviera atrapado en un establo, el animal se mostrará escoltado por dos personajes inspirados en la pintura La vuelta del malón, de Ángel Della Valle, que alude a la conquista del desierto.

Pedro Raúl Villagra Delgado, Claudia Fontes, Andrés Duprat y Mauricio Wainrot en la conferencia de prensa de hoy
Pedro Raúl Villagra Delgado, Claudia Fontes, Andrés Duprat y Mauricio Wainrot en la conferencia de prensa de hoy.

"El caballo suele asociarse con la virilidad del héroe. Pero acá se presentará atrapado en la sala, en una condición vulnerable. Me puse en el lugar del que no eligió estar en la conquista. El visitante tendrá la sensación de que ha entrado en una escena íntima", adelantó Fontes a La Nación. Defensora de "un modo de convivencia inclusivo, en el que nadie pierda", agregó que "lo que se está viviendo en el mundo es una gran batalla hormonal".

El trabajo de Fontes se caracteriza por impulsar redes colaborativas de artistas, y por la unión performática entre arte, historia y naturaleza. Siguiendo esa línea, los animales serán protagonistas tanto en la Bienal de Venecia como en la acción que realizará la semana próxima en el Parque de la Memoria. Allí se emplaza su obra más conocida, Reconstrucción del retrato de Pablo Míguez, escultura instalada en el Río de La Plata. Fontes reconstruyó esa imagen a partir de un arduo trabajo de investigación, ya que sólo contaba con una foto carnet del joven desaparecido durante la dictadura.

Destinada a un registro fílmico que se realizará con un dron, la acción que realizará en los próximos días sólo será accesible a invitados especiales y a sus protagonistas: 500 estudiantes de la misma edad que tenía Pablo Míguez cuando desapareció fueron convocados para formar un movimiento que imite las reglas de coordinación que siguen las aves en vuelo.

En la Bienal de Venecia, el proyecto de Fontes cuestionará nada menos que el significado de lo que es una representación nacional en una muestra que aspira a ser universal. "La idea de perpetuar una idea de nación me parece bastante absurda en un momento en que estamos mutando hacia otra manera de nombrar las cosas, a otro paradigma", dijo la artista ayer, rodeada de funcionarios y del comité de selección que eligió su propuesta. Presidido por Wainrot, dicho comité fue integrado por Duprat y los curadores de envíos anteriores: Rodrigo Alonso, Mercedes Casanegra, Fernando Farina, Fabián Lebenglik, Adriana Rosenberg, Américo Castilla, María Teresa Constantín e Inés Katzenstein.

"Viva Arte Viva" es el lema de la próxima edición de la bienal, que se realizará desde el 13 de mayo y el 26 de noviembre de 2017. La curadora general es Christine Macel, jefa de curadores del Museo Nacional de Arte Moderno francés, el Centro Pompidou.

Listening, una de las obras de Fontes que llamaron la atención en ARCO
Listening, una de las obras de Fontes que llamaron la atención en ARCO.

La elección de Fontes como represente de la Argentina en Venecia fue muy bien recibida en el ambiente artístico local. Sus obras fueron exhibidas en prestigiosos espacios como la feria londinense Frieze (2011) y la Documenta 13 en Kassel (2012) e integran las colecciones del Malba-Fundación Costantini, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, el Castagnino+Macro en Rosario y colecciones privadas en América Latina, Estados Unidos y Europa. Recibió becas de posgrado en el Taller de Barracas y en la Rijksakademie van beeldende kunsten en Ámsterdam. En la última edición de ARCO, en febrero de este año, cosechó muchos elogios con las pequeñas esculturas realizadas en cerámica exhibidas en la galería Ignacio Liprandi.

En la Argentina Fontes impulsó Trama, plataforma cooperativa que se convirtió en una importante referencia para la autogestión artística, y en Gran Bretaña dirige The Appreciation Society, una compañía sin fines de lucro que promueve proyectos artísticos colectivos. También trabajó con organizaciones de artistas en América Central y África, en la investigación de metodologías innovadoras para medir el impacto de las artes y la cultura en el desarrollo social. Actualmente trabaja en un proyecto en el Chaco salteño, junto con Guadalupe Miles.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas